Inicio Falta de voluntad de donantes agudiza lucha mundial vs Sida

Falta de voluntad de donantes agudiza lucha mundial vs Sida

Por la Redacción

El Fondo Global para la lucha contra el Sida ha demostrado su efectividad para financiar programas en más de 129 países desde su creación en 2002, destaca la organización Ayuda en Acción, que ha estado presente en la XV Conferencia Internacional sobre Sida que concluyó aquí la semana pasada. Pero su eficacia puede verse reducida por la falta de voluntad de los grandes donantes. Las principales críticas se dirigen a Estados Unidos.

El dato de 38 millones de personas afectadas por esta enfermedad, de las cuales el 48 por ciento son mujeres, no fue suficiente para lograr que los países más ricos aporten suficientes recursos al Fondo.

Diego Postigo, coordinador de Campañas de Ayuda en Acción, sostiene que los 200 millones de dólares anuales que en la actualidad aporta la administración del presidente George Bush es insuficiente para hacer frente a una emergencia de la envergadura del sida.

El último día de la Conferencia -que congregó a 70 mil personas de 170 países-, se caracterizó por el cruce de acusaciones entre Estados Unidos y la Unión Europea (UE), sobre quién aportaba más al Fondo Global.

Mientras que los representantes estadounidenses afirmaban que sus esfuerzos financieros en 2004 representaban casi el doble que los del conjunto de los otros gobiernos.

La representante europea Lieve Fransen respondía que la UE de los 25 estaba detrás del 60 por ciento de la financiación del Fondo Mundial. El resultado es que el Fondo no recibirá dinero suficiente para la dura lucha contra la pandemia.

El presidente Bush prometió en 2002 otorgar 15 mil millones de dólares en cinco años, pero el enfoque estadounidense es muy criticado por el resto del mundo por su bilateralismo y porque beneficia sólo a un grupo de países seleccionados por Washington. Además, estos fondos estadounidenses sólo comenzaron a ser desbloqueados, lenta y tardíamente en febrero de 2004.

La UE prometió 900 millones de dólares al Fondo Mundial contra el Sida, la Tuberculosis y el Paludismo, frente a los 547 millones de Estados Unidos. El secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan, había pedido al principio de la Conferencia a Europa y Estados Unidos que aumentaran cada uno de ellos su contribución al Fondo Mundial a mil millones de dólares anuales.

ASPECTOS SOBRESALIENTES

El principal aspecto positivo de la Conferencia Mundial fue los avances que los científicos dieron a conocer en el campo de la prevención de la transmisión del virus. Es el caso de los microbicidas, un método cuya aplicación puede controlar la mujer y que permitirá, cuando estén desarrollados en un periodo de cinco a siete años, que las mujeres puedan protegerse así mismas.

Ayuda en Acción destaca que los microbicidas es un producto prometedor, “ya que, según han determinado estudios con modelos informáticos presentados en Bangkok, el uso en 73 países pobres de un microbicida con un 60 por ciento de eficacia evitaría 2.5 millones de casos de VIH aunque sólo lo utilizaran el 20 por ciento de las mujeres”.

Esta organización también destaca las iniciativas de cooperación entre países como es el acuerdo para la producción de genéricos a gran escala alcanzado por Brasil, China, Tailandia, Rusia, Ucrania y Nigeria. Los tres primeros son grandes productores de antirretrovirales genéricos por lo que se espera que a través de este acuerdo, el coste de los tratamientos puede descender hasta un 80 por ciento.

En ningún lugar del mundo la feminización de la pandemia por VIH/Sida es más evidente que en el continente africano y específicamente en la región subsahariana, en donde 57 por ciento de los adultos infectados son mujeres y el 75 por ciento de los jóvenes portadores son muchachas, informa el Programa Conjunto de Naciones Unidas contra el Sida, ONUSIDA.

El Informe dado a conocer en Paris, Francia, señala que hay 38 millones de personas infectadas y que, mientras a comienzos de los 80, cuando apareció el VIH/Sida los hombres eran la población más afectada, en la actualidad son mujeres quienes han visto multiplicada su cifra pasando a 12 infectadas por cada 10 varones en 2002.

El contraste es aún más severo entre la juventud cuyas edades van de 15 a 24 años ya que, en Sudáfrica, país que cuenta con 4.8 millones de infectados, hay 20 mujeres portadoras por cada 10 varones. En el caso de Kenya y Mali las proporciones se disparan hasta 45 mujeres infectadas por cada 10 hombres.

2004/GV/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más