Inicio » Falta que científicas ocupen más cargos de decisión

Falta que científicas ocupen más cargos de decisión

Por Anaiz Zamora Márquez

La ausencia de mujeres dentro de los consejos de asociaciones científicas deriva en que menos académicas e investigadoras sean invitadas como ponentes a congresos y simposios, lo que a su vez impide su desarrollo y permanencia en el ámbito de la ciencia.

Así lo reveló un estudio realizado por Arturo Casadevall,  investigador del Colegio de Medicina Albert Einstein de la Universidad de Yeshiva, en Nueva York, que reveló la relación entre la presencia de mujeres en los consejos directivos de ciencia y la participación femenina en simposios y congresos científicos.
 
El estudio “La presencia de mujeres convocantes correlacionada con una proporción más alta de mujeres ponente en los simposios científicos” –actualmente disponible sólo en inglés– resalta que la proporción femenina en el ámbito científico ha crecido considerablemente, pero ellas permanecen en los rangos menores y un menor porcentaje llega a los puestos representativos y de toma de decisión.

Publicado en la revista electrónica MBio, el estudio analiza 460 simposios con más de mil 800 ponentes para identificar qué implicaciones tiene que las mujeres no lleguen a puestos de mando en el mundo de la ciencia.
 
Al analizar 216 sesiones entre 2011 y 2013 de la Asamblea General de la Asociación Americana de Microbiología –con sede en Estados Unidos–, se identificó que 104 fueron organizadas sólo por hombres, en 112 participó al menos una mujer en su gestión, y sólo dos fueron organizadas totalmente por científicas.
 
En el análisis se detectó que en las sesiones organizadas sólo por varones la representación de mujeres ponentes fue de entre 22 y 24 por ciento. En cambio, en las sesiones donde al menos una mujer participó en la organización la presencia de ponentes femeninas ascendió hasta en 46 por ciento.

Lo que indica, de acuerdo con el autor del estudio, que la inclusión de al menos una mujer en los consejos de decisión incrementó en 72 por ciento la presencia de ponentes femeninas en comparación con las decisiones que fueron tomadas sólo por varones.

El autor destaca que la participación en reuniones como ponentes o conferencistas es un factor importante para el desarrollo y reconocimiento académico.
 
Además de que uno de los puntos que pueden influir en el desarrollo y permanencia de las mujeres en la ciencia es su participación en congresos, foros y simposios, pues les proveen beneficios individuales como conocer lo que se hace en el ámbito científico, hasta contactar con colegas para colaborar en proyectos de desarrollo o investigación.
 
Por lo anterior –se indica en el estudio– se vuelve indispensable incluir a más mujeres no sólo en el ámbito de la investigación y la ciencia, sino en la toma decisiones de esta área.

Aunque  no abunda en el tema, Casadevall considera que la débil representación de las mujeres puede ser consecuencia de la discriminación con base en estereotipos de género, o las dificultades que ellas afrontan para combinar el desarrollo académico con la vida familiar.

14/AZM/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: