Inicio Faltan avances concretos en Chihuahua

Faltan avances concretos en Chihuahua

Por la Redacción

“Siguen siendo muchos los retos que enfrentan tanto el estado de Chihuahua como las autoridades federales, particularmente con respecto a los asesinatos de mujeres y niñas en la ciudad de Chihuahua”, dijo la secretaria general de Amnistía Internacional, Irene Khan, al finalizar la reunión con el gobernador de Chihuahua José Reyes Baeza y la procuradora Patricia González

“A pesar de las iniciativas del gobierno federal y el cambio de actitud positiva por parte de las autoridades estatales, los asesinatos de más de 20 mujeres en Ciudad Juárez y Chihuahua en los últimos seis meses son muestra de que las autoridades deben replantear sus antiguas estrategias con miras a que exista verdadera seguridad y justicia para las mujeres del estado”.

“Antes de reunirme con el gobernador Reyes Baeza, decenas de familiares y madres de las víctimas compartieron conmigo sus historias de lucha contra la impunidad. Una madre me dijo que están buscando que se haga justicia por las hijas que ya no están con ellas y por la seguridad de las que permanecen aquí”.

La intervención de la Fiscal Especial para Ciudad Juárez es un paso claro en la dirección correcta, pero el impacto que ha tenido es muy limitado. La falta de avances concretos en los 24 casos que se encuentran bajo la jurisdicción federal y la insuficiencia en la atención a las desapariciones y asesinatos de mujeres en la ciudad de Chihuahua causan honda preocupación, aseguró Irene Khan en su segunda visita al país desde el 2003.

La Comisión Federal Especial que trabajaba bajo la dirección de Guadalupe Morfín ha realizado una labor positiva con relación a los familiares de las víctimas y ha coordinado iniciativas federales y locales para tratar la problemática social en la que se encuentran algunas zonas marginales de Ciudad Juárez. Sin embargo, las restricciones establecidas bajo el régimen jurídico de la Comisión han limitado la eficacia de su papel dentro el establecimiento de la verdad y la justicia.

Es también de crucial importancia que la Comisión integre ahora a la ciudad de Chihuahua dentro de sus labores.

A nivel local, el cambio de gobierno aunado al proyecto emprendido por el Equipo Argentino de Antropología Forense para la identificación de cuerpos, parece haber traído nueva esperanza a los familiares de las víctimas.

“El trato recibido por las familias por parte de las nuevas autoridades se compara favorablemente con el del pasado régimen, pero esto se debe acompañar por avances concretos si su trabajo ha de tener el impacto necesario. El gobierno debe reconstruir la confianza de las familias, tomar medidas para poner fin al hostigamiento del que los familiares son víctimas y asegurarse de que se revisen a fondo los casos de confesiones obtenidas bajo tortura”.

La revisión parcial de algunos casos continúa, pero el proceso todavía es una revisión de casos de archivo y no una investigación completa que a la vez contemple el aspecto de género de los crímenes. Tras la identificación de 130 funcionarios locales como posibles responsables de actos criminales o de negligencia, éstos no han sido procesados.

“El desafío principal para las autoridades federales y estatales es poner en práctica una estrategia más completa y mejorar su coordinación para ocuparse de los centenares de casos conocidos hasta la fecha. Hasta que se enfrenten estos desafíos, las mujeres y niñas en Ciudad Juárez y Chihuahua continuarán viviendo bajo una amenaza constante”.

“Chihuahua y Ciudad Juárez son síntomas de una epidemia de violencia contra las mujeres alrededor del mundo”.

“El Estado y las autoridades federales tienen un compromiso con las mujeres de Ciudad Juárez y de Chihuahua. Hasta que se tomen medidas serias y se haga justicia, se mantendrá la voluntad de Amnistía Internacional de continuar con nuestra labor”, puntualizó.

Después de la reunión con el gobernador, la delegación de la Amnistía Internacional participó junto a las madres de las víctimas de Ciudad Juárez y de Chihuahua en un tributo a Minerva Torres, cuyo cuerpo fue ocultado durante más de dos años dentro de las instalaciones forenses de la oficina de la Procuraduría de Chihuahua, a pesar de que se tenían evidencias claras de su identidad.

05/LM/GM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más