Inicio Faltan vacunas contra tuberculosis en Chihuahua

Faltan vacunas contra tuberculosis en Chihuahua

Por la Redacción

Ante la falta de vacunas de tuberculosis para menores recién nacidos, el titular del Colegio Estatal de Médicos, Ramón Murrieta González, recomendó evitar llevar a los pequeños a lugares donde hay alta concentración de personas.

En información difundida por El Diario de esta ciudad, el especialista indicó que no hay vacunas contra la tuberculosis para menores recién nacidos en hospitales públicos adheridos al Sistema Nacional de Vacunación, por lo que pidió tomar precauciones.

Explicó que evitar el hacinamiento en las propias viviendas puede evadir adquirir la micobacteria de la tuberculosis, así como también pidió no llevar a los pequeños a lugares donde hay mucha gente, “ya que las partículas de la saliva son las que llevan la bacteria y al respirarlas provocan que los niños se contaminen”.

El titular del Colegio Estatal de Médicos, Ramón Murrieta dijo que hasta ayer no había registrado aún un caso de tuberculosis en la entidad y que en esta ciudad ubicada en la frontera norte del país son varios en que no se registra un solo caso de tuberculosis en niños.

En tanto, el coordinador de la Jornada Acumulada del Instituto Mexicano del Seguro Social, Jesús Jiménez Gutiérrez, dijo que si los lactantes no son inmunizados corren el riesgo de infectarse por el microorganismo que se encuentra en el ambiente de forma natural.

Manifestó que a través de las dosis de la micobacteria de la tuberculosis que se inyecta en la vacuna se crean los anticuerpos necesarios para combatir a los que se pudieran adquirir del exterior.

El funcionario dijo que es mejor inyectar los bacilos atenuados a través de la vacuna que los infectantes recogidos del exterior, aunque expuso que de no aplicar la vacuna no pone en riesgo la vida del niño.

Informó que el Instituto Nacional de Nutrición recomendó hace algunos años aplicar en lugar de una vacuna, una prueba de tuberculina, para saber si había la presencia del microorganismo, el cual se manifestaba con la presencia de una ampolla de nueve milímetros.

La sugerencia era que si no aparecían rastros de la presencia de la bacteria que provoca la tuberculosis, no era necesaria la vacuna hasta que el menor cumpliera los 14 años, siempre y cuando se hiciera la revisión cada año.

2005/SJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content