Inicio » Favoritismo político y laboral a los varones aunque tengan menor preparación

Favoritismo político y laboral a los varones aunque tengan menor preparación

Por Román González

A pesar de las reformas electorales en el ámbito nacional y estatal, éstas no representan grandes avances en cuanto a la participación y representación política de las mujeres. Tal es el caso de Sonora, entidad ubicada al norte de México.

Tomando como referencia el listado nominal electoral de la contienda política del año 2000, el número de aspirantes para ayuntamientos y diputados que representaron a 11 partidos políticos fueron cuatro mil 32 personas, de las cuales 37.6 por ciento eran mujeres.

Del total de aspirantes, sólo 33 integraron la actual 56 legislatura local y de ellos únicamente cuatro mujeres son diputadas; en tanto de los 72 ayuntamientos, no más de ocho pudieron ser presidentas municipales.

Un balance elaborado por la directora de Programas, seguimiento y evaluación, del Instituto Sonorense de la Mujer (ISM), Eloísa Aguirre Angulo, da cuenta que la participación de las mujeres electoras mostró su responsabilidad en el pasado proceso electoral del 2000; “pero desde una perspectiva de organización y supervisión de las elecciones”.

Para la funcionaria, los resultados electorales de esa fecha están aún lejos de acercarse a una representación equilibrada entre mujeres y hombres, ya que los espacios electorales se dieron en un plano secundario, sólo como suplentes.

Aguirre Angulo destaca que es preciso incidir en la cultura política, “necesitamos consolidar los avances logrados si queremos ayudar a modificar la situación de la participación política de las mujeres en la toma de decisiones”.

REFORMAS ELECTORALES SIN APROBACIÓN

El pasado 31 de mayo el Congreso local aprobó diversas reformas constitucionales en las que se reconoció la igualdad de oportunidades tanto para mujeres como para hombres.

Asimismo, estableció que el Consejo y el tribunal estatal electoral se conformaran con 50 por ciento de hombres y 50 por ciento de mujeres; además de obligar a los partidos políticos para que impulsen la paridad representativa en las candidaturas a cargos de elección popular.

No obstante, estas reformas no entrarán en vigor en el próximo proceso electoral del 2003 debido a que el oficial mayor del congreso no envió la iniciativa a los 72 ayuntamientos para que dieran su visto bueno (tal como lo marca la ley) y así pudiera publicarse en el Diario Oficial del estado.

MÁS PREPARACIÓN PERO…

Entrevistada en la Ciudad de México, luego de haber participado en un coloquio Migración interna y salud reproductiva , organizado por el Consejo Nacional de Población y el Comité Promotor por una Maternidad sin Riesgo, la directora general del Consejo Estatal de Población (Coespo), Patricia Araiza Noriega, señala a cimacnoticias que las mujeres de Sonora tienen una preparación académica alta; en comparación con otras entidades, “lo que nos hace ser más competitivas dentro de nuestros lugares de trabajo”.

A pesar de ello, asegura, aún existe mucha discriminación hacia la población femenina: tanto en una empresa privada como en una institución gubernamental se le sigue dando preferencia a los varones, aunque no tengan la misma preparación que las mujeres.

A decir de la encargada del Coespo, es necesario que haya leyes que aseguren la participación política femenina para ocupar cargos de elección popular y permita abrir espacios. “Tanto en los cargos de elección popular como en los trabajos, por lo general las mujeres ocupan un alto porcentaje, pero se les deja como suplentes.”

LOS PARTIDOS

Las tres principales fuerzas políticas en la entidad consideran en sus plataformas políticas la participación de las mujeres, sin embargo, eso no se refleja a la hora de proponer candidatas para ocupar puestos de elección popular.

El planteamiento del Partido Acción Nacional (PAN) es que el problema femenino, que abarca la realización personal de la mujer, consiste en conservar e incrementar su dignidad. Para él, las condiciones de la sociedad contemporánea hacen todavía más urgente que la mujer tome interés en los asuntos de su comunidad.

Para lograrlo, apunta el organismo político, se precisa una revisión exhaustiva a la legislación del estado con el objeto de generar reformas tendientes a alcanzar la equidad de género en todos los ámbitos. “Este cambio cultural deberá promover la igualdad de oportunidades para la mujer”.

Por su parte el Partido Revolucionario Institucional (PRI) afirma que dado que poco más de la mitad de la población sonorense está integrada por mujeres, y que si bien su avance ha sido sustancial, es innegable que todavía falta un amplio trecho por recorrer para lograr la plena participación femenina en condiciones de igualdad con los varones; tanto en la vida política como civil, económica, social y cultural.

Para el tricolor la presencia femenina en los cargos de alta dirección dentro de la estructura gubernamental y del poder legislativo es aún insuficiente como para representar sus intereses y necesidades y lograr los cambios deseados.

Por lo mismo la propuesta del PRI es la de impulsar la participación de la mujer en la toma de decisiones en todos los niveles de la vida pública, fomentando sus candidaturas a puestos de representación popular lo mismo que su participación en la administración pública en igualdad de condiciones.

Por su parte, el Partido de la Revolución Democrática (PRD), sólo establece que, en cuanto a los jóvenes y las mujeres se refiere, promoverá una política integral para su cabal desarrollo y mejorar sustancialmente el nivel de vida.

PRESENCIA FEMENINA EN LA POLÍTICA

Fue en 1973 cuando la comunidad de Magdalena de Kino eligió a una mujer: Alicia Arellano Tapia, de extracción priísta, para la presidencia municipal. Alicia Arellano, junto con María Lavalle Urbina, en 1946 fue una de las primeras mujeres senadoras que hubo en México.

En un lapso de 28 años y 10 periodos electorales ininterrumpidos en la entidad, la presencia femenina no ha destacado más que en el 37.5 por ciento de las presidencias municipales.

Pero lo mismo sucede en el ámbito nacional: las mujeres pueden ejercer el sufragio libre, ya sea a favor o en contra, como sea su voto es cada vez más importante ya que hoy por hoy son mayoría; sin embargo eso no se refleja cuando se decide quiénes serán propuestos para ocupar los cargos de elección popular.

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: