Inicio Feminismo, única opción contra fundamentalismo

Feminismo, única opción contra fundamentalismo

Por Argelia Villegas López

Ante la amenaza del fundamentalismo y la marginación de las mujeres, 35 años de lucha del feminismo constituyen hoy por hoy, la única opción real de igualdad para la mitad de la población: las mujeres, coincidieron especialistas en el tema.

Durante la emisión del programa de radio “Público y Privado”, primera producción de la agencia Comunicación e Información de la Mujer (CIMAC) transmitido en el 1350 AM, los lunes de 9 a 10 de la mañana, diversos especialistas analizaron el tema de la marginación femenina.

Al definir lo que es el feminismo Gisela Espinosa, investigadora de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) , explicó que este movimiento realiza un análisis de las relaciones entre hombres y mujeres a partir de una postura social crítica.

“No sólo es hablar a nombre de las mujeres, sino construir y reconstruir todos aquellos puntos que las mantengan subordinadas”.

“Estamos sometidas a relaciones subordinadas, y sin poder ejercer nuestros derechos plenamente”, en este sentido el feminismo trabaja a favor de una mayor equidad hacia esa parte de la población, acotó la especialista.

No basta con una imagen y un discurso, dijo, en alusión al caso de Marta Sahagún de Fox, a quien se podría calificar de “feminista” por ocupar espacios tradicionalmente negados a las mujeres, sin embargo Espinosa dijo que el feminismo requiere de teoría y práctica, “hay que saber todo lo que hay atrás de ello”.

Expuso que en el plano social cuando las mujeres protestan y rompen con los roles tradicionales, “se les califica de “transgresoras” y se les castiga socialmente,”las feministas no somos malas, simplemente queremos demostrar que existen maneras justas de desarrollarnos como mujeres” agregó.

A su vez, Esperanza Brito, directora de la revista FEM, primera revista feminista en América Latina, explicó que el origen del feminismo data de 1779 en Francia, cuando las mujeres pidieron una mayor igualdad y posteriormente las inglesas impulsaron aún más ese movimiento y en los últimos 35 años esa lucha se ha convertido en el mundo en un hecho político de mayor trascendencia.

“En México conseguimos el voto en 1953 gracias a muchas mujeres que pelearon por ése derecho y aún ahora no es fácil declararse feminista, porque a ellas les miedo definirse así, quizá porque no se entiende bien este concepto.

Dijo que el feminismo es satanizado por la sociedad, pero aclaró que la lucha no es contra los hombres, sino contra el sistema patriarcal que ellos han impuesto y que ha mantenido a las mujeres sometidas durante años.

Nosotras “debemos decidir cuántos hijos, y cuándo tenerlos, así como ser capaces de apropiarnos de nuestra sexualidad, decir lo que nos gusta o no nos gusta”, concluyeron las especialistas.

2004/AV/LR/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content