Inicio Feministas de Honduras piden a Obama condene golpe de Estado

Feministas de Honduras piden a Obama condene golpe de Estado

Por Lourdes Godínez Leal

En un acto político-cultural, feministas hondureñas en resistencia se manifestaron ayer frente a la embajada de Estados Unidos en Honduras, para entregar una carta dirigida al presidente Barack Obama donde le expresan su preocupación por el involucramiento de funcionarios norteamericanos del departamento de Estado, de políticos norteamericanos y otros sectores norteamericanos en el golpe de Estado que destituyó el pasado 28 de junio al gobierno constitucional.

En entrevista telefónica, la directora del Centro de Derechos de la Mujer (CDM), Gilda Rivera, informó que “es una carta muy respetuosa”, pero definitivamente “sí le exhortamos a tener posiciones más duras de condena al golpe de Estado”.

En la misiva, las feministas le dicen que esperan que su administración impulse una investigación en relación con estas acusaciones de la participación de funcionarios norteamericanos involucrados en la destitución del presidente Manuel Zelaya.

La feminista dijo que estas acciones contrastan con las declaraciones de Obama de impulsar “un nuevo tipo de relaciones con América Latina” diferentes a las que han prevalecido históricamente de intervencionismo político, militar y económico y que han violado por completo la soberanía de los pueblos latinoamericanos”.

Rivera informó que la carta fue recibida por una funcionaria de la embajada norteamericana en Honduras y que las feministas permanecieron ahí deteniendo el tránsito vehicular y con sus actividades políticas.

Simultáneamente, en Washington y países del Continente se realizaron marchas y plantones frente a las embajadas de Estados Unidos en solidaridad con las feministas hondureñas.

En México, la manifestación de feministas condenó a la señora María Martha Díaz Velásquez, nombrada por el régimen de facto como ministra del Instituto Nacional de la Mujer Hondureña (INAM), quien recibió a las Feministas en Resistencia con policías antimotines cuando acudieron el pasado 15 de julio a demandarle que desalojara las instalaciones del INAM, bajo la consigna “Este es nuestro Instituto”.

NO HUBO ULTIMÁTUM

Algunos medios de comunicación explicaron esta acción como un supuesto “ultimátum” que las feministas dieron a la directora de facto, pero Gilda Rivera precisó que no hubo tal y que lo único que hicieron como movimiento feminista fue plantearle que nunca la reconocerían al ser representante del régimen golpista.

“Jamás pretendimos quedarnos en las instalaciones del INAM, es más ni siquiera entramos, era un acto simbólico de repudio a la señora y de decirle que jamás vamos a aceptarla como ministra de la Mujer”, aclara

DELEGACIONES DE DERECHOS HUMANOS

La feminista dijo que las mujeres están en “total estado de indefensión” ya que todas las instancias del Estado están coludidas. “tenemos una fiscalía de la mujer que supuestamente debe defender los intereses de la mujer, supo que estábamos siendo reprimidas y ni siquiera se acercó porque son golpistas, tenemos un comisionado de los derechos humanos golpista. Entonces, a quienes podemos presentar nuestras denuncias son a los organismos internacionales que están viniendo”.

Explicó que han llegado varias delegaciones de derechos humanos internacionales de la Unión Europea y de la ONU, quienes se han reunido con diferentes organizaciones y han visitado las poblaciones que han sido reprimidas, han elaborado informes y han condenado, dijo.

Indicó que permanece la presencia de la prensa internacional, aunque en menor número, en comparación con los primeros días. Eso, como movimiento, “les ha dado cierta seguridad”, ya que incluso durante el acto de ayer en la embajada, al estar presente la prensa internacional era más difícil que las agredieran, dijo.

“Como feministas en resistencia, para el mes de agosto estamos preparando una serie de acciones como una semana de derechos humanos, organizada, entre otras, por la red Petateras”, informó.

Por ahora seguimos en las calles, uniéndonos al resto del Frente Popular de Resistencia Nacional que es el que se ha creado en el marco de este golpe de Estado”, señaló.

ARIAS Y LOS GRUPOS DE DERECHA

En reiteradas ocasiones, la feminista Gilda Rivera ha manifestado su desconfianza en que sea el presidente costarricense Oscar Arias quien esté como intermediario en la etapa de negociación ya que en su opinión, “no ha sido una persona ligada a los sectores populares, a la mayoría del pueblo costarricense, más bien es una persona más ligada a los grupos de derecha de Costa Rica”.

Ello aunado a la forma en que se “aprobó” en 2007 el Tratado de Libre Comercio en Costa Rica donde el movimiento feminista denunció fraude en el referéndum que se realizó. Además, “sus declaraciones contra gobiernos como los de Evo Morales o Correa, nos han generado cierta desconfianza”, insistió Rivera.

Interrogada sobre lo que está en riesgo en estos momentos en su país, Gilda Rivera no dudó en decir que “la democracia”, pero también el derecho del pueblo a tener un presente y un futuro de paz y autodeterminación, ya que históricamente Honduras ha padecido del intervensionismo de administraciones norteamericanas.

“No podríamos decir que el presidente Zelaya era el digno representante de las aspiraciones populares pero con este golpe de Estado estamos retrocediendo mucho más allá de lo que teníamos hace 30 años”.

Indicó que quienes están al frente de “este pacto” son los representantes de los grupos más elitistas, conservadores y fundamentalistas del país.

Para la feminista, lo que hay detrás del golpe de Estado es un claro mensaje para el resto de los países de la región “con cierta línea democrática” por lo que consideró que el riesgo no sólo es para Honduras sino para América Latina.

MOVIMIENTO SOCIAL, MÁS ALLÁ DE LA RESISTENCIA

¿Qué propuestas debería estar haciendo el movimiento social?, se le preguntó: “desde mi visión hace falta un pensamiento político más a mediano y largo plazo” ya que hasta ahora lo que se ha planteado es el regreso del presidente Zelaya; la continuación o no del proyecto de la Constituyente, así como la amnistía para los golpistas, dijo.

Sin embargo enfatizó que el movimiento social debe ir más allá de las calles y plantear estrategias concretas que les permitan dar respuestas a lo que actualmente sucede en su país, porque “se ha planteado mucho la resistencia, pero ésta no es suficiente, qué contenido le das, cómo evitar en un contexto cada vez más amenazador los baños de sangre, cómo lograr elaborar propuestas políticas que nos permitan mantener nuestras reivindicaciones que estamos planteando en este momento”, cuestionó.

Refirió que “casi todas las propuestas” giran en torno al regreso del presidente Zelaya, al cual no minimizó, sin embargo dijo que esto va más allá de su regreso y la crisis no se agota con ello.

“No he visto que estemos circulando pensamiento político en relación a una solución que vaya más allá del regreso del presidente Zelaya. Hemos generado un nivel de solidaridad internacional además del pensamiento político internacional en relación al avance de las derechas, pero también en cómo un movimiento democrático se mantiene y se fortalece en crisis como ésta. Como movimiento social todavía no damos ese salto”.

FALTAN LIDERAZGOS POLÍTICOS

La feminista consideró que lo anterior se debe a un “déficit” de pensamiento político crítico”.

“Hay muy buenos dirigentes sociales pero Honduras tiene esa carencia de liderazgos políticos, históricamente no los hemos tenido y puede estar relacionado con que el país ha sido el patio trasero de las políticas norteamericanas”.

Explicó que Honduras ha tenido un proceso político muy diferente, en comparación con el resto de los países centroamericanos, ya que ha sido plataforma militar de las administraciones norteamericanas, de los grupos contrainsurgentes y de los grupos revolucionarios y esto ha influido mucho en la falta del desarrollo de un pensamiento político crítico a nivel nacional”.

Por ello, ante este panorama, las feministas preparan ya una jornada con otras feministas centroamericanas “para hacer un análisis más político, que nos permita profundizar un poco más con las compañeras sobre lo que sucede en nuestro país y tratar de ubicar algunas estrategias a nivel regional”, concluyó.

09/LGL/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content