Inicio » Feministas propusieron desde 1936 despenalizar el aborto

Feministas propusieron desde 1936 despenalizar el aborto

Por María de la Luz Tesoro

El aborto es un fenómeno que existe a gran escala y registra altos índices de muertes, al grado de estar considerado como la cuarta causa de mortalidad entre las mujeres mexicanas, pero la norma legal penaliza su práctica.

Sin embargo esas sanciones, establecidas por el Código Penal, no han inhibido su práctica y sí han permitido la existencia de extorsionadores que obtienen ganancias hostigando y chantajeando a mujeres y médicos que lo practican, así como su práctica clandestina en condiciones de insalubridad, con cobros que van de los 5 mil a 30 mil pesos.

El papel que han jugado las mujeres feministas desde1920 se ha encaminado a obtener la despenalización del aborto en México. Setenta años después cobra gran fuerza dentro de la población creándole la necesidad de reflexionar y buscar el logro de una sociedad democrática, participativa y respetuosa de las diferencias de opinión.

De acuerdo con una encuesta de opinión realizada por el Grupo de Información y Reproducción Elegida (GIRE) en 1992, entre la población que fluctúa entre los 15 y 35 años, los entrevistados opinaron que debían ser los interesados (la mujer o la pareja) quines decidieran sobre el aborto, y el 77 por ciento de la población consideró la despenalización conveniente para evitar la muerte de las mujeres mexicanas.

HACE 30 AÑOS

En 1976, durante la administración priista, la Secretaría de Gobernación, a través del Consejo Nacional de Población (Conapo), constituyó el Grupo Interdisciplinario para el Estudio del Aborto (GIEA).

El informe final del grupo conformado por médicos, abogados, teólogos, filósofos e historiadores establece, entre otras observaciones: que “‘debe suprimirse de la legislación mexicana actual toda sanción penal a las mujeres que por cualquier razón o circunstancia decidan abortar, y al personal calificado que lo practique (el aborto), cuando exista la voluntad expresa de la mujer'”.

En 1982, como candidato a la presidencia de la República, Miguel de la Madrid Hurtado se refirió a la despenalización del aborto durante la Reunión Nacional de Consulta Popular sobre Población. Al año siguiente, ya como presidente, autorizó al Conapo para promover leyes más severas contra los violadores, así como la creación de un organismo que defendiera los derechos de las mujeres.

Es en el marco del cuarto Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe, realizado en 1987, en Taxco, Guerrero, cuando se acordó continuar la lucha por la despenalización de aborto y desmitificar la culpa que supuestamente debían sentir millones de mujeres cristianas que se practicaron uno. Para ello se contó con el apoyo fundamental de la Agrupación Católicas por el Derecho a Decidir.

De acuerdo con las investigaciones realizadas en 1997 por GIRE, en 21 de las 32 entidades federativas mexicanas se ha legislado sobre el aborto, aunque no hay homogeneidad en los códigos penales debido a que sólo incorporan algunas de las siguientes causales por las que el aborto no es punible: cuando es producto de una violación, por peligro de muerte, razones eugenésicas, grave daño a la salud de la madre u otras causas (económicas, inseminación no deseada).

PRIMERA PROPUESTA

La primera propuesta sobre la despenalización del aborto en el Código Penal Federal y del Distrito Federal, que data de 1920, es atribuible a un grupo de mujeres feministas, quienes durante la Convención de Unificación Penal, celebrada en 1936, presentaron un texto Intitulado El aborto por causas sociales y económicas en el que proponían la despenalización completa del aborto. Esta propuesta se enmarca por las autoras en un análisis marxista de la situación social de la mujer.

En 1937, fue nuevamente expuesta la propuesta ante el Frente Socialista de Abogados por la médica cirujana Matilde Rodríguez Cabo, autora del documento. El punto de partida del planteamiento es el reconocimiento de la opresión especifica de la mujer, basado en las condiciones materiales de su existencia: su situación de inferioridad tiene un doble aspecto, el económico, por el hecho de ser una trabajadora dentro y fuera del hogar, y el social por el hecho biológico del ser mujer

TENDENCIA DESPENALIZADORA

Dice GIRE que hay una tendencia despenalizadora del aborto por parte de los estados del país y que va en sentido de disminuir la pena a las mujeres que lo realizan, pues es evidente que aun penalizada la conducta se practica de manera clandestina, con una altísima cifra negra de abortos no denunciados.

Para el Código Penal de 1931 y de acuerdo con la interpretación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el bien jurídico protegido en el delito de aborto actualmente es la vida, el derecho a la maternidad de la mujer, el derecho del padre a la descendencia y el interés demográfico de la colectividad.

Hoy, después de largas luchas de las diversas organizaciones que pugnan por la despenalización del aborto, en la ALDF se discute la iniciativa de reforma al Código Penal y a la Ley de Salud del Distrito Federal. La propuesta de despenalización, por una quinta causal, se votará el 24 de abril.

Con información de Claudia Barrón, Minerva Nájera, Isabel Barranco y Clade-M.

07/LT/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: