Inicio Fomentar uso del DIU para frenar tasa de embarazos tempranos

Fomentar uso del DIU para frenar tasa de embarazos tempranos

Por Anaiz Zamora Márquez

Garantizar y promover el uso de anticonceptivos de largo plazo, como el dispositivo intrauterino (DIU) en adolescentes, es una de las mejores estrategias para reducir la alta incidencia de embarazos tempranos, así como los abortos inseguros, cuya tasa se estima en 38 por cada mil jóvenes.
 
Durante la 30 reunión anual del Instituto Nacional de Perinatología (INPer), se llevó a cabo el “Simposio embarazo en la adolescente”, en el que especialistas en ginecología, obstetricia y medicina adolescente resaltaron la importancia de que el personal sanitario garantice que las jóvenes accedan a información adecuada y métodos de control natal eficaces, más allá del condón masculino y femenino.
 
Josefina Lira Plascencia, jefa de la Unidad de Investigación en Medicina del Adolescente del INPer, dijo que a nivel mundial el 38 por ciento de todos los embarazos no fueron planeados. En América Latina la proporción es de 58 por ciento, siendo las jóvenes de entre 18 y 24 años quienes menos planean sus gestaciones.
 
En México –según cifras del Consejo Nacional de Población retomadas por la especialista–, las mayores tasas de embarazos no planeados se registran en las adolescentes y en las mujeres mayores de 35 años de edad, lo que evidencia la necesidad de acceder a métodos anticonceptivos adecuados.  
 
Lira Plascencia expuso que de las y los 22 millones de adolescentes que había en el país en 2012, el 23 por ciento inició su vida sexual y apenas el 70 por ciento utilizó algún método de control durante sus relaciones sexuales; no obstante, la mitad reportó un embarazo no planeado. 
 
La experta adelantó los resultados de una encuesta realizada por el INPer a casi mil menores de edad, quienes fueron pacientes de la institución y que dieron cuenta de la necesidad urgente de mayores esfuerzos a nivel nacional para atender a esta población.
 
De las madres jóvenes encuestadas, 78 por ciento eran madres solteras; 89 por ciento se dedican exclusivamente al hogar y no estudian; en promedio empezaron su vida sexual a los 14 años; apenas el 20 por ciento utilizó condón, y 77 por ciento presentó una condición de riesgo durante su embarazo.
 
“Una gran mayoría de embarazos no planeados terminan en abortos inducidos y muchas veces inseguros”, dijo Josefina Lira al exponer que a nivel mundial se estima una tasa de 29 abortos por cada mil mujeres, mientras que para México la tasa es de 38 por cada mil.
 
En las adolescentes mexicanas la tasa se estima en 44 interrupciones por cada mil jóvenes embarazadas, “que no sabemos de qué forma están exponiendo su vida o su salud”.
 
A esto se suma que mientras la edad promedio a nivel nacional de inicio de la vida sexual está entre los 19 y 20 años, es hasta los 28 años cuando se comienza a usar algún anticonceptivo.
 
“(En México) somos los campeones del tabú y de los mitos en salud sexual y reproductiva”, reprochó la médica al compartir que las adolescentes –según otra encuesta– sostienen relaciones sexuales porque tienen deseo y una gran curiosidad en la actividad sexual. “Lo van a seguir haciendo, y lo que nos toca es brindarles los conocimientos adecuados”, llamó. 
 
Kristina Gemzell Danielsson, catedrática de Ginecología, Obstetricia y Salud Reproductiva del Instituto Karolinska, de Estocolmo, Suecia, expuso que la base de cualquier estrategia para detener el embarazo prematuro debe ser empoderar a las adolescentes, darles información en salud sexual y reproductiva, y hacerles saber “que vale la pena cuida su salud y su vida”.
 
Compartió la experiencia de su país, donde desde hace 15 años la educación sexual es obligatoria, y a raíz de la publicación de la ley de aborto se brindan “servicios amigables” para las adolescentes, lo que incluye acceso a métodos de control natal de larga duración, que deben ir acompañados del uso del preservativo.
 
Gemzell Danielsson indicó que estudios realizados en su universidad identificaron que aunque las jóvenes afirman haber tomado todas las dosis de pastillas anticonceptivas y haber utilizado condón como método anticonceptivo, en la realidad esto no es así, por lo que llamó al personal sanitario a romper con las barreras que rodean al DIU y promover su uso entre las adolescentes.
 
15/AZM/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content