Inicio Fuera de plan nacional contra VIH, atención con perspectiva de género

Fuera de plan nacional contra VIH, atención con perspectiva de género

Por Guadalupe Cruz Jaimes

A pesar de que por factores biológicos y socioculturales, las mujeres tienen una mayor vulnerabilidad de adquirir el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), el Plan Estratégico Nacional de VIH-Sida y las acciones dirigidas a la prevención de la epidemia, carecen de perspectiva de género.

En entrevista con Cimacnoticias, Tamil Kendall, antropóloga canadiense, especializada en la investigación y análisis de la problemática de mujeres y VIH en México y Latinoamérica, afirmó que en el plan actual “no hay consideración de brindar atención de VIH y tratamiento con perspectiva de género”.

Añadió que en la estrategia nacional, este enfoque es necesario para la atención y prevención de las personas que viven con VIH, no obstante, sólo se menciona en el tema de educación sexual.

Dijo que en la región, México destaca de forma favorable en aspectos como la inclusión del condón femenino dentro de su cuadro básico de medicamentos, y también lo menciona en su Plan Estratégico Nacional de VIH-Sida.

En contraparte, Nicaragua es el único país que menciona la planificación familiar para mujeres con VIH, y México no lo enuncia.

Perú y México tienen los lineamientos técnicos más actualizados para la transmisión vertical del virus, ya que plantean la posibilidad de que una mujer con VIH puede tener un parto vaginal, si está controlada de forma adecuada con sus antirretrovirales.

Sin embargo, México muestra un rezago en el tema de prevención diferenciada por género y en general “no hay una respuesta al VIH con una perspectiva de género sustantiva”, a pesar de que hay factores biológicos y socioculturales que determinan una mayor vulnerabilidad para que ellas adquieran el virus.

En México hay 75 hombres con VIH por cada 25 mujeres con el virus, esta estadística muestra “un incremento paulatino que es importante detenerlo”. Para hacerle frente, es preciso que las acciones partan de las diferencias estructurales a las que se enfrentan las mujeres, señaló la experta.

FACTORES BIOLÓGICOS

Kendall refirió que físicamente las mujeres tienen más riesgo de adquirir el virus. “En una relación sexual vaginal, sin ninguna infección de transmisión sexual (ITS), es más probable que una mujer se infecte con VIH a que ella transmita el virus al hombre, por el hecho de que ella es la persona receptiva”.

“Si la mujer es joven, la mucosa vaginal no es madura y hay más probabilidad de lesiones, si hay raspaduras se abre la entrada más efectiva del virus: la sangre”.

Además, cuando hay presencia de ITS, como herpes genital, entre otras, se incrementa la posibilidad de transmisión de VIH hasta diez veces.

ASPECTOS SOCIOCULTURALES

“La construcción de la sexualidad de hombres y mujeres, alienta a los hombres a tener múltiples parejas sexuales, mientras que la mujer debe ser fiel. Él debe tomar la iniciativa, ella debe ser más pasiva”, ejemplificó.

Estos factores socioculturales colocan a las mujeres en mayor vulnerabilidad porque no sólo las despoja de poder iniciar el contacto sexual, también de poder negociar el uso de condón en una relación sexual.

En este sentido, la especialista mencionó que ámbitos como el matrimonio representan “el riesgo más grande” para que las mujeres adquieran VIH, ya que ahí es más difícil que las mujeres negocien el uso del condón, aún cuando siendo monógamas, presenten de modo constante ITS.

“A nivel internacional sabemos que la gran mayoría de las mujeres adquiere el virus dentro de su relación estable, en México este es el caso”, refirió con base en su investigación y análisis de la problemática, que realiza en el país, desde hace 12 años.

“Dentro de los grupos de apoyo, la gran mayoría de mujeres líderes con VIH, fueron mujeres unidas, monógamas, que adquirieron el VIH con su pareja, en los estudios cualitativos que hemos hecho, en general las mujeres habían tenido una o dos parejas sexuales en su vida”.

“Las mujeres en México siguen teniendo una percepción muy baja de su posible riesgo para adquirir el VIH, pues creen que el matrimonio, la fidelidad y el amor las van a proteger de una ITS, pero esta no es la realidad”, mencionó.

Este incremento de mujeres con VIH en general, “indica que son una población para la que no hay acciones sostenidas de prevención”.

En este escenario, “se requieren campañas masivas para sensibilizar a la población en general, las amas de casa, las jóvenes, para que tengan más información respecto a la posibilidad de que ellas se podrían infectar de VIH en algún momento de sus vidas, si no practican sexo protegido”.

Además, la prueba de VIH, junto con la otras ITS, debe incorporarse como una parte rutinaria del cuidado de la salud sexual, que se complementa con el uso del condón, tanto para mujeres como para hombres.

10/GCJ/LR/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content