Inicio Fumigaciones, dañinas para niñez en guarderías: académico

Fumigaciones, dañinas para niñez en guarderías: académico

Por Redaccion

De manera regular, guarderías de la Ciudad de México y del país fumigan con sustancias tóxicas que en el largo plazo causan daños a la salud de niñas y niños, como falta de atención, inapetencia, inhibición del sistema inmunológico y cáncer, señaló Jorge Arturo de León Rodríguez, investigador del Departamento de Farmacología de la Facultad de Medicina (FM) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El investigador, quien ha realizado una minuciosa investigación en varias estancias infantiles del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE), del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y de la Secretaría de Educación Pública (SEP), explicó que las y los niños son más vulnerables a esas sustancias; su sistema inmunológico débil y la acumulación representan un grave riesgo, de acuerdo con un comunicado de la UNAM.

“En las guarderías se utilizan varios grupos químicos de plaguicidas, a los que se les quita su olor característico y pasan desapercibidos. Se pueden identificar porque cada tres o cuatro sábados fumigan y los lunes les piden a las mamás comida de casa para las y los niños”, señaló el investigador.

La fumigación, dijo, también es frecuente en escuelas, hospitales y asilos, porque inhiben el desarrollo de arañas, cucarachas y otros insectos nocivos.

“Pero la presencia de esos animales no es tan dañina como los plaguicidas, y puede evitarse con la limpieza rutinaria y a fondo, usando sustancias inocuas como agua, jabón y cloro. En cambio, los plaguicidas a largo plazo causan problemas de concentración, inhiben el sistema inmunológico y favorecen el cáncer”, añadió De León.

“Las y los niños se exponen más que los adultos porque juegan en el suelo y se llevan cosas a la boca, mientras que a los fetos estas sustancias los pueden perjudicar para toda la vida”, comentó.

GRUPOS DE PLAGUICIDAS

La intoxicación leve de carbamatos y organofosforados, isfrazados como productos de limpieza para que los consumidores los identifiquen como inocuos, provoca dolor de cabeza, cansancio, mal humor e inapetencia.

“Son síntomas que nunca se relacionan con la exposición a esas sustancias, pero es importante que como padres de familia estemos atentos”, enfatizó.

Los piretroides, agregó, provocan alergias como rinitis y asma, mientras que las warfarinas impiden la coagulación en ratas y en humanos y al ser ingeridas provocan sangrados y muerte.

En tanto, el hidro metilnon inhibe la respuesta inmune y provoca infecciones. “Por eso es común que los niños se enfermen con mayor frecuencia de las vías respiratorias, o ‘por ser de guardería’, como se dice popularmente”, añadió el experto.

Sobre los efectos a largo plazo, el médico destacó que se producen después de años de exposición a plaguicidas, y por ello no se les asocia con el cáncer, anomalías congénitas, daño a las hormonas o al sistema nervioso.

“Los organofosforados y los carbamatos han provocado el mayor número de envenenamientos por plaguicidas en el mundo, y también pueden inducir esos efectos de largo plazo”, advirtió.

En tanto, los piretroides se han considerado inocuos por su baja toxicidad aguda. No obstante, varios grupos de científicos en el mundo acumulan evidencia de su capacidad para producir carcinomas, disrupción endócrina, alteraciones del sistema inmunológico y deterioro al sistema nervioso.

“Los daños de unos y otros plaguicidas se suman en el sistema nervioso y se han comprobado alteraciones en la memoria, la atención y el aprendizaje, que nunca se asocian a estos tóxicos y se atribuyen a otras causas”, señaló el académico de la FM.

“Es importante que madres y padres de familia se informen sobre la fumigación, informa el experto. Mediante un oficio se puede preguntar qué se está usando y con qué frecuencia. La NOM 045-SSA-1-1993 establece que las y los niños y las embarazadas no deben exponerse a los plaguicidas. Es un fundamento legal que se puede utilizar para exigir esos datos y evitar la fumigación”, concluyó Jorge Arturo de León.

09/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content