Inicio Funcionarios guerrerenses se oponen a un proyecto contra la mortalidad materna

Funcionarios guerrerenses se oponen a un proyecto contra la mortalidad materna

Por Maribel Gutiérrez

La Casa de Salud de la Mujer Indígena de Ometepec, que es parte de un proyecto piloto para abatir la mortalidad materna en cinco municipios, se enfrenta a ataques de funcionarios del Centro Coordinador del Desarrollo Indígena (CDI), de la Coordinadora Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (Conadepi), que no entienden ni valoran un proyecto de mujeres con perspectiva de género, dijo la representante de la Coordinadora Guerrerense de Mujeres Indígenas, Martha Sánchez Néstor.

Explicó que estos ataques, procedentes principalmente del director del CDI, Francisco de Borja Santos, tienen una repercusión directa en el trabajo de la Casa de Salud, que es también un proyecto piloto de la misma Conadepi y está alojada en las instalaciones de ese organismo en la ciudad de Ometepec, en la Costa Chica de Guerrero, una de las regiones con mayor índice de mortandad materna en el país.

Como ejemplo de los ataques dijo que el funcionario acusa a las promotoras indígenas ¾la dirigente de la organización Du Na Ñuu Savi, Hermelinda Tiburcio Cayetano, y de Mephaa-Savi, Felícitas Martínez Solano¾ de no cumplir con sus funciones, atribuyéndoles obligaciones que no les corresponden.

“Los peores enemigos de este proyecto están en la Centro Coordinador de Ometepec”, lamentó Sánchez Néstor.

Las dirigentes promovieron una reunión con el delegado de Conadepi, Pedro de Jesús Alejandro, y con la encargada de Capacitación Social, Paloma Bonfil, el jueves 22 de enero, en la que las mujeres demandaron su colaboración para cambiar el trato hacia las promotoras indígenas.

Martha Sánchez llamó a un cambio de actitud de las instituciones del gobierno hacia las iniciativas de las mujeres indígenas, porque, dijo, “hay discriminación de la mujer y racismo”.

“Necesitamos la colaboración de las instituciones, de la Secretaría d Salud, de los ayuntamientos, de los legisladores y de la Conadepi para avanzar en el proyecto que servirá para abatir la mortalidad materna, y no vamos a cesar hasta lograrlo, aunque hemos encontrado oídos sordos, planteó.

Consideró que en el año 2003 sigue igual el problema de la muerte materna en zonas indígenas de Guerrero, y que sólo se ha avanzado en el involucramiento de las mujeres en la defensa de sus derechos frente a las instituciones de salud.

Sánchez Néstor cuestiona el punto de vista del Comité por una Maternidad Sin Riesgo en el estado, el cual dice que ha bajado la incidencia de muertes maternas en Guerrero y que los mayores índices no están en zonas indígenas, sino en las grandes ciudades como Acapulco.

La dirigente afirma que aún no hay acciones concretas en las localidades para abatir la muerte materna, además de que las instituciones que integran el comité no difunden la información sobre el tema, y la secretaria de Salud, Verónica Muñoz Parra, sistemáticamente se ha negado a hablar con las promotoras indígenas.

04/MG/GBG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más