Inicio Garantiza gobierno seguridad a Blanca Mesina

Garantiza gobierno seguridad a Blanca Mesina

Por Anayeli García Martínez

La defensora de Derechos Humanos Blanca Mesina informó que ya cuenta con protección por parte del Estado mexicano luego de las amenazas y hostigamiento en su contra por investigar torturas cometidas presuntamente por militares en Tijuana, Baja California.

En entrevista con Cimacnoticias, Mesina dijo que regresó a Tijuana tras más de ocho meses de salir de esa ciudad por agresiones en su contra. Afirmó que “con o sin seguridad” continuará con su labor a favor de los Derechos Humanos en Baja California.

La activista dijo que ayer se reunió en Tijuana con funcionarios estatales y federales, quienes le garantizaron medidas de protección, aunque aún está pendiente el circuito cerrado de televisión en su domicilio, el cual tendría que estar listo antes del próximo 15 de enero.

Mesina recordó que regresó a su estado natal a pesar de que el pasado 18 de mayo, en Tijuana, un hombre –que describió como alto, moreno, de complexión robusta, encapuchado, vestido de negro y con pistola en mano– se acercó para decirle que si no la mataba era por no provocar un escándalo en medio de las elecciones.

Mesina relató que dejó el exilio para reunirse con su familia y en especial con su padre, Miguel Ángel Mesina López, policía municipal perteneciente a un grupo de 25 agentes de Tijuana detenidos por el Ejército y acusados de nexos con el crimen organizado.

Los 25 agentes fueron torturados en el 28 Batallón Militar denominado “Aguaje de la Tuna”. Luego de que el padre de Mesina permaneciera un año y medio en prisión, en agosto de 2010 él y otros 12 agentes municipales fueron liberados “por falta de elementos para procesarlos”.

Sin embargo, el proceso para los otros 12 policías aún continúa, por lo que Mesina asegura que “con o sin seguridad” seguirá buscando que los responsables de la tortura de su padre y de las otras 25 personas sean procesados y castigados.

Mesina señaló que su madre fue amenazada el 5 de noviembre de 2009 cuando acudió como testigo a la audiencia “Seguridad Pública y Derechos Humanos en Tijuana, BC”, ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en Washington. En esa ocasión, su madre recibió dos llamadas telefónicas amenazantes contra la activista.

El pasado 11 de marzo su madre volvió a recibir llamadas intimidatorias. Debido a esto, Blanca, junto con familia, decidió abandonar su residencia en busca de seguridad. Mesina regresó a Tijuana para reencontrarse con su familia y con su padre, quien en agosto pasado fue liberado.

11/AGM/RMB/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content