Inicio Genera violencia familiar personalidades agresivas

Genera violencia familiar personalidades agresivas

Por la Redacción

Aunque el refranero popular reza aquello de que los golpes enseñan, la experiencia demuestra que un alto porcentaje de las situaciones violentas presentes en la vida de los seres humanos es generado por otros actos similares.

Casi todas las personas menores de edad violentas e inadaptadas en sus escuelas están relacionadas, de alguna manera, con padres que consumen alcohol, agresiones físicas y hasta mentales o que ejercen sobre ellas algún tipo de violencia familiar, afirmó Marta Díaz, sicóloga de la policlínica Héroes de Girón del municipio del Cerro, en la capital cubana.

Destacó el caso de Carlos Enrique Frías, un adolescente agresivo con todos sus compañeros. Una mirada a su hogar revela una convivencia compleja, con 12 personas, la mayoría adultos el muchacho vive y comparte sus días con un abuelo alcohólico que, en ocasiones, es violento; unos padres divorciados que no se han separado por no tener otro sitio donde vivir y una madre excesivamente agresiva.

“Yo sólo trato al niño, pero estoy segura de que en esa familia más de uno necesita de mi apoyo profesional”, reconoce la doctora Díaz, informó la agencia SEM Cuba.

A decir de vecinos y conocidos, la madre del pequeño de 13 años ha sido víctima, en reiteradas ocasiones, de la agresión de su ex esposo, “pero hasta el momento no he podido lograr que acuda a mi auxilio”, comenta Díaz.

La madre, además de golpear a Carlos Enrique, lo ofende y en ocasiones le niega el alimento cuando su hijo no le hace caso. Díaz dice que está valorando la posibilidad de remitir su caso a una escuela de conducta.

Aunque la violencia intrafamiliar incluye a ambos sexos, es más frecuente que las víctimas sean del sexo femenino. Otros grupos vulnerables a esa práctica son la población infantil y los ancianos.

Investigaciones internacionales revelan que el 75 por ciento de estos hechos corresponden a maltratos a la mujer, explica la psicóloga Díaz.

“Soy de las que consideran que la violencia no es una práctica aprendida, consciente y orientada. Es consecuencia de una organización social estructurada sobre la base de la desigualdad”.

La violencia intrafamiliar es el resultado de las relaciones desiguales de poder y es ejercida por los que se sienten con más derecho a intimidar y a controlar, reconoce.

Una de las características comunes de la violencia doméstica es que no se conoce y por lo tanto, es común el subregistro de estos sucesos. Ni siquiera en Cuba se conoce la situación real de este problema, con datos precisos.

Como sucede en otros muchos países, el denominador común es la inexistencia de estadísticas nacionales sobre esta problemática, en primer lugar porque las víctimas, en un alto porcentaje, no lo confiesan.

Datos ofrecidos por Naciones Unidas refieren que una de cada cuatro mujeres es objeto de la violencia conyugal. Estudios muy rigurosos, pero parciales, indican que en Cuba existe la violencia doméstica, aunque hasta el momento no constituye un problema de salud, según afirman especialistas.

La violencia puede acarrear no sólo traumas físicos o desajustes de la personalidad, sino también trastornos depresivos, ansiosos, dolores de cabeza, temores injustificados, deterioro de la autoestima, predisposición al consumo de sustancias (alcohol y drogas), deserción escolar, actos o intentos de suicidio y falta de motivación.

2004/LR/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más