Inicio Gladys Marín Millie, luchó por la justicia

Gladys Marín Millie, luchó por la justicia

Por Erika Cervantes

Quitarle el fuero a los que alguna vez tuvieron el poder es un acto de la transición a la democracia y en le caso de muchas familias representa la oportunidad de que al fin se haga justicia.

Sin el fuero, muchos chilenos que vieron desaparecer, durante la dictadura pinochetista, amigos y familiares, encontraron así la oportunidad de hacer justicia y abrir el camino de la democracia.

Y fue Gladis Marín la primera en interponer una querella en contra de Augusto Pinochet, el 12 de enero de 1998, por la desaparición de Jorge Muñoz, su compañero de vida y activista de la resistencia contra la dictadura.

Gladis, no sólo es la primera ciudadana que demanda justicia tras la dictadura, su trabajo constante y comprometido con la democracia la llevo a ser exiliada y vivir en la clandestinidad dentro su patria.

Abierta opositora de la dictadura llegó a escalar hasta la presidencia del Partido Comunista Chileno y durante toda su vida luchó abiertamente contra las operaciones de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA).

Gladis nace en la ciudad de Curepto, en la Región del Maule, Chile, el 16 de julio de 194. Hija del campesino Heraclio Marín y de la profesora primaria Adriana Millie. Su padre abandonó el hogar tempranamente, por lo cual su madre debió hacerse cargo de criar a ella y a sus tres hermanas.

Cumplidos los cuatro años de edad, los Marín Millie emigraron a Sarmiento y después a Talagante, donde fue a la escuela primaria. Participó de manera activa en movimientos juveniles cristianos, llegó a ser presidenta de la Acción Católica de Talagante.

Ahí estudia para profesora en la Escuela Normal de Preceptores, donde comienza a asistir a las reuniones de la Federación de Estudiante Normalistas e ingresa, a los 17 años, a las Juventudes Comunistas de Chile, siendo electa Presidenta de la Federación de Estudiantes Normalistas. Un año antes obtuvo su título como profesora de especialización en Educación Diferencial en 1957.

A los 22 años, Gladys Marín, se convierte en dirigente del Comando Juvenil de la candidatura de Salvador Allende. En las elecciones de 1964, sin embargo, resulta electo Eduardo Frei Montalva.

Ese mismo año –1963- Gladys Marín se casa Jorge Muñoz Poutays. De ese matrimonio nacen Álvaro y Rodrigo. Además, es elegida Secretaria General de las Juventudes Comunistas.

Cuando cuenta 24 años, Gladis es Diputada por el Segundo Distrito, Santiago (Renca, Conchalí, Recoleta, Independencia, Colina, Til Til, Talagante, Curacaví, Quinta Normal y Barrancas – actual Pudahuel -) todas estas las comunas de extracción popular. Es reelegida con una alta votación, durando en dicha calidad hasta el 11 de septiembre de 1973.

Producido el golpe de estado que derribó el gobierno de Allende, Gladys Marín pasa a la clandestinidad. En diciembre de 1973, por decisión del Partido Comunista se asila en la embajada de Holanda en Santiago, permanece allí ocho meses debido a que el gobierno militar le negaba el salvoconducto.

En 1976, es detenido en Chile su marido Jorge Muñoz, miembro de la Comisión Política del Partido, ignorándose hasta hoy su paradero. Ella conoce la noticia mientras se encuentra asilada en Costa Rica.

Al cumplir 37 años decide regresar clandestinamente a Chile e inicia el trabajo de reconstruir y agrupar nuevamente al Partido Comunista.

En 1994, Gladys Marín es elegida secretaria general del Partido Comunista de Chile a los 53 años de edad, el cargo más importante dentro de dicho partido. A los 55 años, en 1997, se convierte en candidata a senadora por la circunscripción senatorial Santiago Poniente, no sale elegida.

Pero el paso más firme en la vida de Gladis Marín contra la dictadura es el 12 de enero de 1998, cuando interpone la primera querella en contra de Augusto Pinochet, por la desaparición de Jorge Muñoz, ese mismo año es candidata a la presidencia de la República, resultando derrotada por Ricardo Lagos Escobar.

La vida de Gladys da un vuelco el 25 de septiembre de 2003, cuando es internada en una clínica de Santiago donde el equipo médico le diagnostica la presencia de un tumor cerebral (gliobastoma multiforme). El 1 de octubre viaja a Estocolmo, Suecia, para ser intervenida en la clínica Karolinska.

El 19 de octubre viaja a La Habana, Cuba, para iniciar un proceso de rehabilitación dispuesto por su amigo personal Fidel Castro. El 4 de septiembre de 2004 es operada nuevamente en ese lugar de una necrosis de tejidos. En octubre vuelve a Santiago hasta el 7 de noviembre, fecha en la que regresa a Cuba para retornar a Chile un mes después.

Gladys Marín murió el pasado 6 de marzo de 2005, tras una larga batalla en contra de un tumor canceroso en el cerebro y nos hereda su lucha constante por la libertad, la democracia y los derechos de la ciudadanía.

2005/EC/SJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content