Gobierno no prioriza presupuestos de género

    Sólo se han etiquetado gastos para mujeres
Gobierno no prioriza presupuestos de género
Por: Guadalupe Vallejo Mora
Cimac | México, DF.- 04/11/2005

Para aprobar presupuestos con perspectiva de género en México se requeriría, además de voluntad política, sensibilidad y conocimiento del tema en un año en que el único interés del gobierno es ganar la Presidencia en el 2006 y no velar por las necesidades de más de la mitad de la población: las mujeres, opinó Daniela Díaz Echeverría, coordinadora del proyecto Mortalidad materna y presupuesto público del Centro de Análisis e Investigación Fundar.

Díaz recordó que en nuestro país no ha habido presupuestos con perspectiva de género, aun cuando el concepto se ha venido manejando con mayor insistencia en la última década gracias al trabajo de las legisladoras de la Comisión de Equidad de ambas cámaras, así como de grupos feministas, con apoyo del Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM, por sus siglas en inglés) a instituciones independientes como Fundar.

En México, dijo, "lo que ha habido es etiquetación del gasto; esto significa hacer visibles los recursos públicos e identificar los rubros específicos que históricamente han estado visibles para el resto de la población, como el Hospital de la Mujer y el Instituto Nacional de las Mujeres, así como algunos programas sociales que incluyen la palabra mujer".

Explicó que un presupuesto con enfoque de género implica poder diferenciar claramente no sólo los recursos que van destinados hacia las mujeres, sino cómo las va a afectar, se trate de mujeres con VIH/Sida, cáncer, madres solteras, etcétera. "Entonces, es mucho más profundo y requiere de un trabajo con aquellas organizaciones que han tenido un acercamiento estrecho con los grupos más vulnerables y más sensibles, como los indígenas o las mujeres con VIH/Sida y con hijos que tienen ese mal".

En entrevista con Cimacnoticias, Díaz Echeverría destacó que al aprobar presupuestos sensibles al género los gobiernos otorgan poder a las mujeres para que participen en la toma de decisiones económicas relacionadas con los programas diseñados para ellas.

Cuestionada sobre si en México se avanza hacia presupuestos con perspectiva de género o si éstos seguirán siendo inexistentes en el país, destacó: "no los ha habido como tal y no creo que los haya ahora que estamos en un proceso de elecciones donde la política la van a determinar las elecciones y la agenda de cada partido. El asunto ahora es ganar la presidencia en el 2006, ése es el punto. Yo puedo creer que algún partido puede tener sensibilidad ante el presupuesto con enfoque de género, pero si eso no es determinante en su agenda electoral, con seguridad que lo abandonara; así se ha hecho siempre".

Para la investigadora de Fundar, la etiquetación de los recursos es un paso para los presupuestos con perspectiva de género, pero "sólo eso".

-¿Las mujeres quedarán nuevamente en segundo plano? -se le inquirió.

-No sé si las mujeres en general, pero el tema específico, que es el del presupuesto con perspectiva de género, no creo que sea ahora prioritario en la agenda. Lo cierto es que es y debiera ser fundamental que en los programas sociales y, en general, en todos los programas públicos, quede muy clara la variante de género.

Además, los presupuestos sensibles al género deben ser transversales, porque se tiene que diferenciar cómo afectan de manera distinta a mujeres y hombres; entonces, "lo que históricamente ha habido en México es una etiquetación de los recursos; hay quien dice que es una inercia que va de un año a otro y, al mismo tiempo, que en los gobiernos no ha habido el interés por sacar adelante una iniciativa con enfoque de género -como tampoco la ha habido en el Poder Legislativo- aunque el futuro es ir hacia allá", acotó.

05/GV/YT