Inicio “Gran burocracia” para liberar recursos hacia las mujeres

“Gran burocracia” para liberar recursos hacia las mujeres

Por Lourdes Godínez Leal

Entre las anomalías detectadas por el Centro de Estudios para el Adelanto de las Mujeres y la Equidad de Género de la Cámara de Diputados (Ceameg), en el presupuesto para las mujeres ejercido durante el año pasado, hay inconsistencias en las reglas de operación entre lo establecido en el presupuesto de Egresos de 2007 en su anexo 9A y lo aprobado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público; hay también presupuesto sin ejercer en programas de la Secretaría de Salud (SS), así como poca claridad en el seguimiento en éstos.

En su reporte sobre el seguimiento a programas e instituciones, con acciones dirigidas a mujeres y a la igualdad de género en 2008 presentado recientemente, el Ceameg reconoce “la existencia de una gran burocracia en los plazos para la liberación de los recursos” lo que constituye, ha señalado, un obstáculo para cumplir en tiempo y forma con los objetivos y las metas físicas que las instancias se establecen.

Por ejemplo, de acuerdo con la información proporcionada por el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva (CNEGYSR) de la SS, que concentra siete programas principales de salud sexual y reproductiva, observa que pese al incremento de 250 millones de pesos durante el segundo trimestre de este año al Centro para atender el Cáncer Cérvico uterino (Ca cu), a la fecha éstos no se han ejercido.

El documento señala que de los “casi” 34 millones de pesos que originalmente se asignaron para atender el Ca cu, hubo un incremento aproximado de 250 millones para este rubro, mismo que al segundo trimestre de este año no se ha ejercido, debido principalmente, según lo reportado por el CNEGYSR, a la concreción de firmas de convenios con los estados y organización de acciones.

ARRANQUE PAREJO, SIN DATOS

Asimismo, en lo referente al Programa Arranque Parejo en la Vida (APV), cuyo objetivo es brindar información y servicios de salud de calidad para garantizar un embarazo saludable, un parto seguro y un puerperio sin complicaciones a todas las mujeres mexicanas, así como igualdad de oportunidades de crecimiento y desarrollo a todas las niñas y niños desde antes de su nacimiento hasta los 28 días de vida, no cuenta con información del primer trimestre.

Se desconoce, dice el Ceameg, cuál es la población objetivo y la población atendida en las tres líneas de acción de dicho programa: embarazo, parto y puerperio.

La falta de datos se debe, señala “al atraso en la compra y distribución de insumos, así como en la contratación de asesorías y proyectos”.

PND Y PRONASA, SIN VISIÓN DE GÉNERO

El Ceameghace una crítica tanto al Plan Nacional de Desarrollo (PND) como al Programa Nacional de Salud (Pronasa) establecidos para esta administración calderonista.

Una de las principales críticas es que ambos están pensados desde una perspectiva de equidad social y no de género, además de que la salud sexual y reproductiva, es omitida en el PND.

Ello, ha enfatizado el Ceameg, “puede significar un retroceso en la atención a la salud integral de las mujeres” ya que, al no contemplarla en el PND, no se definen acciones y programas en la materia incluyendo la competencia técnica y la atención profesional del personal médico para salvaguardar la salud integral de las mujeres.

Además de que se continúa restringiendo a la mujer al ámbito reproductivo (maternidad y salud perinatal) “ligado a un objetivo que no busca garantizar la salud de las mujeres de manera integral sino reducir las desigualdades en los servicios de salud mediante intervenciones focalizadas en comunidades marginadas y grupos vulnerables”.

La falta de programas y servicios de planificación familiar dirigidos a los hombres para promover su participación activa en la paternidad responsable y el comportamiento sexual y reproductivo saludable, así como el refuerzo de estereotipos que consideran que el cuidado de la salud familiar debe estar a cargo de las mujeres “no contribuyen de manera alguna al adelanto de las mujeres y tampoco a la igualdad de género”, enfatiza el Ceameg.

“Preocupa que ninguna de estas estrategias responda a las necesidades específicas de las mujeres; sólo se mencionan cuando se abordan temas de salud reproductiva o de violencia familiar, considerándose como problemáticas que incumben únicamente a las mujeres”.

LEY GENERAL Y DE IGUALDAD

En el análisis del Ceameg se observa que el Ejecutivo federal impulsará la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, a través de la incorporación de la perspectiva de género en el diseño, elaboración y aplicación de los programas de la Administración Pública Federal (APF), de acuerdo al Artículo 25 del Decreto del PEF 2008.

No obstante, el Proigualdad 2008-2012, rector en materia de transversalización de la perspectiva de género, cuyo principal eje de política pública es la salud de las mujeres, no está reflejado en el PND ya que éste se presentó desde 2007 y el Proigualdad en este año.

08/LGL/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más