Inicio Grave la situación en Oaxaca por violencia hacia la mujer

Grave la situación en Oaxaca por violencia hacia la mujer

Por Soledad Jarquín Edgar

En lo que va de el año, un total de 43 mujeres han sido asesinadas en Oaxaca, se desprende de un cruce de información entre la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) y la Procuraduría para la Defensa del Menor, la Mujer y la Familia (PDMMF), informó Eduardo Liendro, integrante del Colectivo Huaxyacac.

En conferencia de prensa, anunció que a petición del Colectivo Huaxyacac el 22 de noviembre, la Comisión Especial para Conocer y dar Seguimiento a las Investigaciones relacionadas con el Feminicidio, que preside la diputada federal Marcela Lagarde, hará una visita a la entidad para conocer la situación que guardan los crímenes contra mujeres, situación que calificó de grave.

A las afueras del Panteón San Miguel de esta capital, el también integrante del Colectivo de Hombres por Relaciones Igualitarias, detalló que mientras la PGJE menciona que son 14 las mujeres muertas por homicidio, la PDMMF dio a conocer un listado de 18 y el colectivo Huaxyacac encontró 28 casos de homicidios en una investigación hemerográfica, “datos que cruzados nos dan un total de 43, con nombre y apellido, en lo que va del presente año”.

Anunció que “no vamos a dejar que esto siga pasando”, por lo que hemos solicitado la intervención del Congreso Federal, quienes se habrán de entrevistar con el gobernador José Murat, el procurador de Justicia del Estado, la Comisión Estatal de Derechos Humanos, integrantes del nuevo Congreso local que se instalará este mes y la titular del Instituto de la Mujer Oaxaqueña.

Antes, el Colectivo Huaxyacac informó que de acuerdo con la Secretaría de Salud, Oaxaca ocupa el tercer lugar en homicidios de mujeres en 2001, en tanto que el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática dio a conocer que el promedio de muertes por homicidios entre 1999 y 2002 en la entidad es de 70.25 mujeres.

Así también se dieron a conocer los resultados de la investigación realizada por la Comisión Mexicana de Derechos Humanos, con fondos del INDESOL y datos del INEGI, en el que señala que de los 100 municipios con la tasa promedio anual más elevada de homicidios de mujeres, 81 corresponden a Oaxaca.

Detalló que de acuerdo con esa investigación son las regiones de la Costa, Sierra Sur, Istmo y Papaloapan en las que más del 50 por ciento de los municipios corresponden a la categoría de alta incidencia de homicidios de mujeres.

Según la Encuesta Nacional sobre Violencia contra Mujeres de 2003, realizada por la Secretaría de Salud, Oaxaca ocupa el primer lugar a nivel nacional y “el de mayor prevalencia de algún tipo de violencia contra las mujeres alguna vez en la vida”, esto último con 10 puntos por arriba de la prevalencia nacional.

LA POBRE RESPUESTA

Al leer el comunicado, Jessica Sánchez Maya, de la Liga Mexicana por la Defensa de Derechos Humanos, dijo que la respuesta del gobierno hacia este grave problema social ha sido sorprendente.

Por un lado, añadió, ha habido una pobre interpretación de la Ley de Violencia Intrafamiliar, que se traduce en acciones aisladas y desintegradas, con un Programa Estatal contra la Violencia Intrafamiliar sin voluntad del gobierno para su aplicación y una total carencia de presupuesto para implementar los espacios adecuados de atención y prevención de violencia contra la mujer.

Recordó que las acciones del gobierno de José Murat que concluye este 30 de noviembre, se quedaron inconclusas, como sucedió con la colocación de “la primera piedra” el 8 de marzo de 2002 y cuya obra no se terminó.

Asimismo, cuestionaron dónde quedaron los 10 millones de pesos que también ofreció públicamente el mandatario oaxaqueño el 14 de abril 2004, para la construcción de un albergue que daría cabida a las mujeres que sufren violencia intrafamiliar.

La representante de la Casa de la Mujer “Rosario Castellanos”, Angélica Ayala, sostuvo que la respuesta de las autoridades no fue al nivel que demanda un problema grave y complejo como es la violencia contra la mujeres.

Consideró que mientras las autoridades sigan minimizando el problema este seguirá creciendo, permitiendo la impunidad y lo que es peor aún es que no se implementan medidas preventivas para que no sigan siendo asesinadas las mujeres en Oaxaca.

43 VICTIMAS

Eduardo Liendro recordó que el feminicidio en Oaxaca parece no tener límites, señaló que este domingo 7 de noviembre apareció el cuerpo de una mujer de 25 a 30 años en la comunidad de Santa Catarina Ixtepeji, en la Sierra Juárez. El cuerpo que estaba amordazado con cinta canela y ataduras en los pies y manos con el cordón de una persiana, tenía mutilada la oreja derecha y fractura de cráneo.

Liendro presentó la lista de las 43 mujeres asesinadas ante los medios de comunicación, un número importante de estos homicidios fueron cometidos por el esposo, novio, concubino o amante.

NO SABIAMOS QUE HACER

Cecilia tendría ahora 22 años. Pero hace cuatro murió desangrada en un Hospital de la mixteca tras un aborto provocado por la golpiza que su esposo Antonio le había dado horas antes. Mónica cuenta la historia de su hermana, una historia que estuvo a punto de repetirse en ella. “Pero yo si me fui de la casa, sin nada, no quería morirme como Ceci, ni perder a mi criatura”, dice con voz entrecortada.

Mónica lamenta que en ese entonces nadie hubiera denunciado a Antonio por los golpes que recibió su hermana y que en realidad fue un asesinato. Los médicos dijeron que no había sido posible salvar al bebé ni a Ceci, y también nos dijeron que presentaba muchos moretones en su cuerpo. Preguntaron ¿se cayó su hermana? ¿alguien la golpeó? Nosotros no sabíamos que contestar, nos llamaron cuando ya estaba muerta. El mismo Antonio la había llevado a la clínica cuando se le puso mala.

Antonio está libre, porque nadie levantó un acta, ni nosotros ni los doctores nos dijeron si sospechaban algo, sólo preguntaron. Nadie puso una denuncia. En mi casa nos dolió mucho la muerte de mi hermanita y Antonio, pues siguió tomando, seguro cuando le pegó estaba tomado, ni cuenta se ha de ver dado, sostiene Mónica.

No sabíamos que era un delito que Antonio la golpeara. A uno le dicen te casas y haces lo que tu marido te pida. Si te pega, nos decían mis tías, es porque algo hiciste. Si no te da el gasto, seguro porque no sabes cómo gastarlo… Por eso creo que Ceci nunca se quejó, vivía lejos de nosotros, yo estaba en México…

La historia de Cecilia y Mónica se repite en cada población de Oaxaca. Mónica enfrenta ahora a las autoridades porque no la quieren ayudar a sacar sus cosas de la casa que compartía con su pareja hace poco más de un año y donde estuvo a punto de morir como su hermana debido a los golpes que recibió estando embarazada.

2004/SJ/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content