Inicio » Grave problema de salud es la muerte materna en Guatemala

Grave problema de salud es la muerte materna en Guatemala

Por la Redacción

A los asesinatos de mujeres de manera violenta en este país, conocido como feminicidio, se suman dos fallecimientos al día por muerte materna, cifra que podría ser mayor por el subregistro de este tipo de casos estimado del 44 por ciento.

Especialistas y autoridades de salud reconocen que la muerte materna en Guatemala es un problema grave de salud, que se asocia con la pobreza y la falta de atención médica oportuna a las mujeres, como sucedió a Rosalina Castillo Monterroso, de 40 años, quien falleció como consecuencia de una hemorragia.

El deceso de Rosalina ocurrió hace unos días en el caserío de Buena Vista, de San Martín Sacatepéquez, Quetzaltenango, como resultado de una hemorragia durante el alumbramiento del que sería su octavo hijo, señala un reporte de Mujereshoy.

Los factores de riesgo se habían multiplicado en Rosalina y uno de ellos fue la pobreza que generó mala alimentación, a lo que se agregan factores como la falta de medios de comunicación adecuados y un hospital cercano a este caserío.

El director del Sistema Integrado de Atención en Salud (SIAS), Mario Gudiel, señaló que la lejanía es uno factor de riesgo importante para las mujeres que viven lejos de hospitales y de atención especializada.

A esta complicación de carácter social, se agrega la mala alimentación que ocasiona severas hemorragias en las mujeres al momento del parto, el principal factor de muerte materna en Guatemala, explica el coordinador del Programa Nacional de Salud Reproductiva, Alejandro Silva

Rebeca Guízar, de la Instancia Coordinadora de Acciones para las Mujeres, lamentó que sólo el 40 por ciento de los partos son atendidos por médicos especialistas.

Son las parteras o comadronas las responsables de la mayoría de los nacimientos -60 y 70 por ciento de los alumbramientos- pero ellas carecen de los recursos necesarios para atender las complicaciones y los hospitales o clínicas están lejos de las comunidades, admite Alejandro Silva.

Añadió que al menos el uno por ciento de los partos son atendidos por algún familiar de la embarazada, pese a ello consideró que hay una disminución en el número de muertes por razones de embarazo, parto o puerperio en Guatemala.

2005/MH/SJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: