Inicio » Grosera y procaz, la designación de Medina Mora: Rosario Ibarra

Grosera y procaz, la designación de Medina Mora: Rosario Ibarra

Por Lourdes González García

Con la designación de Eduardo Medina Mora al frente de la Procuraduría General de la República (PGR), el gobierno de Felipe Calderón está abriendo el camino para llevar a México a una especie de “pinochetismo”, aseguró la senadora Rosario Ibarra de Piedra en el marco del aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que se celebra el 10 de diciembre.

Previo al termino de la Campaña mundial 16 de Activismo contra la violencia de género, Ibarra resaltó que, en contraste con las medidas de austeridad anunciadas por Felipe Calderón a su llegada a la presidencia de la República, al Ejército se le ofreció un incremento salarial a cambio de “mano dura y nada de titubeos”.

En entrevista con Cimacnoticias, Rosario Ibarra, quien lleva más de 30 años de sus 79 de vida abanderando el respeto a los derechos humanos en México, advirtió que las acciones tomadas hasta ahora contra las y los oaxaqueños que han participado en el conflicto que vive aquella entidad sureña desde mayo pasado, son clara muestra de la “mano dura” con que actuará el actual gobierno en contra de todos sus opositores.

Apenas el pasado martes, acusados de los delitos de sedición, ataques a las vías generales de comunicación e incitación a la violencia, entre otros, fueron detenidos Flavio y Horacio Sosa, ambos dirigentes de la Asamblea Popular de Pueblos de Oaxaca (APPO), organización que nació originalmente como apoyo a las demandas del magisterio oaxaqueño y luego ha exigido la renuncia del gobernador Ulises Ruiz.

¿Donde están los detenidos de Oaxaca, de qué están acusados, dónde están los expedientes, dónde los procedimientos penales? Es lo mismo que hicieron con las y los detenidos en el movimiento de 68, sólo que ahora, en lugar de llevárselos al Campo Marte, los están enviando a penales de alta seguridad, subrayó.

Consideró que la violación de los derechos humanos se agudizará durante el gobierno calderonista, y el nombramiento de Eduardo Medina Mora y la detención de gente en Oaxaca son apenas un adelanto de lo que viene.

MEDINA MORA CEREBRO DE LA REPRESIÓN CON FOX

Es una ilegalidad grosera y procaz poner a Medina Mora al frente de la PGR, cuando él fue el “cerebro” de la represión durante el gobierno de Fox, no sólo a disidentes, sino que estuvo involucrado también en el desafuero en contra de Andrés Manuel López Obrador y en la campaña de desprestigio al Partido de la Revolución Democrática (PRD).

La senadora, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos en esta Legislatura (LX), recordó también que al nuevo procurador se le ha relacionado con casos de pornografía infantil. Sin embargo, dijo, estando al frente de la PGR no van a progresar esas investigaciones, porqué es ilógico que él solito se vaya a investigar.

La activista, quien ha denunciado con persistencia la guerra sucia que aplicó el gobierno federal en los años 70, la represión, los secuestros y las desapariciones políticas en México, aseguró que la actuación de los cuerpos policíacos en San Salvador Atenco y Oaxaca, con Medina Mora como principal operador, permiten adelantar cuál será la política de Felipe Calderón en materia de respeto a los derechos humanos.

La senadora conoce de cerca el problema de Atenco, pues desde el año 2002 integró, junto con el defensor de los derechos indígenas en Chiapas, obispo Samuel Ruiz, una comisión especial de la sociedad civil para conciliar el conflicto entre los ejidatarios de San Salvador Atenco y el gobierno federal, que surgió tras la intención gubernamental de construir un nuevo aeropuerto internacional en esa zona conurbada de la ciudad de México.

Ibarra de Piedra también ha dado seguimiento a los hechos violentos ocurridos en mayo pasado en Atenco. Sobre el caso, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) reconoció en su informe que los cuerpos policíacos que actuaron para “reestablecer el orden”, cometieron diversos actos de tortura y violaciones. Y, señaló Ibarra, por órdenes del nuevo procurador general, hay cerca de 500 personas detenidas, sin que se sepa a dónde fueron llevadas.

“Esto sólo lo podemos calificar como de “pinochetismo”, porque operan de la misma forma” que Augusto Pinichet durante la dictadura militar en Chile, aseguró la senadora.

CORTINA DE HUMO “FICHAR” A ECHEVERRÍA

Aseveró que si hubiera que ponerle una calificación a la actuación del gobierno del ex presidente Vicente Fox en materia de Derechos Humanos, indudablemente sería de cero, porque es terrible lo que pasó durante todo su gobierno,

Él prometió resolver el asunto de las y los desaparecidos y en su lugar nos endilgó la famosa Fiscalía Especial Para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado, “de nombre largo y alcances cortos”, que fue una burla.

Los familiares de los desparecidos, dijo, nunca acudimos porque desde un principio le vimos el carácter mañoso, cuando se dijo que solamente serían castigados los crímenes de lesa humanidad cometidos después de la ratificación de la Convención Interamericana sobre Desaparecimiento Forzado, es decir de dos o tres años a la fecha.

La Fiscalía fue un fraude porque, en el último de los casos, solamente serían castigados los delitos de los últimos tres años, ¿entonces, cuál fiscalía del pasado?, fue una burla para todos los familiares de los desaparecidos, puntualizó Ibarra de Piedra.

Pero de qué nos sirve tener fichado y en su casa al ex presidente Echeverría, si no sabemos nada de ninguno de los desparecidos, es una vergüenza y un insulto a todo el pueblo y a quienes perdieron a sus familiares en esos movimientos.

UNA VIDA EN DEFENSA DE LOS DERECHOS HUMANOS

En 1975, tras el secuestro y desaparición de su hijo Jesús, acusado de pertenecer al grupo guerrillero Liga Comunista 23 de Septiembre, doña Rosario Ibarra, junto con un grupo de madres y familiares de desaparecidos y presos políticos, fundó el comité Eureka en su lucha para dar con el paradero de sus hijos y familiares.

Ibarra de Piedra realizó siete huelgas de hambre, a finales de los años 70, para exigir una amnistía para los presos políticos, misma que fue concedida a 148 presos por el entonces presidente José López Portillo en 1978. No obstante, alrededor de 400 personas relacionadas con los movimientos de los años 60 y 70 continúan desaparecidas.

Su lucha llevó a doña Rosario a ser la primera mujer candidata a la Presidencia de México en 1988, por el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), fue diputada federal entre 1985-88, y candidata al Nobel de la Paz en 1986.

06/LGG/CV/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: