Inicio Guatemala: los once años de paz y las mujeres

Guatemala: los once años de paz y las mujeres

Luego de haber permanecido como exiliada en Chiapas por más de 20 años, al ser perseguida por el Gobierno guatemalteco, al mando del militar Efraín Ríos Mont, Walda Barrios Klee vino a San Cristóbal de las Casas, donde radicó durante su exilio, para hacer un intercambio de experiencia sobre el proceso de paz y el papel de las mujeres guatemaltecas.

“Organizaciones de mujeres y proceso de paz en Guatemala,” fue el tema que dio a su participación al inicio de la Semana de Intercambio Académico que se lleva a cabo en Ecosur, del 7 al 10 del presente.

Walda Barrios, ex candidata a la vicepresidencia de su país, postulada por Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca y el Movimiento Amplio de Izquierda en el proceso electoral del 2007, se referiría al proceso de paz de su país, donde las mujeres han jugado un papel destacado, a raíz de la firma de paz, hace 11 (1996).

Walda Barrios Klee, mujer que abrió el primer programa de género en Chiapas dentro de lo la Máxima Casa de Estudios en Chiapas, la UNACH, y actual Presidenta de la Unión Nacional de Mujeres Guatemaltecas, habló de los logros de paz con perspectiva de género, como los compromisos contraídos por el estado.

Desglosa así los logros:

Lo primero que se logra es el reasentamiento de la población desarraigada, dándose prioridad a las familias encabezadas por mujeres viudas y con huérfanos, así como el derecho a la tierra.

En la firma de los acuerdos de paz, era un acuerdo, el acceso a la tierra en copropiedad. Además de ello, en la vivienda y créditos se da una protección especial para las mujeres campesinas. Esto, dice, no como parte de una dádiva del Estado, sino como compromiso de los acuerdos de paz.

SALUD Y MUERTE MATERNA

Con respecto al programa de salud, advierte, que se queda mucho en el papel.

Reconoce que el programa es muy bueno, no obstante, la tasa de muerte materna no baja, donde las mujeres siguen muriendo de parto, al igual que en Chiapas.

Visibilizar al país como multicultural es otro de los acuerdos, “que fue lo que conllevó a la lucha contra la discriminación, y ello implica el reconocimiento de las mujeres indígenas y su visión desde los diferentes idiomas”.

MOVIMIENTO DE MUJERES

En lo que respecta a la organización y participación, en su opinión hay una recomposición del movimiento social, no sólo con los movimientos de mujeres.

Uno de los espacios democráticos donde figuran las mujeres en el ámbito político fueron los consejos municipales y departamentales de desarrollo que tienen que ver con el ejercicio del poder local.

En esos consejos, es obligatoria la participación de las mujeres.

La organización de mujeres las prepara capacitándolas para que conozcan el código municipal, la legislación nacional, tratando que su liderazgo no sea sólo de jornal.

Se trata, explica, de que la participación activa de las mujeres sea con voz, para ello, las mujeres tienen que conocer sus derechos, empoderarlas para no ser manipuladas y no ser una figura decorativa en los consejos.

“Estos son los espacios de democracia que se han abierto en Guatemala, y si la gente se los apropia pueden llegar a funcionar para crear una democracia”, puntualiza.

Hay un foro de las mujeres que se creó como grupo de presión para vigilar el cumplimiento de los acuerdos de paz.

Walda Barrios destaca el grupo denominado de “Víctimas a Actoras de Cambio” son mujeres víctimas de violencia sexual durante el conflicto armado, quienes en su momento no declararon, “tenían miedo”, y fue hasta ahora cuando se comenzó a trabajar en el proceso de participación política.

Estas mujeres empezaron a hablar de estas situaciones de las cuales habían guardado silencio. Derivado de ello, el movimiento de mujeres, mantiene una serie radial que se llama “Rompiendo el silencio” con sus testimonios, once años de la firma de paz comienzan a contar sus historias.

“Ahora las mujeres vuelven a sentirse como vivas y comienzan a empoderarse, recuperan su autoestima y se dan cuenta que la violación sexual no fue culpa de ellas, donde sus cuerpos fueron usados como parte de esas herramientas de represión que se dio en la guerra”, agrega.

Durante todo estos tiempos, (once años de la firma de paz) ellas se sintieron culpables y el programa de “Víctimas a Actoras de Cambio” y trabajar con mujeres que fueron violentadas sexualmente es ahora una de las principales tareas como UNAMG para brindarles técnicas de sanación.

Desde la agrupación (UNAMG), las mujeres trabajan bajo tres ejes: participación política ciudadana, lucha contra la violencia y justicia social, que tiene que ver con los derechos económicos de las mujeres.

Walda se refirió a su participación política en el 2007, en la contienda electoral donde estuvo como candidata a la vicepresidencia. “Acepté porque estábamos buscando los espacios políticos, para las mujeres y teníamos que ser congruentes. Y ganamos mucho, el reconocimiento como partido de la URNG y espacios en el poder local”.

POLÍTICA Y GÉNERO

En Sololá, Guatemala, se hizo el primer Congreso sindicalista de izquierda, ganó la URG la alcaldía indígena en el 2007, y se trata de fortalecer a la izquierda desde el poder local.

La campaña política fue un proceso de educación popular, donde había 8 prioridades nacionales.

Por primera vez en la historia política de Guatemala se pone como prioridad la lucha contra el patriarcado, los derechos sexuales como un derecho, en programa de gobierno se manejaron todas las banderas feministas, y dijimos que no queremos cuota sino la paridad en los pueblos y comunidades para tener una sociedad más democrática y más abierta, comenta.

Y asegura, “es una proyecto de nación, porque será la Guatemala que todas queremos, porque es muy progresista y democrático y eso fue un logro, es haber logrado en el programa de gobierno aceptado por el partido”.

Finalmente se refirie a los avances legales, “hay buen legislación, el problema es el quiebre entre lo legal y su ejecución, como la ley de desarrollo social”.

Barrios Klee, concluye con la más importante de su aportaciones, que las mujeres en Guatemala han crecido, han avanzado a través de las organizaciones donde cada vez hay más mujeres rurales y urbanas, y funcionan a través de redes para seguir avanzado.

08/CR/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content