Inicio » Guerrero: indígenas esterilizados exigen indemnización recomendada por CNDH

Guerrero: indígenas esterilizados exigen indemnización recomendada por CNDH

Por Redaccion

Catorce personas del grupo indígena Me´phaa (tlapanecos) de El Camalote, municipio de Ayutla de los Libres, esterilizados bajo promesas y engaños por personal de la Secretaría de Salud (SS), denunciaron hoy en Chilpancingo, Guerrero, que el gobierno de Zeferino Torreblanca no ha cumplido las recomendaciones emitidas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y por la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos del estado de Guerrero (Codehum).

Las recomendaciones, que deberían ser cumplidas por las autoridades estatales a través de la SS, se emitieron de diciembre de 2007 a enero de 2008, por lo cual su incumplimiento indica que no hay voluntad política para cumplirlas, indica en un comunicado el Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan, y el caso permanece en total impunidad desde 1998.

La recomendación 066/2007 que emitió la CNDH el pasado 17 de diciembre del 2007, al gobernador Zeferino Torreblanca Galindo para que indemnice a los 14 indígenas, dice el comunicado, representa una oportunidad de este gobierno para realmente cumplir y respetar los derechos humanos en Guerrero que ancestralmente han sido ignorados.

“Hasta hoy, por ejemplo, la recomendación 35/2004 que por ese mismo caso emitió la
Comisión de Defensa de los Derechos Humanos del Estado de Guerrero (Codehum) no ha sido cumplida por las autoridades estatales a través de la Secretaría de Salud. El argumento es que los indígenas Me´phaa otorgaron su consentimiento para que les practicara la vasectomía”.

Sin embargo, continúa el texto, con esta nueva recomendación la CNDH confirma la violación a sus derechos fundamentales de que fueron objeto los 14 indígenas de El Camalote y evidencia que éstos fueron obligados por la brigada número 3 de Salud perteneciente a la jurisdicción 06 de la Costa Chica a someterse a una esterilización. Es decir, si hubo una decisión, ésta estuvo viciada en su origen, pues los médicos y la enfermera abusando de su cargo, actuaron mediante presiones y artimañas.

El 15 de abril de 1998 y el 11 de julio del 2001, Silverio Remigio Guzmán, Bibiano García Santiago, Bonifacio García Cruz, Crisóforo Manzanares Lorenzo, Artemio Cruz Vicente, Modesto Manzanares Lorenzo, Manuel Cruz Victoriano, Julio Bolaños Lorenzo, Marcelino Santiago Flores, Cipriano Santiago García, Lázaro Carranza Oropeza, Mauricio Cruz Morales, Arnulfo Cruz Concepción y Pascual Eugenio Cruz, fueron cooptados por la brigada sanitaria, integrada por el médico general operativo, Ernesto Guzmán León.

El promotor médico, Rafael Almazán Solís y la enfermera, Mayra Ramos Benito, les prometieron diversos beneficios gubernamentales (una clínica, médico, medicamentos, despensas, ropa, cobijas, vivienda y becas) a cambio de que aceptaran esterilizarse.

Dicho caso no es aislado, recuerda Tlachinollan, porque antes, en las comunidades de La Fátima, Ojo de Agua y Ocotlán, también del municipio de Ayutla de los Libres, otros 16 indígenas Na´savi (mixtecos) fueron convencidos para practicarse la vasectomía, bajo el mismo método de promesas y engaños.

“Incluso por este hecho la Codehum emitió la recomendación 041/99, pero ante el incumplimiento por parte de la Secretaría de Salud, fue remitida ante la CNDH quien confirmó el veredicto local mediante la correlativa recomendación 18/2001, que tampoco ha sido acatada a cabalidad”, señala el comunicado.

Si bien, tanto los Me´phaa como los Na savi, expresaron su consentimiento en términos de realizarse la vasectomía, esto fue porque su voluntad fue manipulada a través de las promesas de distintos beneficios sociales, asienta Tlachinollan. Esto significa que para convencerlos, la Secretaría de Salud no sólo abusó de la pobreza de los indígenas, sino de sus necesidades de subsistencia.

Por ello, es evidentemente visible que el consentimiento otorgado por los Me´phaa y al que se aferra la Secretaría de Salud para justificar su actuar se encuentra manipulado, toda vez que no se trata de un consentimiento informado, sino de un consentimiento viciado.

Ante esto, es procedente que la administración de Zeferino Torreblanca cumpla con la recomendación 066/2007, pues ésta expresa claramente que el gobierno del estado, a través de la Secretaría de Salud, se apartó de la Norma Oficial Mexicana 005-SSA-1993 sobre políticas de planificación familiar que establecen la libertad de los indígenas para decidir sobre sus derechos sexuales y reproductivos; así como del artículo 4° de la Constitución mexicana; y los artículos 3.1 y 3.2 del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo sobre Pueblos Indígenas y Tribales.

Lamentablemente el caso de los 14 indígenas esterilizados ha permanecido en la impunidad desde hace ocho años, pues ninguno de los responsables ha sido sancionado hasta hoy; más bien prevalece la falta de voluntad política por parte de los gobiernos para cumplir con las recomendaciones de organismos de derechos humanos tanto a nivel estatal como nacional, asegura el Centro de Derechos Humanos de La Montaña.

SUMA DE CASOS

“En su discurso –sintetiza Tlachinollan– el gobernador Zeferino Torreblanca refiere constantemente que respeta los derechos humanos en la entidad, sin embargo las tres recomendaciones –una por el caso del asesinato del reportero de Televisa, Amado Ramírez; otra por el también asesinato del director del Despertar de la Costa, Misael Tamayo; y la de los indígenas esterilizados de El Camalote–, que ha emitido la CNDH en menos de un mes, indican que la situación de vigencia de los derechos humanos en Guerrero, está puesta en duda.

Por ello, consideramos que la recomendación 066/2007 es una prueba para el gobierno de Zeferino Torreblanca, y bajo esa premisa, la Organización del Pueblo Indígena Me´phaa (OPIM) y el Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan exigen:

El cumplimiento cabal de la recomendación 066/2007 que emitió la CNDH el 17 de diciembre; la dotación de viviendas adecuadas en El Camalote; la construcción de un centro de salud debidamente equipado (con médicos y medicinas); la indemnización por los daños y violación a los derechos fundamentales de los indígenas Me´phaa de El Camalote.

Además, que el gobierno del estado tome las medidas necesarias para evitar que en lo sucesivo la Secretaría de Salud repita actos de esta naturaleza y que sancione a los responsables de la esterilización forzada de los indígenas Me´phaa de El Camalote.

08/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: