Inicio Hacia un feminismo ecológico, llama activista

Hacia un feminismo ecológico, llama activista

Por Guadalupe Vallejo Mora

La activista Friné López Martínez llamó a redefinir el concepto de ecofeminismo de los 90 como un feminismo ecológico, porque “no es por nuestras cuestiones biológicas reproductivas (como mujeres) por las cuales estamos en contacto con la naturaleza”.

Frente a concepciones surgidas al interior del Primer Encuentro Artístico-Cultural: Ecofeminismo, Etnia y Alimentación Transgénica, que sugieren una relación mujer-madre naturaleza como creadoras de vida, la integrante de Milenio Feminista dijo que el distanciamiento o acercamiento y el impacto positivo o negativo con la naturaleza, “se da de acuerdo a los diferentes roles que tenemos mujeres y hombres de acceso a la propiedad”.

“El ecofeminismo ya tuvo su tiempo, su época… Por eso estamos propiciando desde hace 10 años otro acercamiento a las relaciones de mujeres y hombres con la naturaleza, con el medio ambiente, con el desarrollo sustentable”.

Recordó que en 1992, cuando las mujeres comenzaron a hablar del “ecofeminismo”, se contaba con una bibliografía escasa del tema, “pero hoy en día se ha dado el surgimiento de nuevas corrientes con Bina Agarwal, quien plantea claramente el ambientalismo feminista. En el caso de México está Margarita Velásquez, investigadora de la UNAM; Verónica Vázquez, investigadora del Colegio de Postgraduados Campus Texcoco, y Laura Ruiz, integrante de la Red Nacional Milenio Feminista.

Al participar en la plenaria del cuarto día de trabajos del Encuentro con su ponencia “Ecofeminismo o feminismo ambiental”, López Martínez recordó que fue en los años 70 cuando surgió el interés de las mujeres por involucrarse en las luchas ambientalistas. “El ecofeminismo es en cierta forma una síntesis de los movimientos políticos de aquellos tiempos: pacifismo, feminismo, ambientalismo, antimilitarismo, derechos de los animales y espiritualidad, entre otros”.

Sin apartarse de la visión común que los conceptos engloban, López dijo en su introducción al tema que “cualquiera que sea el interés de las mujeres frente a la naturaleza, ésta se da de manera diferenciada con los hombres en virtud del sexo/género, resaltando dicha vinculación como conocedoras, usuarias, afectadas, productoras y/o consumidoras de los recursos naturales y del medio ambiente”.

Lo anterior, “de acuerdo a las tareas y responsabilidades que las distintas sociedades en distintos tiempos les ha asignado a las mujeres y que se relacionan con la reproducción biológica y social de sus familias o de las unidades domésticas, sean éstas rurales o urbanas”, dijo.

DE LA REVOLUCION VERDE A TRANSGENICOS

En otro orden de ideas, Virginia Sánchez Navarro, activista social del feminismo y ambientalista, alertó que la llamada “Revolución Verde” surgida al finalizar la Segunda Guerra Mundial en los países europeos, surgió porque los grandes productores de nitrógeno tenían un excedente y se quedaron sin la salida comercial de su producto, de ahí que inventaron una salida comercial que fue distribuida en los grandes espacios de cultivo de los países del tercer mundo, por medio de abono.

Este es sin duda el antecedente directo de los productos transgénicos o genéticamente modificados cuyo engaño es similar al de los agricultores de los países denominados del “tercer mundo”, a quienes les dijeron que para salir de la pobreza en la que se encontraban tenían que comprar su paquete para que pudieran tener mayores cosechas.

“Dicho paquete contenía semillas trasgénicas, abono con un exceso de nitrógeno y cargado de pesticidas, con lo que seguramente los agricultores tendrían unas excelentes cosechas, pero la realidad fue otra: reducción de cosechas y la degradación de los suelos destinados a la agricultura”.

Sánchez Navarro expuso que la utilización de este nitrógeno lo único que provocó fue la destrucción de los suelos; en las plantas se dio que en la primera cosecha de estos cultivos fuera muy buena, pero para la segunda, la planta ya no producía ni una cuarta parte de lo que fue en la primera.

“Por ello es importante no dejarnos deslumbrar nuevamente ahora con las semillas trangénicas, que según los grandes productores que éstas son las que van a acabar con el hambre de los países tercermundistas”.

2005/GV/GM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content