Inicio Hacinamiento de indígenas en Centro Histórico

Hacinamiento de indígenas en Centro Histórico

Por la Redacción

El Centro Histórico de la Ciudad de México concentra hoy en día a un gran número de mujeres indígenas que se alojan en viejas vecindades, bodegas, lotes baldíos y edificios públicos abandonados, lo que agudiza su situación de vulnerabilidad, aseguró la académica del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM, Cristina Oehmichen.

En su estudio Espacio Urbano y Segregación Étnica en la Ciudad de México, la doctora en antropología refirió que en el centro de la ciudad las indígenas realizan distintos tipos de actividades predominando el comercio informal, el peonaje y los trabajos más agotadores y peor retribuidos.

La necesidad que tienen de maximizar los espacios que han conquistado en la ciudad impide que abandonen el centro, pues vivir en esta área les permite a las mujeres que tienen hijas e hijos pequeños atender el hogar y simultáneamente desempeñar el comercio callejero a unos cuantos metros de sus viviendas, dijo.

Oehmichen explicó que las mujeres, al igual que sus madres y abuelas, realizan la venta de frutas y semillas y cada vez más artículos industrializados, mientras que sus hijas e hijos colaboran con el gasto familiar vendiendo dulces o limpiando parabrisas de automóviles en los cruceros. Acuden a las salidas de teatros, cines y en general, lugares públicos.

La investigadora destaca que La Merced continúa siendo hasta hoy un lugar importante para el comercio y la vivienda para un gran número de mazahuas, triquis, otomíes, mazatecos y mixtecos.

Debido a su situación irregular, la población indígena que habita en el primer cuadro de la ciudad recibe continúas amenazas de desalojo por parte de los dueños o supuestos propietarios de los inmuebles. En algunos casos se han presentado intentos violentos de desalojo extrajudicial y es frecuente que las indígenas vivan en peligro constante debido a que ocupan inmuebles inseguros.

Además las mujeres junto con sus familias que emigran al Distrito Federal, son víctimas no sólo del racismo y discriminación, sino de la drogadicción y prostitución.

2004/RG/GV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content