Inicio Han muerto 219 niñas y niños y 89 mujeres palestinos en Gaza

Han muerto 219 niñas y niños y 89 mujeres palestinos en Gaza

Informes recabados por la organización internacional Visión Mundial han contabilizado más de 700 personas palestinas muertas, de las cuales 219 han sido niñas y niños y más de 89 mujeres. En tanto el Gobierno belga autorizó una operación para que autoridades locales, hospitales, Organizaciones No Gubernamentales (ONG) y la Cruz Roja Internacional trasladen a las y los menores a otros hospitales fuera de Gaza.

De acuerdo con Visión Mundial las y los heridos palestinos ascienden a 3 mil 100, de los cuales 800 son niñas y niños y 380 mujeres. Por su parte, las Fuerzas de Defensa Israelí (FDI) informaron de 7 soldados muertos y 104 heridos desde el comienzo de la ofensiva hasta la fecha. La escalada de violencia en Gaza iniciada el 27 de diciembre no tiene precedentes en su alcance y destrucción, dice Visión Mundial.

La organización señala que después de semanas de un bloqueo debilitante en las fronteras de Gaza, el aumento de la violencia militar ha tenido un efecto sobre la población civil, especialmente en las niñas y niños, que sufren emocional y físicamente como consecuencia de la violencia.

Por eso insta enérgicamente a todas las partes a un alto al fuego inmediato porque, dice, son la infancia y la población civil los más vulnerables, quienes más sufren en estas situaciones. Pide además que se ponga fin a los 18 meses de bloqueo de 1.5 millones de palestinos.

Visión Mundial y otros organismos internacionales, entre ellos el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF, por sus siglas en inglés) dan fe de la grave tensión psicológica y física que experimentan las y los niños, quienes constituyen más de la mitad de la población de Gaza, señala el comunicado.

LLAMADOS

En el ataque contra Gaza, decenas de niñas y niños han resultado muertos o heridos, los cuales se suman a los más de mil niñas yniños palestinos y más de 100 menores de edad israelíes que han muerto en el conflicto desde 2000. Además, un número incalculable en Gaza y al sur de Israel viven en el miedo como consecuencia del enfrentamiento, indica Visión Mundial.

“Lamentamos todas las muertes y estamos profundamente preocupados por el impacto duradero de la violencia sobre las poblaciones afectadas. El bloqueo ha devastado la economía de Gaza, suspendido los servicios y el pueblo palestino se ha convertido totalmente en dependiente de la asistencia humanitaria”, señala.

Visión Mundial lanza un llamado al Cuarteto (integrado por la Unión Europea, el Secretario General de la ONU, los Estados Unidos y la Federación de Rusia) a participar con más fuerza en los esfuerzos para lograr un alto inmediato al fuego.

De igual manera, informa que ha estado en Jerusalén, Cisjordania y Gaza durante 30 años, apoyando a 23 mil niñas y niños, a través de 10 programas sectoriales en varios de los territorios palestinos. En Gaza, los programas benefician a miles de menores de edad.

“Es responsabilidad de todas las partes en este conflicto proteger los derechos de las niñas y niños”, puntualiza la organización internacional. La Convención sobre los Derechos del Niño estipula que los Estados Partes tienen la obligación, en virtud del derecho internacional humanitario, de proteger a las y los niños. E Israel, como signatario de la Convención, debe tomar todas las medidas posibles para garantizar la protección y el cuidado de las y los niños que se ven afectados por un conflicto armado.

Agrega que los actores no estatales, como Hamas, están también obligados por las disposiciones de derecho internacional que defienden los derechos especiales de las y los niños a la protección y deben ser considerados responsables de actos que sean contrarios a esos derechos.

Las escuelas en el área Marjeyoun con 2 mil 200 niñas y niños atendidas por Visión Mundial cerraron este jueves después de que cohetes fueron disparados desde el sur del Líbano hacia Israel y los militares israelíes respondieron bombardeando contra quienes suponían les habían disparado.

Los cohetes fueron disparados desde un lugar situado a unos 40 kilómetros al suroeste de la aldea de Dibbin, una de las aldeas en las que Visión Mundial trabaja. Además, la Fuerza de las Naciones Unidas en el Líbano y el Ejército libanés han intensificado las patrullas de la región fronteriza al sur del Líbano.

EVACUACIÓN DE INFANCIA HERIDA EN GAZA

Esta mañana, tras la cantidad de menores de edad heridos, se iniciaron los preparativos para la evacuación de niñas y niños heridos en Gaza. Según reportes de agencias internacionales, el Gobierno belga autorizó la operación, en la que autoridades locales, hospitales, ONG y la Cruz Roja Internacional trabajarán para llevar a las y los menores de edad a otros hospitales.

La agencia internacional EFE destaca que un equipo de nueve especialistas del mecanismo de intervención humanitaria urgente de Bélgica viajó para preparar la evacuación de la infancia herida en la franja de Gaza. Con el objetivo de iniciar, posiblemente este fin de semana, la evacuación hacia hospitales belgas.

El grupo de 9 especialistas va acompañado de médicos, enfermeros, intérprete, personal logístico y coordinador, así como material humanitario para reforzar el hospital de El-Arish, ciudad egipcia situada a sesenta kilómetros de la frontera sur de Gaza, el cual acoge a más de cien niñas y niños palestinos que fueron evacuados desde la franja de Gaza, tras el inicio de la ofensiva israelí.

En tanto, paramédicos de la Cruz Roja rescataron cuatro niños aún con vida, hambrientos, cerca de los cuerpos sin vida de sus madres, informan los medios en el mundo.

El representante de la Cruz Roja, Perre Wettach, acusó a Israel de ignorar deliberadamente a las familias que están muriendo. “El cuerpo militar israelí debió de prevenir esta situación, pero no asistió a los heridos. Ni tampoco hicieron lo posible para que la organización Palestine Red Crescent los auxiliara.

Las agencias de noticias, como AP, dieron a conocer hoy en la mañana que Hamas rechaza la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU y por su parte Reuters informa que Israel también rechaza la medida de llamamiento de cese al fuego.

UN HOSPITAL PALESTINO

Mientras el New York Times se pregunta desde Palestina: “Ante el fuego en Gaza, ¿quién puede sonreír ante el sufrimiento?”. Y acompaña el texto con una fotografía que muestra la destrucción total de una casa, ante los aterrorizados ojos de una mujer.

Relata: el cuarto de emergencia del hospital de Shifa, este lugar de sangre y desesperación, fue este jueves testigo de cómo la gente ordinaria es aprisionada entre disparos suicidas y el gigante militar.

El doctor Awini al-Jaru, de 37 años de edad, cirujano del hospital, avisó que hoy no irá a trabajar al hospital: su cabeza está sangrante y la mandíbula de su hija fracturada.

Dice el médico que militantes de Hamas, vecinos a su apartamento, construyeron y prendieron fuego a un mortero e hicieron fuego. Israel les respondió con mucha fuerza y su apartamento fue golpeado. Su esposa Albina, originaria de Ucrania, y su hijo de un año de edad resultaron muertos.

“Mi hijo fue convertido en pedazos”, gritó el médico. “Mi esposa fue partida en dos. Tuve que dejar su cuerpo en la casa”.

Albina era extranjera y pudo haber dejado Gaza en los días recientes junto con sus hijos, pero se resistió porque no quería dejarme, se lamenta el doctor Jaru.

Minutos más tarde, otro carro arribó al hospital con otros cuatro pacientes. Uno de 21 años de edad, con su pierna destrozada, militante de Islamic Jihad y demandando con una amplia sonrisa inmediato tratamiento: “Apúrese, debo regresar para seguir peleando”, le dijo al doctor.

Le dijeron que había casos más serios que el de él, que debería esperar. Pero el insistió. “Estamos peleando contra los israelíes”, cuando peleamos, hacemos fuego, corremos, pero ellos están respondiendo muy rápidamente”, narraba con una sonrisa de satisfacción.

“¿Por qué estás tan contento?”, le preguntó un reportero, “mira a tu alrededor”.

A una niña que estaba en cirugía le daban 18 puntadas en su pierna; un hombre de avanzada edad estaba bañado en sangre; un bebé de pocos semanas de nacido yacía herido y miraba a su alrededor; había también un hombre con parte de su cerebro salido, mientras su familia esperaba que lo atendieran a su lado. “¿No ves que esta gente está herida”, se le pregunto al sonriente militante.

“Yo soy de la gente también”, respondió con su amplia sonrisa. “Ellos perdieron a sus seres amados como mártires, deben de estar felices, y yo quiero ser un mártir también”.

09/GT/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más