Inicio Han sufrido mutilación genital 135 millones de mujeres en el mundo

Han sufrido mutilación genital 135 millones de mujeres en el mundo

Por Sanjuana Martínez*

El combate a la Mutilación Genital Femenina (MGF) pretende evitar que tres millones de niñas se vean sometidas a esta práctica cruel y ancestral de violencia de género.

En el mundo cada minuto, cuatro niñas sufren la extirpación parcial o total de sus órganos genitales.

Con esta práctica contraria a los derechos humanos se persigue la pérdida de sensibilidad para eliminar el placer sexual de las mujeres. El argumento de quienes la practican es que la ablación del clítoris evita la infidelidad y asegura la virginidad de la mujer hasta llegar al matrimonio. La gran mayoría de los hombres en países que aceptan el rito, rechazan a una mujer con clítoris.

Además del trauma psicológico que sufren las niñas mutiladas a veces cuando apenas tienen cinco años, muchas mujeres mueren desangradas o por infecciones posteriores. Los métodos para la mutilación genital son muy poco ortodoxos y las matronas, abuelas o madres de las niñas, la realizan rudimentariamente en casas, nunca en hospitales y suelen usar para ello cristales, cuchillos o navajas de afeitar.

Esta práctica es común todavía en 28 países africanos y en otros tantos de Asia y Oriente Medio, pero las familias inmigrantes la practican igualmente en todo el mundo. En América Latina se han detectado graves casos en Colombia y Perú, mientras en México el problema pasa desapercibido para las autoridades y legisladores.

En la mayoría de los países europeos los Congresos han legislado para prohibir este ritual de iniciación considerado un delito, incluso algunos como España han ido más allá aprobando una Ley Orgánica para condenar extraterritorialmente la ablación del clítoris. Los jueces pueden perseguir casos ocurridos en otros países.

Y es que la penalización de esta práctica ha provocado que muchas familias africanas opten por viajar a su lugar de origen para practicar la ablación del clítoris a las niñas y luego vuelvan al país donde radican, por lo tanto el Gobierno español ha decidido perseguir igualmente la mutilación que puede ser comprobada con un examen a la víctima.

En Cataluña, por ejemplo, un total de 3 mil 600 mujeres — particularmente de origen africano— han padecido la mutilación genital y lo que es más alarmante 2 mil niñas más están en peligro de padecerla.

La Universidad Autónoma de Barcelona ha creado un proyecto prometedor titulado: “Iniciación sin mutilación” que pretende proteger a las menores de edad de la parte más traumática de este rito reconocido internacionalmente como una fuerte violación a los derechos humanos.

A pesar de los esfuerzos y el trabajo de organismos internacionales las familias siguen practicando el ritual viajando a sus países de origen, por tanto el objetivo del proyecto es convencer a las madres y particularmente a las abuelas para que eliminen la primera parte del rito que consiste en cortar la vulva de la niña y practiquen solamente la segunda y tercera fase en torno al reconocimiento público del nuevo estatus de la menor y la transmisión de conocimientos de las mujeres mayores.

En el Día Mundial de la “tolerancia cero” con la mutilación genital femenina, Amnistía Internacional (AI) difundió un manifiesto contra la ablación del clítoris en donde plantea algunas medidas para combatir esta práctica. Ha creado un grupo en el Parlamento Europeo que atienda exclusivamente este tema y pretende que la mutilación femenina ocurrida no sea motivo para regular la migración o fomentar la xenofobia.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha realizado un informe en colaboración con diez agencias de la ONU, titulado Eliminando la mutilación genital Femenina que revela que la ablación del clítoris afecta diariamente a más de 8 mil niñas y mujeres en África, Emiratos Árabes Unidos, Israel, Irak, India, Indonesia o Malasia.

Las principales afectadas tienen entre 15 y 49 años con porcentajes elevados en Somalia en el orden del 97.9 por ciento, Egipto 95.8 por ciento, Guinea 95.6 por ciento, Sierra Leona 94 por ciento, Yibuti 93.1 por ciento, Mali 91.6 por ciento, Sudán 90 por ciento y Eritrea 88.7 por ciento.

Según el estudio de la OMS el año pasado detectaron 79 millones, 105 mil 692 niñas y mujeres africanas de entre 15 a 49 años que sufrieron la mutilación genital y 12.4 millones de menores más afectadas de entre 10 a 14 años. Solo en África la cifra asciende a unos 91 millones y medio de mujeres y niñas mutiladas.

Por lo pronto, el departamento de Ginecología y Obstetricia del Hospital Universitario Doctor Peset de Valencia realizó exitosamente hace unos días la primera reconstrucción del clítoris a una somalí de 25 años que sufrió la ablación.

En la operación el doctor Pere Barri del Instituto Universitario Dexeus de Barcelona realizó una defibulación, es decir, la apertura vaginal para darle apariencia anatómica normal a los genitales. Según el especialista la joven somalí tiene la posibilidad de recuperar la sensibilidad del clítoris y mejorar la calidad de su vida sexual en un 75 por ciento.

Los mexicanos no practican la ablación, pero el catolicismo más conservador considera pecaminoso el placer sexual femenino si no tiene como objetivo la procreación. Otra mutilación, finalmente.

* Sanjuana Martínez, es periodista de investigación freelance, autora de varios libros, el último “Prueba de fe. La red de cardenales y obispos en la pederastia clerical” (Editorial Planeta).

09/SM/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content