Inicio Hay todavía rezagos en materia sexual, asegura especialista

Hay todavía rezagos en materia sexual, asegura especialista

Por Guadalupe Vallejo Mora

Aun cuando México ha logrado reducir en los últimos 30 años su tasa de natalidad de 6 a 2.2 hijas e hijos por familia, seguimos pensando que la maternidad es la única forma de desarrollo de las mujeres, afirmó Carlos Javier Echarri, coordinador académico del doctorado en Estudios de Población de El Colegio de México (Colmex).

Dijo que hoy en día es innegable el avance que ha experimentado nuestro país en cuanto a salud reproductiva ya que el uso de métodos anticonceptivos pasó, en 1976, de 30.2 por ciento a 75 por ciento en 2005, en mujeres casadas.

Sin embargo –agregó-, seguimos rezagados en material sexual, esto es no se ha pasado al disfrute de una sexualidad sin miedo a embarazos no deseados o a contraer enfermedades de transmisión sexual.

Para el demógrafo por la Université Catholique de Lovain, las políticas poblacionales implementadas en nuestro país a partir de la década de los 70 permiten a las parejas recurrir a los servicios de salud y optar por métodos anticonceptivos gratuitos, pero se ha olvidado de quienes padecen algún problema de infertilidad.

En entrevista con Cimacnoticias, el autor de Salud Reproductiva y Sociedad expuso que si bien la atención a la salud ha mejorado en las últimas tres décadas, aún se piensa que la salud reproductiva es exclusiva de las mujeres y la participación del varón es mínima.

Sugirió trabajar desde el ámbito científico en la creación de otras alternativas de anticoncepción dirigidas a la población masculina, sin dejar de lado el uso del preservativo y la vasectomía sin bisturí.

En el renglón de las y los jóvenes, lamentó que el contacto entre las instituciones de salud y este sector sea casi inexistente, y que un gran porcentaje de embarazos en adolescentes sea resultado de la primera relación sexual.

“Falta reforzar una mayor educación sexual, porque aun cuando las y los jóvenes conocen el uso del condón, una vez que intiman por un tiempo, dejan de usarlo y en ocasiones dan paso a relaciones casuales con altas probabilidades de contraer enfermedades de transmisión sexual”.

En este marco, el investigador se pronunció por la búsqueda de otras iniciativas de acercamiento con la juventud, como las de líneas telefónicas para disipar dudas sobre sexualidad, y resaltó la necesidad de fomentar una mayor educación sexual a edades tempranas no sólo en el hogar sino en la escuela misma.

Insistió en que únicamente se ha avanzado en los derechos reproductivos, no en el ejercicio pleno de los derechos sexuales. “Cómo vamos a empoderar a las mujeres si no logramos que obliguen a sus parejas a utilizar el condón; nos falta avanzar en la anticoncepciòn masculina”.


2005/GV/GM

 


Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content