Inicio » Hidalgo no evita embarazos en 17 por ciento de adolescentes

Hidalgo no evita embarazos en 17 por ciento de adolescentes

Griselda considera que los embarazos tempranos son un foco de atención: “Creo que a partir de que el Sector Salud dé más presupuesto a estos métodos anticonceptivos habría una disminución de embarazos en adolescentes”.
 
También refirió que “es un trabajo en conjunto, la capacitación y sensibilización de los padres de familia, de los maestros y del sector salud”.
 
Griselda Arroyo Rodríguez es coordinadora de la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos en México (Ddeser), en el Valle del Mezquital.
 
Actualmente esta agrupación cuenta con 36 promotoras y promotores distribuidos en los municipios hidalguenses de Santiago de Anaya, Cardonal e Ixmiquilpan, a donde llevan información a las y los jóvenes por medio de folders, calcomanías y pintas de bardas, además de talleres en secundarias donde participan el alumnado, docentes, madres y padres de familia.
 
Promotoras y promotores del Valle del Mezquital se reunieron el pasado 16 de noviembre en la Plaza Independencia de la capital hidalguense, para emitir su postura sobre los derechos sexuales y reproductivos de las y los jóvenes.
 
Debido al desabasto de métodos anticonceptivos en los centros de salud, las y los jóvenes exigieron a las autoridades estatales y municipales y a la sociedad civil a unirse a favor de una salud sexual y reproductiva efectiva, en la que la población juvenil acceda a los diferentes métodos y esté informada de los usos y beneficios que otorgan.
 
Como agrupación, Ddeser tiene el objetivo y compromiso de crear conciencia en las y los jóvenes sobre los derechos sexuales y reproductivos. Gracias al financiamiento de la Comisión Europea, la juventud de las comunidades indígenas se informa sobre el uso correcto de los anticonceptivos.
 
La Comisión Europea apoyó a los estados de Oaxaca, Chiapas e Hidalgo –en específico el Valle del Mezquital–, para la realización de talleres de capacitación a promotores en sexualidad, derechos sexuales y reproductivos, y campañas de información. Cada año hay tres capacitaciones.
 
Actualmente se trabaja con la Secretaría de Salud estatal (Ss) para sumar esfuerzos en el ámbito de la salud sexual.
 
De 2007 a 2012 se realizó un monitoreo a los servicios de salud sexual y reproductiva para adolescentes en las localidades de Ixmiquilpan y Capula (municipio de Ixmiquilpan); Cardonal y El Bingú (municipio de Cardonal), y en Santiago de Anaya y Cerritos (municipio de Santiago de Anaya).
 
Con el monitoreo se pudo detectar que todas las comunidades indígenas necesitan atención integral sobre salud sexual y reproductiva, además de que se documentó el desabasto de métodos anticonceptivos.
 
La campaña de concientización en derechos sexuales y reproductivos busca disminuir el índice de embarazos en adolescentes, y prevenir infecciones de transmisión sexual.
 
El proyecto “Unámonos por la salud de las y los jóvenes” ha tenido una buena aceptación por parte de madres y padres de familia, jóvenes y docentes. “Los tabúes poco a poco se están eliminando para dar paso a la información”, destacó Griselda.
 
Comentó que la Ss tiene la disposición para conocer el proyecto. Entre las demandas de Ddeser a la dependencia es que el servicio en cada clínica sea de calidad, confidencial y sin la necesidad de llevar un expediente para que las y los jóvenes accedan a los condones o algún otro método de control natal.
 
En Hidalgo el 26.8 por ciento de mujeres de entre 20 y 24 años considera insuficiente el abasto de anticonceptivos, mientras que las adolescentes de entre 15 y 17 años no utilizan algún método.
 
EL PRONUNCIAMIENTO
 
En su pronunciamiento, jóvenes indígenas del estado de Hidalgo exigieron a la autoridad dar respuesta a programas vitales para el desarrollo, e hicieron un llamado a la Secretaría de Educación Pública, al Instituto Hidalguense de la Juventud, y a la Comisión Nacional para los Pueblos Indígenas.
 
En su reunión, concluyeron que la juventud mexicana requiere de la atención permanente y comprometida de las instituciones que tienen la obligación constitucional de brindar todos los servicios necesarios, para facilitar el desarrollo saludable y digno, incluyendo la salud sexual y reproductiva.
 
En este punto, las y los promotores advirtieron que 43 por ciento de las adolescentes hidalguenses de entre 15 y 17 años no utilizaron un método anticonceptivo en su primera relación sexual, lo que ha derivado en embarazos en un 17 por ciento de esta población.
 
Por tanto, Ddeser se pronunció a favor de garantizar el abasto de anticonceptivos y por la capacitación al personal de salud para brindar atención de calidad.
 
13/ASC/IFG/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más