Inicio Hija de presunto eperrista pide a CIDH medidas cautelares para él

Hija de presunto eperrista pide a CIDH medidas cautelares para él

Nadin Reyes Maldonado, sostuvo que su padre, Edmundo Reyes Amaya, y Gabriel Cruz Sánchez, presuntos integrantes del Ejército Popular Revolucionario (EPR) desaparecidos desde el 25 de mayo pasado en Oaxaca, podrían estar detenidos en el Campo Militar Número 1, como lo había ya afirmado el grupo guerrillero

En conferencia de prensa, Nadín Reyes Maldonado, quien es integrante del Comité Hasta Encontrarlos, sostuvo que tiene información confidencial sobre la detención de Edmundo y Gabriel en el Campo Militar Número 1, pese a que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) había descartado esa posibilidad.

“Estoy conciente que tanto la CNDH como el actuario no tendrían acceso a todos los sitios del campo militar, lo están ocultando, pero creo que sí están ahí”, dijo la hija del presunto eperrista.

Ante esa circunstancia, las familias de Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez solicitaron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) medidas cautelares, “ante el temor de que sean privados de la vida y con ello el Estado pretenda desaparecer las evidencias de este crimen de lesa humanidad”.

En las oficinas de la Liga Mexicana de Defensa de los Derechos Humanos (Limeddh) filial Oaxaca, Nadín hizo un recuento de las acciones que ha emprendido para localizar a su padre, como la entrevista con el relator para México de la CIDH, Florentín Meléndez.

En una carta entregada a Meléndez, Nadín Reyes pide la intervención de la CIDH para que haga un llamado al gobierno mexicano, con el fin de que presente con vida a su padre Edmundo Reyes Amaya, “así como a todos los desaparecidos del país quienes lamentablemente han sido víctimas de esta ola de violencia política y violación a los derechos humanos”.

En la carta entregada al relator de la CIDH, Nadín Reyes relata la situación que prevalece en Oaxaca, donde “la sociedad clama justicia y piden sean respetados sus derechos humanos, los cuales? han sido vulnerados por el Estado”.

Yessica Sánchez Maya, presidenta de la Limeddh Oaxaca, informó que se ha interpuesto un amparo por incomunicación de los detenidos, señalando como autoridades responsables de la desaparición a Felipe Calderón; al secretario de Gobernación, Francisco Javier Ramírez Acuña; el procurador general de Justicia, Eduardo Medina Mora; el Centro de Investigación y Seguridad Nacional, la Secretaría de la Defensa Nacional y el gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, entre otros, que pudieran estar relacionados con la desaparición de estas personas por su militancia.

Nadín Reyes apuntó que inició la búsqueda de su padre, luego de enterarse en un comunicado del EPR. Hay mucho por hacer, dice, ya que él no es el único desaparecido en el país.

En la familia ha sido difícil aceptar si mi padre pertenece a ese grupo y es así, no hay nada que reclamar, explica Nadín. “Pero no hay ningún pretexto para que el gobierno desaparezca a una persona”.

Reyes habría desaparecido en mayo cuando visitaba a unos familiares. Luego el EPR lo reclamó como integrante del grupo armado.

Para Nadin, ante la protesta social, la repuesta ha sido reprimir, someter a la gente para se escuchen sus voces. Vivimos una situación en la que el gobierno es cada vez más intolerante, no aceptan otra forma de manifestación, excepto la que ellos deciden que es correcta. No se vale.

Mi vida, explicó, dio un giro total y me permitió ver que hay muchas cosas más allá de lo que conocía y donde mucha gente necesita ayuda.

CIDH, PREOCUPADA

Por otra parte, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) manifestó una “profunda preocupación” por los hechos de violencia y las violaciones de derechos humanos sucedidos recientemente en Oaxaca y anunció que elaborará un informe en el que desarrollará de manera más amplia sus observaciones.

Lo anterior, en un comunicado de prensa con relación a la reciente visita realizada a Oaxaca del 8 al 11 de agosto, titulado: Urge a investigar los hechos de violencia en Oaxaca, y en el que el Presidente de la CIDH expresa su preocupación por la desaparición de Edmundo Reyes y Raymundo Rivera, varias personas muertas, torturadas y heridas de gravedad.

El organismo internacional exhorta al gobierno de Oaxaca y al Gobierno federal a investigar de manera objetiva e imparcial las violaciones a los derechos humanos que se cometieron durante la represión violenta de manifestaciones públicas, a reparar a las víctimas, y a que ninguna de las violaciones de derechos humanos quede en la impunidad.

De manera especial se refiere al caso de Emeterio Marino Cruz, quien después de ser detenido el 14 de julio pasado por policías, se encuentra en grave estado de salud, por lo que espera “que este grave caso sea investigado a la brevedad posible, tal como se ha comprometido el Gobierno de Oaxaca, se identifique y sancione a los responsables y se garantice una reparación integral”.

07/SJ/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más