Inicio Hogares contaminados

Hogares contaminados

Por Juana Eugenia Olvera*

Cuando escuchamos o leemos que nuestros hogares pueden estar contaminados de radioactividad, creemos que solamente esto sucede en los países donde se manejan productos radioactivos, perno no en nuestra ciudad.

Nada más erróneo, ya que el concreto viejo, las rocas del subsuelo y minerales emanan en forma de gas, la desintegración de ellas. A esto se le conoce como gas radón. Incluso los cambios climáticos, sobre todo las bajas presiones atmosféricas aumentan los niveles de radioactividad emitidas por el terreno, y en el verano es cuando esta radioactividad tiende a elevarse más que en el invierno.

El radón es el resultado de la descomposición del radio, un componente natural de la corteza terrestre, sobre todo en zonas compuestas por el granito. Las cañerías, conductores de gas o cables eléctricos, así como la piedra pómez, entre otros elementos, causan este tipo de emanación.

Aparte de la contaminación eléctrica generada por todo tipo de antenas y aparatos eléctricos creados por el ser humano, así como por el electromagnetismo terrestre, tenemos que lidiar con ellos, sin información y sin la aparente forma de eludirlos.

Cerca de 1930 científicos alemanes y franceses empezaron a descubrir esas emanaciones y darse cuenta de lo que generaban para el ser humano. Desgraciadamente, debido a la Segunda Guerra Mundial muchos trabajos quedaron suspendidos.

Posteriormente, en los años 50 vuelven los estudios sobre la contaminación electromagnética. Ya en los 60 se retoman las investigaciones sobre la radioactividad, emanaciones de gases más difíciles de detectar.

En Europa y en algunos lugares de Estados Unidos hay aparatos que permiten detectar y medir los diferentes grados de contaminación y, de hecho, la geobiología se estudia en las carreras de arquitectura e ingeniería, en diversas universidades españolas, suecas, finlandesas, norteamericanas, etcétera.

En nuestro país, apenas desde hace 15 años es conocida esta materia, aunque los aparatos que tenemos para investigar son totalmente rudimentarios: péndulo y varillas. Las pruebas, nuestro cuerpo a través de la kinesiología.

Las curas a través de la geoacupuntura (igual que acupuntura). Sólo pueden emplearse trozos de varilla de hierro o soldadura de bronce en puntos en el terreno señalados por medio del péndulo.

En casa de una amiga mía en San José del Cabo, Baja California Sur, había una verdadera plaga de hormigas que se había tratado con insecticidas y venenos que la mermaba por unos días, sin que pudieran deshacerse de ellas. Lo que detectan los jardineros es sólo una baja de animales ante sus medios de exterminación.

Al revisar el terreno, me decidí a emplear geoacupuntura y para mi sorpresa al día siguiente de aplicarla, apareció una línea infinita de hormigas muertas, que nunca más aparecieron de nuevo en el terreno y la casa, y es que al armonizar la energía del terreno, desapareció la energía que mantenía a las hormigas.

Como mencioné, los elementos rudimentarios que empleamos están hechos en casa. Un péndulo se puede fabricar a partir de un anillo, una piedra, un cuarzo (éste se contamina muy fácil), o un trozo de madera de pino.

No es que el que sepa sea el péndulo, sino que a través de él, entendemos las señales que recibe nuestro cerebro y las transmite a través de nuestro sistema nervioso. El péndulo envía señales positivas o negativas.

Para ello es preciso practicar y mentalmente preguntar cuál es la señal positiva y cuál la negativa. Si es necesario puede hacerse un cuadro de medición en donde se marcan desde una equis o un más para indicar la parte negativa o la positiva, o más completa en donde se hagan marcas que nos indiquen lo alto de la contaminación, tiempo, niveles, etcétera.

En mi propia tabla cuando estoy haciendo una cura a una casa, oficina o negocio, pregunto cuál tipo de cura de radiónica es la que necesito para cada uno de los espacios de cada lugar y así sin duda, voy colocando por medio del péndulo las figuras que mejoran el espacio. Finalmente, una prueba kinesiológica avala mi trabajo.

*Narradora oral, astróloga y terapeuta.

12/JEO/RMB/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más