Inicio Holocausto árabe

Holocausto árabe

Por Lourdes Pastor Martínez*

Está claro que lo que hizo el renombrado Adolfo Hitler con la comunidad judía fue una auténtica masacre, por eso como premio a su terrible padecimiento obtuvo una tierra en la que se suponía debían convivir junto a la población árabe.

Hemos visto numerosas películas sobre las atrocidades que los nazis hicieron con la población judía, muchas menos, o ninguna, sobre lo que pasó con el pueblo gitano, con los polacos y polacas, con los homosexuales… El nazismo, desafortunadamente, no fue sólo una tortura para judías y judíos sino para muchas otras etnias y grupos sociales que no disponen de capital económico para llevar a Hollywood los relatos de su sufrimiento.

Este pueblo que fue cruelmente embestido por una política racista y atroz, unas décadas después hace lo mismo con sus vecinos árabes, o más bien con aquellos a quienes les robaron con su tierra también sus vidas. Sin embargo, el pueblo palestino lo tiene mucho peor que los judíos en su momento, dado que no sólo no cuentan con apoyo internacional, sino que en esta ocasión los norteamericanos no hacen de salvadores de los oprimidos, sino todo lo contrario, son fieles aliados de los opresores.

Se supone que existe una comunidad internacional que vela para que estas injusticias no sucedan en pleno siglo XXI, ya que son más propias de la época de las cruzadas. Sin embargo, tal como ha quedado demostrado en más de una ocasión, en estos casos de poco sirven los tratados internacionales, lo que prevalece es el poder económico, la posesión de petróleo y de tanques.

El asesinato de casi mil personas en dos semanas continúa y aunque en el mundo entero se considere un genocidio, nada se puede hacer. Esta es la consecuencia de vivir en un mundo en el que el patriarcado sigue su curso y lo natural es poseer ejércitos para defenderse, pero también para atacar, donde lo que prima es el poder territorial y económico muy por encima de las vidas humanas, y mucho más cuando se trata de personas a las que no ponemos caras, ni nombres ni apellidos, y de las que no hemos visto una centena de películas que nos hagan sensibles a su sufrimiento.

Desde la Plataforma Andaluza de Apoyo al Lobby Europeo de Mujeres y el Colectivo de Jóvenas Feministas queremos manifestar nuestro profundo dolor ante un genocidio que está siendo permitido en pleno siglo XXI y condenar tanto los monstruosos ataques israelíes como los silencios e inmovilidad de los países del mundo que se ven limitados a meros actos simbólicos porque de momento siguen legitimando guerras y dinero en lugar de justicia.

* Presidenta del Colectivo de Jóvenas Feministas. Integrante de la Plataforma Andaluza de Apoyo al Lobby Europeo de Mujeres

09/LPM/VRI/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más