Hombres ganan 20 por ciento más que las mujeres: OIT

NACIONAL
LABORAL
   En México la brecha salarial es de 15 por ciento
   
Hombres ganan 20 por ciento más que las mujeres: OIT
Imagen retomada de la OIT
Por: la Redacción
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 07/01/2019

La estimación mundial de la brecha salarial de género que se calculaba en 16 por ciento incrementó a 20 por ciento según la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En el “Informe Mundial sobre Salarios 2018/2019” la OIT explica que utilizó una metodología más precisa para calcular las disparidades salariales entre hombres y mujeres, por medio del cálculo denominado “factor de ponderación de la brecha salarial de género”, la estimación mundial de la brecha salarial de género en promedio por hora incrementa cuatro puntos porcentuales, a 20 por ciento.

A través de este nuevo factor de ponderación la OIT estima que en México los hombres en realidad tienen un ingreso 15.6 por ciento mayor que el de las mujeres, es decir 10 por ciento arriba de la brecha salarial que se calculaba en el país de 4.8 por ciento.

Así en cada país la brecha salarial de género varía de forma abrupta, la OIT ejemplifica que en Pakistán los hombres ganan en promedio por hora 34 por ciento más que las mujeres, en el otro extremo, están naciones como Filipinas, donde la brecha salarial de género se revierte, las mujeres ganan un 10 por ciento más que los hombres.

Básicamente la nueva metodología, explica la OIT en el informe, agrupa a las personas trabajadoras asalariadas en subgrupos más homogéneos y calcula la brecha salarial de género en cada uno de los subgrupos, para después, obtener una media. El cálculo se realizó con datos de 70 países y 80 por ciento de la población trabajadora del mundo.

INFRAVALARACIÓN DEL TRABAJO DE LAS MUJERES

En el informe la OIT observa un patrón común en el mercado laboral de todo el mundo, a medida que se pasa de los salarios más bajos por hora a los más altos la proporción de mujeres disminuye.

Sobre este fenómeno la Organización Internacional del Trabajo descarta las explicaciones tradicionales del por qué los hombres cobran más que las mujeres, como es el factor de la educación y otros componentes. De acuerdo con la OIT, en numerosos países las mujeres tienen un nivel de educación más alto que el de los hombres pero perciben salarios inferiores aun cuando trabajan en la misma profesión.

Otra nueva observación que hace la OIT es la infravaloración del trabajo de las mujeres en ocupaciones y empresas feminizadas. El reporte muestra que los salarios de las mujeres y hombres tienen a ser menores en las empresas que están feminizadas que en las que no lo están, aunque tengan similitudes en el número de trabajadores o sector económico.

También un factor que tiene peso en las disparidades de remuneración por razón de género es la maternidad, el informe examina la “brecha salarial por maternidad”, es decir, la brecha salarial entre trabajadoras con hijos y trabajadoras sin hijos. La OIT encuentra diferenciaciones considerables de esta brecha de un país a otro; en naciones como Canadá, Mongolia y Sudáfrica es de uno por ciento o menos, mientras en Turquía, por ejemplo, es de 30 por ciento.

El hecho de que las mujeres con hijos cobren salarios inferiores puede estar relaciona con las interrupciones o reducción del tiempo de trabajo, el empleo en puesto de trabajo más fáciles de conciliar con la vida familiar –que están peor pagados-, o los estereotipos que penalizan las carreras de las mujeres con hijos, señala la OIT.

Si bien en los últimos años, algunos países han promulgado leyes a favor de la igualdad salarial, la OIT propone a los Estados de ingreso bajo y medio generar estadísticas sobre los salarios de hombres y mujeres, debido a que son limitadas. Estos datos les permitirían evaluar las brechas salariales y adoptar medidas para eliminar la discriminación salarial.

Asimismo, la Organización propone adoptar políticas educativas dirigidas a aumentar la tasa de escolarización entre niñas que puede contribuir a reducir la brecha salarial en el futuro. También llama a recudir la segregación profesional y generar un cambio de las percepciones y los estereotipos, por ejemplo, atraer a más a mujeres a los ámbitos de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas, profesiones que ofrecen oportunidades de empleo mejor remunerado.

19/HZM