Inicio Hospital de Veracruz intenta abatir MM con parteras certificadas

Hospital de Veracruz intenta abatir MM con parteras certificadas

Por Brisa Gómez, corresponsal

Al menos cuatro nacimientos al día se atienden en el Hospital “Amelia Cerecedo” de este municipio del estado de Veracruz, donde se aplica un modelo de parto humanizado y atendido por enfermeras capacitadas como parteras certificadas, en instalaciones especiales para que las mujeres puedan parir en condiciones seguras.

En este nosocomio –que brinda atención también a la población de otros municipios cercanos–, el área de Ginecobstetricia ha sido preparada de manera particular para contar con cuatro camas obstétricas que facilitan la atención del parto sin tener que aislar a la mujer en labor y en el que incluso puede participar su pareja dentro del proceso de alumbramiento, siempre que no se presenten complicaciones.

Armando Medina Marín, subdirector del nosocomio, explicó que en este hospital –además de dar la atención prenatal a las mujeres embarazadas como marca la norma– se realiza la atención al parto de una manera distinta a la que se da en otras instituciones públicas, toda vez que se siguen esquemas más amigables para las mujeres, destacó.

Señaló que a las mujeres embarazadas se les atiende con un mínimo de cinco consultas durante el periodo de gestación. Para el alumbramiento, precisó, se les atiende de manera inmediata pues se les ingresa desde el momento en que llegan al hospital y se permite además el acceso en todo momento a su pareja o a quienes ellas decidan que las acompañe durante el proceso.

Medina explicó que hay cinco enfermeras capacitadas como parteras certificadas, de las cuales dos tienen más de 20 años de experiencia y fueron incluso preparadas en el Hospital de Perinatología en la Ciudad de México.

Este hospital atiende a mujeres, no sólo de Teocelo y sus comunidades, sino también de otros municipios como Ixhuacán, Cosautlán, Xico, Coatepec y Perote, detalló el funcionario.

Aseguró que este modelo de atención ha permitido reducir hasta “prácticamente eliminar” la muerte materna en la región.

EXPERIENCIAS

Elia Trujillo Moreno relató que en su cuarto embarazo llegó al hospital a la 1:50 de la mañana del pasado 11 de agosto, para ser atendida en el trabajo de parto. Su bebé, una niña de dos kilos y medio, nació de parto natural dos horas después, sin complicaciones, en el área de ginecología.

Dijo que su parto fue muy rápido y que contó con la atención de enfermeras y médicos que la monitorearon en todo momento desde que llegó, y hasta que el médico que la atendió la dio de alta para que pudiera salir del hospital sin complicaciones.

El subdirector Armando Medina reconoció que no es fácil mantener este esquema de atención, debido a que para poder capacitar a una enfermera como partera certificada se necesita primero que tenga el interés, la voluntad y la disposición para asistir a los diplomados que se imparten en las diferentes instituciones educativas o de salud en el país y el estado.

11/BG/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content