Hostigan a indígenas que participaron en plantón

Mortalidad Materna
    Exigían servicio médico gratuito
Hostigan a indígenas que participaron en plantón
Por: Rafael Maya
cimac | México, DF.- 22/06/2004

Indígenas chinantecas del sureño estado de Oaxaca denunciaron el clima de hostigamiento que padecen por parte de las autoridades judiciales y sanitarias de la entidad, luego de que participaron en una protesta para exigir servicios médicos gratuitos y de calidad en sus comunidades.

Las indígenas Nely Santiago, Norma Benítez y Maria Antonia Carvajal relataron a Cimacnoticias que cerca de 30 personas -muchas de ellas mujeres-, de diversas comunidades del municipio de Valle Nacional, en la región conocida como la Chinantla al norte de Oaxaca, tienen denuncias penales e incluso órdenes de aprehensión en su contra luego de que participaron en un "plantón" frente al Centro de Salud de esa localidad.

La manifestación de las y los habitantes indígenas fue para exigir la remoción del director del Centro de Salud al que identifican como el "doctor Camaño", por sus malos tratos a la población, el pésimo servicio médico --que ha costado la vida de mujeres parturientas--, y los excesivos cobros en consultas y partos.

Además, explicaron, en el Centro de Salud -el único en la región, dado que el más cercano está a hora y media de distancia en la ciudad de Tuxtepec-, nunca les surten las recetas y tienen que comprar los medicamentos en las farmacias del pueblo. Valle Nacional está clasificado como uno de los municipios de más alta marginalidad en México.

Norma Benítez rememora que aunque el plantón fue pacífico, el doctor Camaño y su esposa Rebeca Sánchez denunciaron a cerca de 30 personas por los supuestos delitos de "allanamiento de morada, amenazas de muerte, y lesiones" al personal que labora en el Centro de Salud de Valle Nacional.

Las indígenas informaron que entre las mujeres sobre las que ahora pesan sendas denuncias penales se encuentran Rosa Camacho, Regina Avendaño, y María Luisa y Teresa Pérez.

Por su parte, Nely Santiago acusó al doctor Camaño de haberse enriquecido a costa de las comunidades indígenas, ya que, relató, cuando el médico llegó a Valle Nacional parecía "chancla vieja" y ahora tiene una casa de tres pisos y cuatro automóviles.

La indígena explicó que el doctor Camaño cobra todos los servicios sin importarle que las y los habitantes sean muy pobres. "Los partos los cobra hasta en dos mil pesos", denunció.

Las mujeres inconformes dijeron además que el personal del Centro de Salud no ofrece información adecuada a las indígenas en materia de anticonceptivos, y que por ese motivo varias mujeres sufrieron abortos sin su consentimiento.

A su vez, María Antonia Carvajal pidió a las organizaciones de mujeres de la sociedad civil que las ayuden ante las arbitrariedades que padecen de parte del doctor Camaño, quien, advirtió, ha demostrado su prepotencia, al asegurar que "nadie lo puede tumbar porque tiene amigos y compadres en lo alto".

2004/RM/GV/SM