Inicio Hoy, 90 días de la desaparición de las hermanas Ortiz

Hoy, 90 días de la desaparición de las hermanas Ortiz

Este viernes se cumplen 90 días de la desaparición de las hermanas Virginia y Daniela Ramírez Ortiz, de las que ninguna autoridad “da razón”, expresó su prima Emelia Ortiz. Mientras por otra parte, el Centro de Derechos Humanos Nu´u Ji Kandii, denunció la impunidad en casos de violencias sexual contra mujeres en la ciudad de Tlaxiaco, también en la mixteca oaxaqueña.

Antonia Ramírez Cruz, la madre de las niñas triquis desaparecidas se regresó a El Rastrojo, está muy desesperada y triste porque no sabe nada de sus hijas, sostuvo Emelia quien vive en la ciudad de Oaxaca y espera que le den noticias.

Cuando desaparecieron, el 5 de julio pasado, Virginia Ramírez Ortiz, maestra bilingüe de 20 años y su hermana Daniela de 14 años de edad, se dirigían a la población de San Marcos Xinicuesta para recoger sus pertenencias, pues había conseguido su clave para trabajar en Llano la Luz, más cerca de Rastrojo, donde vive su familia.

Desde entonces no saben nada de las dos, interpusieron una denuncia ante la Subprocuraduría de Juxtlahuacaca, que inició la averiguación 187/2007 desde julio pasado, un mes más tarde, en entrevista con el Procurador Evencio Nicolás Martínez Ramírez, recibieron la promesa de que “harían lo posible”, bajo la advertencia de que resultaba difícil investigar en la zona por las dificultades políticas.

De acuerdo con Emelia Ortiz, prima de las dos jóvenes, habrían desaparecido en el tramo carretero entre Putla y Juxtlahuaca, y lo único que saben es que tomaron un taxi para salir de El Rastrojo, días después llamaron al celular de Virginia, mismo que fue contestado primero por un hombre y después una mujer quien aseguró que no las conocía.

“Me voy mamá –me dijo– voy a llegar hasta el viernes, pero no llegó y no me llamó el viernes, entonces pensé que llegaría el sábado, pero tampoco llegaron”, narró a Cimacnoticias en una entrevista la afligida madre, quien también contó que después hicieron las llamadas telefónicas al celular de Virginia, por lo que se dieron cuenta que estaba en manos de otras personas y se alarmaron.

El 29 de agosto pasado, Emelia y la madre de las dos jóvenes desaparecidas se entrevistaron por última vez con el procurador de Justicia, Evencio Nicolás Martínez Ramírez, quien no dio ninguna esperanza a la familia de Virginia y Daniela.

Emelia señaló que la desaparición de sus primas podría estar relacionada con los problemas políticos que enfrentan los grupos que se disputan el poder en la región, ya que ellas pertenecen al Movimiento Unificador de Lucha Triqui (MULT), de donde por diferencias políticas surgieron el MULT Independiente (MULTI) y Unidad de Bienestar Social de la Región Triqui (UBISORT), éste último que surgió en 1977.

En la zona triqui, ubicada al oeste del estado de Oaxaca, los conflictos políticos han contribuido a la permanente marginación y pobreza, así como a la generación de violencia permanente, donde las mujeres han sufrido “la peor parte”, como han relatado las mujeres triquis.

Como es el caso de la violación tumultuaria a una niña de 14 años, ocurrida el 7 de julio de 2006, y cuyos agresores no han sido detenidos desde entonces, pese a que existe una denuncia, pruebas del médico forenses que revelan la agresión y que la niña identificó a sus victimarios: Timoteo Alejandro Ramírez, Francisco Martínez Bautista, Guadalupe Alejandro Ramírez y Marcos Flores, todos ellos integrantes del MULTI.

De acuerdo con la familia de Virginia y Daniela, estas mismas personas podrían ser los responsables de la desaparición de la maestra bilingüe y su hermana.

Emelia Ortiz recordó que en la zona triqui, también en julio del año pasado, unas 10 mujeres fueron desalojadas violentamente de sus viviendas en la población de San Juan Copala, por integrantes de la misma organización o del UBISORT, todas ellas viven refugiadas desde entonces en El Rastrojo.

Nada se ha dicho de todo esto desde entonces y como en el caso de la niña violada y ahora la desaparición de las hermanas Ramírez Ortiz, ninguna autoridad hace nada. “Tenemos tres meses esperando una respuesta, que nos digan algo, pero ni siquiera nos han llamado”, concluyó Emelia Ortiz, prima de las desaparecidas.

INCREMENTA VIOLENCIA EN TLAXIACO

Por otra parte, el coordinador del Centro de Derechos Humanos Nu’u Ji Kandii, Rolando González Espinosa, denunció la agresión sexual que sufrió una menor de edad el pasado 1 de octubre en la ciudad de Tlaxiaco.

Este hecho, dijo, se suma a una serie de actos de violencia contra mujeres, que ubica a esta ciudad entre una de las más violentas de la entidad “y lo más indignante que la mayoría de los casos quedan impunes”.

González Espinosa exigió a las autoridades competentes el restablecimiento del estado de derecho con estricto apego a la ley, por lo que exigió que la Procuraduría General de Justicia del Estado envíe personal capacitado en delitos sexuales contra las mujeres para realizar todas las evidencias visibles de abuso sexual, en el paraje el “Chorro”, misma que fue localizada inconciente por varias horas.

07/SJE/ML/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más