Inicio Iglesia consumó su iniciativa impulsada desde hace 6 años

Iglesia consumó su iniciativa impulsada desde hace 6 años

Por Rafael Maya Barradas
derechoadecidir79_MG_3039cesarmartinezlopez

Desde hace al menos seis años, los poderes Ejecutivo y Legislativo en el estado de Veracruz –con el impulso abierto o tras bambalinas de la jerarquía católica y grupos civiles ultraconservadores– habían pretendido modificar la Constitución local, para “proteger la vida desde el momento de la concepción”.
 
La pretensión –consumada hoy con el albazo legislativo al aprobarse en primera vuelta una reforma en ese mismo sentido, enviada por el gobernador priista Javier Duarte de Ochoa– se enmarcó en la andanada de reformas a las constitucionales estatales con las que desde 2008 se agregó la “protección a la vida desde la concepción o la fecundación”.
 
Tal medida que hasta ahora ha avanzado en 16 entidades federativas, repercutió en severas limitantes en el derecho al aborto legal para las mujeres, al grado que incidió en el incremento de las muertes maternas, y que incluso muchas mexicanas fueran encarceladas por tener abortos espontáneos.
 
INTENTONAS CONSERVADORAS
 
El 6 de mayo de 2010, con 25 votos a favor, siete en contra y dos abstenciones, el Congreso de Veracruz rechazó en segunda vuelta, una iniciativa de reforma al artículo cuarto de la Constitución Política de la entidad, que buscaba “proteger la vida desde el momento de la concepción y hasta la muerte natural”.
 
Y es que en la sesión legislativa no se alcanzaron los 34 votos necesarios para concretar la reforma constitucional, es decir no hubo mayoría calificada.
 
Durante el debate en el Congreso local, el Partido Acción Nacional (PAN) manifestó su total respaldo a la iniciativa; el de la Revolución Democrática (PRD) estuvo en contra, y el gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) tuvo posturas encontradas al respecto.
 
El tema aparentemente bajó de tono en la entidad, pero a inicios de enero de 2015 de nueva cuenta el Congreso estatal abrió la puerta a la criminalización de las mujeres que deciden abortar, ya que admitió una iniciativa ciudadana para modificar la Constitución local para “proteger la vida desde la concepción hasta la muerte natural”.
 
Respaldado por casi 30 mil firmas, el proyecto de reforma fue entregado por el grupo católico “Sí a la Vida” ante la Oficialía de Partes del Congreso estatal, y dirigido a las comisiones de Justicia y Puntos Constitucionales, y de Derechos Humanos.
 
Se pidió modificar el artículo cuarto constitucional bajo el argumento de “que por sentido común no puede existir ningún Derecho Humano, si primero no se garantiza el derecho a la vida”.
 
Se desató entonces un amplio debate social y legislativo entre grupos a favor y en contra de la propuesta.
 
En agosto de 2015, representantes de 37 grupos civiles se reunieron con legisladores locales para solicitar se desechara la iniciativa “popular” para reformar el artículo cuarto constitucional.
 
Las organizaciones consideraron que con esa iniciativa se pretendía penalizar y criminalizar el derecho a decidir de las mujeres en la entidad, además de que las y los diputados –señalaron– se han dejado presionar por los grupos conservadores y la jerarquía católica.
 
Las integrantes de colectivos feministas que trabajan en Veracruz y la Ciudad de México, como Redefine-México; el Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir; Católicas por el Derecho a Decidir (CDD); Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos, Educación y Sexualidad; Acción para el Bienestar Ciudadano; Mexfam, y la Red de Derechos Sexuales y Reproductivos, reiteraron que la ley debe estar por encima de las creencias religiosas.
 
En respuesta, el diputado Jesús Vázquez González, integrante de la Comisión de Derechos Humanos, señaló entonces que los argumentos de los grupos son “avasalladores”, y que su comisión, junto con las de Justicia y Puntos Constitucionales –presidida por Ciro Gonzalo Félix Porras–; de Equidad, Género y Familia –encabezada por Mónica Robles–, y de Procuración de Justicia –a cargo de Marcela Aguilera–, y legisladores presentes en la reunión, trabajarán con “mucha responsabilidad y escucharán todas las posturas”.
 
A su vez, Mónica Robles reconoció que la Iglesia católica está haciendo muy visible su posición, no porque tenga la razón sino porque la están tratando de imponer desde su poder. Dijo en ese momento que no sabía cuándo se dictaminaría la iniciativa, pero confió en que en esta Legislatura “la reforma no pasará”.
 
Sin embargo, sin mayor análisis, las y los diputados que se habían comprometido a escuchar todas las voces y a no aceptar presiones, se plegaron hoy a la iniciativa del gobernador Duarte, que propuso –precisamente– lo mismo que el grupo católico “Sí a la Vida”.
 
16/RMB/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content