Inicio Imaginario colectivo

Imaginario colectivo

Por Lucero Saldaña

Cuando un mito es aceptado por todos se convierte en leyenda, en costumbre, en usos; en imaginario colectivo. ¿Por qué la violencia contra las mujeres ocurre particularmente en aquellos lugares y ámbitos en donde se supone deben ser protegidas, es decir, en sus casas, en sus habitaciones, en el espacio protector de la familia? Cuando existen relaciones de poder dispares, se abusa de ese poder, derivado de la confianza, y siempre está acompañada de los elementos de premeditación, alevosía, ventaja y traición.

Los hechos de violencia intrafamiliar, al ser cíclicos, no prescriben, en cambio el delito de sevicia sí. De tal forma que la o el juez debe considerar los elementos más apegados a la realidad social para que los delitos no queden impunes. Lo que se conoce como tracto sucesivo es aplicable al fenómeno de la violencia para la correcta forma de impartir justicia, porque la violencia se infiere de manera sistemática y puede ser en un sólo acto muy dañino, o en una serie de actos cuya suma produce un gran daño. Así también, obliga al juzgador a pedir la reparación del daño.

El pediatra mexicano, Arturo Loredo, experto en crecimiento, ha evaluado la relación que tiene la violencia y las enfermedades y revela, a través de un estudio, que los menores de edad que viven en ambientes violentos tienen un menor crecimiento en talla, debido a las tensiones que contraen el cuerpo y no tienen el debido reposo.

La violación que comete una persona adulta contra otra persona, menor de edad se llama estupro.

El elemento a considerar es que la persona menor de edad tiene una percepción de la sexualidad distinta que la persona agresora, y que además se le exige que tenga las cualidades de castidad y honestidad.

Estas consideraciones aún prevalecen en algunos Códigos locales, como la figura del rapto como parte de los usos y costumbres en donde no media la voluntad, el consentimiento y se perdona con el matrimonio, éste es un delito contra la integridad de las personas equivalente al secuestro. El que permanezca como tipo penal en algunos códigos locales impide el castigo imputable al secuestro y al delito de violación.

La prostitución forzada cuando se cobija por un grupo social, forma parte de la cotidianidad de la sociedad. Tal es el caso reciente, para hacer mención, de las dos comunidades de Tlaxcala en donde, con 43 familias, se promueve la prostitución en la región y se conecta con las redes que tienen no la brecha, sino la autopista hacia Estados Unidos.

Se dice que las mujeres que se prostituyen lo hacen por pobreza extrema, sin embargo, se observa que los que verdaderamente ganan son los hombres, pues los cambios económicos se ven en su vestimenta, casa, joyas. Habíamos de cuestionarnos por qué no se hace algo para detener esta condición, por qué no se aplican políticas públicas y se actúa mediante acciones legales, si se denuncian públicamente estos hechos. Pesa más tener recursos económicos que la justicia y la defensa de los derechos de las “minorías”, llamadas así, no por su cantidad, sino por su estatus.

Debemos ver las lagunas que tienen las leyes y como abundan los caso dentro de todo el contexto, no como casos aislados que no guardan conexión. Por eso digo que defender la moral en el tema de la violencia hacia las mujeres es esconder lo principal: el abuso a la integridad de las personas. De hecho la moral es ofendida por cualquier delito, pero la violencia que se da en todas las formas, lastima a la sociedad y debe ser vista como un asunto de interés público y social.

Urge en nuestro país un combate frontal con medidas de procuración e impatición de justicia, legislativas y administrativas, y con un modelo interdisciplinario de investigación criminal especializada en las diferentes formas de violencia. La violencia hacia las mujeres es también una forma de terrorismo disfrazada de leyenda.

*Senadora e integrante de la Comisión de Equidad y Género y de la Comisión Especial que dará seguimiento a los asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez.

[email protected]

04/BJ/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content