Inicio Imparables los embarazos tempranos en Guatemala

Imparables los embarazos tempranos en Guatemala

Por la Redacción

Los embarazos en niñas, adolescentes y jóvenes constituyen un problema alarmante que afecta el desarrollo de las guatemaltecas, y es un riesgo para la salud sexual y reproductiva de la población entre 10 y 19 años de edad, según el documento “Análisis de la situación de embarazos en niñas y adolescentes en Guatemala 2011-2013”.
 
De acuerdo con el informe elaborado por la Defensoría de la Mujer, de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), los datos del Sistema de Información Gerencial en Salud (Sigsa) –del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS)– revelan que sólo en 2010 se reportaron 45 mil 48 partos en niñas, adolescentes y mujeres jóvenes.
 
El Observatorio en Salud Sexual y Reproductiva (Osar) destacó que uno de cada cinco niñas y niños nacen de una madre adolescente de entre 15 y 19 años, una maternidad temprana que se presenta como única opción de vida para muchas menores de edad en Guatemala. Esto reproduce los patrones de exclusión y la persistencia de la pobreza.
 
Según el informe, los estudios demuestran que la mayoría de estas niñas terminarán dejando la escuela y muy posiblemente estarán expuestas a abusos y violencia, incluida la violencia sexual. Además destaca que el embarazo en adolescentes deriva en que haya abuelas a los 30 años y madres a los 15.
 
Para la PDH son varias las consecuencias sociales que derivan de los embarazos precoces; por un lado el efecto directo de la pobreza en familias formadas por adolescentes, al limitar su desarrollo personal y familiar.
 
Desde el punto de vista social los embarazos tempranos traen como consecuencia la pobreza intergeneracional o reproducción de la pobreza, pues al existir pocas condiciones para el desarrollo de los padres, éstos heredan a las y los hijos una escasa calidad de vida.
 
La Defensoría de la Mujer subraya en el documento que de 2011 a junio de 2013 se reportaron 142 mil 914 embarazos en personas de 10 a 19 años, y la problemática va en aumento.
 
Los datos muestran que en 2011 se reportaron 22 mil 510 embarazos en menores de 19 años; en 2012, 69 mil 51 y sólo en el primer semestre de 2013 han ocurrido 43 mil 727 partos en este grupo de edad.
 
A decir de Miriam Domínguez, titular de la Defensoría, este año las cifras de gestaciones prematuras superarán a las de 2012, una situación que trunca la vida de las niñas y su derecho a vivir sin violencia.
 
Domínguez llamó al Estado guatemalteco a implementar políticas públicas, y hacer operativas las normas existentes para combatir este flagelo.
 
13/RED/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content