Inicio Implantes anticonceptivos

Implantes anticonceptivos

Por Hilda Soria

Todas las personas tienen el derecho a decidir en qué momento tener descendencia. Desafortunadamente en México este derecho está limitado por factores sociales, económicos y culturales.

Un gran número de habitantes de este país no usa algún tipo de método anticonceptivo. En el caso de las y los jóvenes sexualmente activos, sólo la mitad utiliza alguno, es decir, que la otra mitad está expuesto a un embarazo no deseado o a adquirir alguna Infección de Transmisión Sexual (ITS).

A ellas y ellos debe informarse para que puedan ejercer sus derechos a la sexualidad y a la reproducción, para que puedan, si así lo deciden, evitar el embarazo o evitar ITS. La información sobre anticoncepción es por ello tan importante.

IMPLANTES ANTICONCEPTIVOS

Durante los últimos 30 años se han desarrollado nuevas tecnologías anticonceptivas, una de éstas son los implantes anticonceptivos los cuales son cápsulas que contienen la hormona progestina y queson insertadas bajo la piel de la mujer en la parte superior del brazo.

Es un método cuya seguridad es de casi 100 por ciento porque el riesgo de fallos va del 0.1 por ciento al 1.0 por ciento durante los primeros años, sin embargo, el riesgo se eleva a un 1.6por ciento después de cinco años de uso.

Este método provoca el engrosamiento del moco cervical, así evita que los espermas entren al útero. Mientras se mantengan las cápsulas bajo la piel,el embarazo se evitará mes tras mes; y cuando se decida tener descendencia, simplemente se tienen que extraer las cápsulas e inmediatamente regresará la fertilidad.

De acuerdo a Reproductive Health Outlook, agencia especializada en la salud reproductiva, es recomendable que se use a partir de los 16 años y durante toda la etapa reproductiva, siempre y cuando la mujer esté satisfecha con el método y no haya presentado algún tipo de molestia.

La desventaja de los implantes es que no protegen de las ITS, ya que los únicos métodos que sí lo hacen son el condón femenino y el masculino. Por otra parte no se pueden usar si la mujer toma medicamentos anticonvulsivos (como barbitúricos, carbarmacepina, fenitoína, primidona) y antibióticos (como rifampina y griseofulvina) ya que pueden reducir el efecto anticonceptivo.

ANTICONCEPTIVOS INYECTABLES

Los anticonceptivos inyectables contienen hormonas sintéticas, las cuales se administran por medio de una inyección intramuscular profunda, son métodos seguros, efectivos y reversibles.Hay dos tipos de éstos, los que contienen sólo progestina y los combinados, que contienen progestina y estrógeno.

El riesgo de los inyectables sólo de Progestina va de 0.1 por ciento a 0.6 por ciento durante el primer año de uso. Y el de loscombinados va de 0.2 por ciento a 0.4 por ciento durante el primer año de uso. No existen restricciones de edad para el uso de inyectables combinados, sin embargo los inyectables sólo de Progestina no son recomendables para jóvenes menores de 16 años.

Su forma de actuar es igual a la de los implantes y tampoco se debe usar cuando se toman anticonvulsivos y antibióticos porque pueden reducir el efecto. La mayoría de las mujeres pueden usar anticonceptivos inyectables de manera segura durante toda la etapa reproductiva, pero su desventaja también es que no protege de las ITS.

No se han realizados estudios a profundidad sobre los efectos a largo plazo de estos métodos, sin embargo se cree que los efectos a largo plazo de los anticonceptivos hormonales sobre la masa ósea dependen de la edad y de la etapa en que se encuentren.

Para las mujeres que están en la mitad de su etapa reproductiva, los cambios en la masa ósea ocasionados por los anticonceptivos hormonales son leves y transitorios. No obstante, en las adolescentes, este método administrado en determinadas dosis parece retardar la acumulación de masa ósea.

De esta forma se recomienda consultar a un médico especialista para que nos oriente sobre cuál es la mejor opción. Para tener más información al respecto sería muy bueno tener acceso a pláticas profesionales y gratuitas sobre salud sexual y reproductiva en la escuela, clínicas o en el propio trabajo. También sería muy bueno que toda la población tuviera gratuitamente los servicios médicos donde se ofrezca una atención de calidad, así como la obtención de métodos anticonceptivos.

Las personas tenemos el derecho a decidir cuándo tener descendencia y la obligación de ser responsables al momento de tomar esta decisión.

09/HS/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content