Inicio » Incertidumbre en México en torno a los biocombustibles

Incertidumbre en México en torno a los biocombustibles

Por Alejandra Landón

Ante la disminución de los hidrocarburos y el aumento de su demanda, los biocombustibles –sustancias obtenidas a partir de organismos recientemente vivos o de sus desechos metabólicos? han sido considerados como una opción, pero los expertos advierten sobre su impacto y sobre la necesidad de una legislación precisa.

Los biocombustibles, cuyo uso se expande rápidamente en Brasil, Estados Unidos, Europa y ahora en México, pueden sustituir gran parte del consumo en combustibles fósiles como el petróleo o el carbón. Los que más se utilizan actualmente son: el bioetanol, que se realiza a partir de maíz, caña de azúcar, sorgo y remolacha; y el biodisel, realizado a partir de aceites vegetales.

En México, el pasado 26 de abril, la Cámara de Diputados aprobó la Ley de Promoción y Desarrollo de Bioenergéticos, que desde la visión de distintos organismos de la sociedad civil y algunos sectores de la academia, no fue discutida ampliamente, como lo amerita el posible impacto de su instrumentación.

Tampoco fue discutida en los sectores campesino, energético y medioambiental, que son los más afectados e interesados en la materia, afirmaron participantes en las Jornadas de Reflexión “Biocombustibles: ¿Peligro o Esperanza? o ¿Con qué se come eso?”, realizadas el 26 y 27 de julio pasados en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, México (FLACSO-México).

Las agrupaciones participantes en las Jornadas –Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras del Campo (ANEC), Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), el Consejo Nacional de Organizaciones Campesinas (Conoc), la Fundación Heinrich Böll-CAMEXCA, Greenpeace-México, OXFAM Internacional y la Red Mexicana de Acción Frente al Libre Comercio (RMALC)? coincidieron en señalar que la posibilidad de rediscutir el tema dentro del Congreso de la Unión está en la incertidumbre, ya que actualmente se desconoce el estado de esta Ley, pues no ha sido publicada por el Ejecutivo.

“El uso de automóviles particulares en el mundo va en aumento y crea un problema grave de cambio climático. De aquí surgen muchos intereses de la Ley de Promoción y Desarrollo de Bioenergéticos, cuya solución primordial es la disminución del uso de gasolina”, expresó Katya Pérez, del Cemda, dentro del panel “Estado Actual de la Ley de Bioenergéticos: apuntes para una discusión general”.

Por otra parte, en la Cámara de Senadores hay una minuta en torno a energías renovables que pone énfasis en la generación de energía eléctrica, informó Edgardo Valencia, asesor parlamentario en la Cámara de Diputados del Partido de la Revolución Democrática.

Comentó que tanto la Ley de Bioenergéticos y la minuta deberán dar al país las posibilidades de determinar cuáles son las necesidades actuales en materia energética, cómo satisfacerlas, determinar a dónde se quiere llegar y establecer un plan a largo plazo que pueda ir estableciendo las diversas etapas a donde hay que estar transitando de tal forma que no se afecten los intereses sustantivos de México.

Francisco García, representante de la Comisión Nacional para el Ahorro de Energía (Conae), coincidió con Edgardo Valencia acerca de que se debe enriquecer e integrar diversos criterios dentro de la Ley de Biocombustibles.

Crecer económicamente, asegurar los servicios básicos para la población y el cuidado de los recursos naturales, son algunos de los grandes retos energéticos y ambientales mexicanos, considera Odón de Buen, presidente de Energía, Tecnología y Educación.

Comentó que la bioenergía puede contribuir a resolver la problemática. “La Ley tiene buenas intenciones, pero se acota solamente en el etanol e incluye erróneamente al maíz”. Para ser efectiva, la Ley debe tener un mayor alcance, debe incluir el uso de la energía renovable en general y el ahorro energético, aseveró Odón de Buen.

LOS BIOCOMBUSTIBLES Y EL CAMPO

Dentro del panel “Biocombustibles: riesgos y oportunidades para el campo mexicano”, Víctor Quintana, asesor del Frente Democrático Campesino de Chihuahua, profesor e investigador de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, mencionó que la era de los biocombustibles es una nuevo ciclo global de las energías y los alimentos; se está terminando la era de los hidrocarburos como energía casi única, y de los granos básicos utilizados como arma alimentaria e instrumento de subordinación económica.

En conjunto con la organización campesina con la que Quintana trabaja, se elaboraron seis principios básicos ante los agrocombustibles, criterios que surgen de la práctica, usos y costumbres de la agricultura campesina e indígena en México, y que deben tomarse en cuenta para la legislación y para la elaboración de políticas.

Estos principios son: el derecho a la soberanía y la seguridad alimentaria; derecho de las familias campesinas indígenas a la tierra y vivir dignamente de su trabajo; criterio de la sustentabilidad hídrica y de recursos naturales; criterio del no uso de transgénicos ya que destruyen el ecosistema; criterio de control comunitario local y nacional.

Hugo García Rañó, de El Colegio de México (Colmex) dio ejemplos de algunos mitos creados alrededor del etanol, como lo son: es un combustible limpio, reduce la dependencia con el petróleo, su uso tiene efectos positivos en el ambiente, es de bajo costo de producción y tiene una alta eficiencia energética.

Sin embargo, en la realidad cuando se pone a competir al etanol con el biodisel o con el alcohol obtenido de carbohidratos, su rendimiento energético es limitado: un litro de etanol produce 64 por ciento de la capacidad energética producida por cualquier combustible, comentó Rañó.

El etanol es el biocombustible que se produce mayoritariamente en Brasil y es un alcohol que se obtiene principalmente de la caña de azúcar. El proceso industrial es sacar el agua dulce que está dentro de la caña, se produce una fermentación de esta agua y después se destila, explican en la página BBCMundo.com.

07/AL/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: