Inicio Incertidumbre sobre cooperación internacional para gestión del agua

Incertidumbre sobre cooperación internacional para gestión del agua

Por Emma Amador

Organizadores del Foro Latinoamericano “Nuevas políticas del agua”, convocado en la Ciudad de México del 26 al 28 de noviembre por la Fundación Heinrich Böll, esperan al final del evento lograr nuevas ideas para desarrollar acciones en políticas del agua sustentable y democrática, pues éstas se verían afectadas en su aplicabilidad fundamentalmente en los países más pobres de América Latina y el Caribe por la crisis económica mundial.

Así lo afirmó Ingrid Spiller, directora para la oficina regional México, Centroamérica y El Caribe de la Fundaciòn Böll, quien detalló que “en muchos países pobres la cooperación internacional y los fondos internacionales están dirigidos para sistemas de agua y saneamiento, lo que no sabemos es si en el transcurso de la crisis esos países van a bajar sus niveles de cooperación”.

Durante estos días de discusión, agregó Spiller, se piensa que existen circunstancias favorables para una política del agua democrática y sustentable ya que parecen viables nuevas políticas del agua aplicadas en muchos países de América Latina ante el cambio político de gobiernos que, por lo menos, pretenden estar más cerca de la gente que del capital o que ponen en primera línea los intereses de la gente.

Algunas y algunos participantes procedentes de Bolivia, Uruguay y Brasil informaron sobre sus cambios en las políticas de desarrollo sustentable de sus recursos hídricos por medio de la creación de leyes reguladores del uso y control de los recursos. En países como Brasil y Colombia han aplicado medidas fuertes como llevar hasta la cárcel a quienes incumplan con los mandatos de ley.

Luis Amado Ordóñez,representante del Centro Humboltd, en representación de organismos de la sociedad civil de Nicaragua, manifestó que ellos están apostando a que la aplicación de la Ley General de Aguas, la Ley 620, se aplique a cabalidad, ya que da muchas posibilidades para que comités de agua donde intervienen las comunidades, los organismos de sociedad civil y entidades de gobierno se puede concertar a nivel municipal.

La dificultad para Nicaragua, de acuerdo con Ordoñez, es el problema existente entre las entidades centrales, donde todavía no se logra un buen nivel de diálogo entre sociedad civil y gobierno. Esto vendría a obstaculizar el acceso a financiamiento, “en la medida que no haya un consenso sobre cómo hacer la intervención en una gestión democrática del agua, porque si los cooperantes internacionales no ven mecanismos claros, reducen su intención de apoyo y lo mismo ocurriría con los organismos de sociedad civil”, afirmó el funcionario.

En torno a esta problemática Luis Amado dijo: “si podemos juntar esfuerzos con el gobierno y recursos para resolver el problema de las comunidades estos proyectos tendrían mayores impactos, pero obviamente no vemos todavía muestras serias de parte del gobierno de buscar una estrategia concertada con la sociedad civil”.

Para Ingrid Spiller el tema del financiamiento es muy importante,pero el conocimiento y discusión de los problemas respecto a la política del agua es mucho más importante, por eso como organizadores están apostando a obtener puntos importantes de la conferencia y poder seguir el debate de una política de agua sustentable y democrática.
08/EA/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más