Incifo reconoce falta de debida diligencia en necropsia de Lesvy Berlín

NACIONAL
Acceso a la justicia para las mujeres
   Ofrece disculpa pública a familiares
Incifo reconoce falta de debida diligencia en necropsia de Lesvy Berlín
CIMACFoto: Hazel Zamora Mendieta
Por: Hazel Zamora Mendieta
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 22/05/2019

En una ceremonia marcada por los bullicios de molestia del personal pericial del Instituto de Ciencias Forenses (Incifo), el director de la dependencia, Felipe Takajashi Medina, ofreció una disculpa pública por la falta de debida diligencia en la necropsia y respeto al cuerpo de Lesvy Berlín Rivera Osorio, víctima de feminicidio el 3 de mayo de 2017 en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).   

Este 22 de mayo la dependencia del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México (TSJCDMX) ofreció su primera disculpa por sus malas prácticas, a la madre, padre y abuelos maternos de Lesvy Berlín, como parte del resarcimiento del daño a las víctimas que estableció la Comisión de Derechos Humanos capitalina (CDHDF) en su Recomendación 01/2018.

La presidenta de la CDHDF, Nashieli Ramírez Hernández, recordó que en la recomendación que emitió el órgano que preside se asentó que el Incifo obstaculizó el acceso a la justicia y afectó la integridad psicológica de la familia de Lesvy Berlín, al omitir prácticas con debida diligencia en la necropsia y eludir la responsabilidad de tratar de manera respetuosa y éticamente el cuerpo de la joven.

“Reiteramos nuestro compromiso de proporcionar un servicio humano, cordial y respetuoso, que implique una verdadera toma de conciencia del actuar de nuestro personal con la mayor sensibilidad posible, aplicando la perspectiva de género y debida diligencia en nuestra práctica cotidiana en todos los casos”, dijo a manera de compromiso, el doctor Felipe Takajashi ante la familia de Lesvy y las activistas que acudieron a presenciar la disculpa pública en las instalaciones del Incifo.

En la Recomendación de la CDHDF se indica que el perito médico del Incifo encargado de la necropsia al cuerpo de Lesvy Berlín, Jaime Cruz Huerta, cometió irregularidades en su dictamen al no precisar el tiempo aproximado de la muerte; ni la mecánica de producción y temporalidad de cada una de las lesiones; tampoco mencionó las cicatrices no recientes; no tomó fotografías a todas las lesiones externas e internas descritas y las fotografías que sí tomó no son nítidas.

Además, al ampliar el dictamen de necropsia señaló lesiones que había omitido y sobre el surco en el cuello de Lesvy causado por el cable del teléfono público con el que fue asesinada, indicó que por “errores mecanográficos” había señalado que era de seis milímetros en lugar de 40 milímetros.

La madre de Lesvy, Araceli Osorio, aceptó la disculpa pública del director de Incifo sólo si éste empeñaba su palabra que no habría repetición de los hechos. Osorio, recordó al personal médico forense que se colocó al fondo del auditorio vestidos en sus batas blancas, que su trabajo es la primera prueba esencial para lograr el esclarecimiento en los asesinatos violentos de mujeres.

Sin embargo, recordó que contrariamente, la falta de debida diligencia en la necropsia de Lesvy, ayudó a reforzar la teoría de que Lesvy cometió un suicidio.

“Ustedes, y nosotras, somo testigos a lo largo de la historia, que el cuerpo de nuestras y nuestros deudos como proceso de transición al que no conocemos, es respetado y honrado desde el primer momento, incluso generacionalmente, por lo tanto, es nuestro deber y sobre todo de ustedes expertos, expertas, del quehacer científico, ser parte de su digna trascendencia, toda vez que sus cuerpos lastimados y vulnerados, no se quedan así en espera de verdad y justicia, sino que confían en nosotras y ustedes, para ello”.

Al terminar Araceli Osorio su discurso resonó en el auditorio un duradero aplauso. Prosiguió Irinea Buendía, madre de Mariana Lima también víctima de feminicidio, quien fue la testigo social de la disculpa pública.

Irinea expresó que “Las necropsias no tienen sentido si lo que hacen los médicos es un intento de ocultar la verdad de los hechos, lo que es una clara violación al acceso a la justicia”.

La ahora defensora de Derechos Humanos y y por quien la Suprema Corte de Justicia de la Nación emitió una sentencia por la que se obliga a investigar toda muerte violenta de una mujer con perspectiva de género, dio un amplio discurso de las malas prácticas que comenten los médicos forenses, como no utilizar los materiales adecuados para realizar las necropsias, su falta de sensibilidad con los familiares de las víctimas y la falta de respeto a los cuerpos.

A lo largo de las frases contundentes de Irinea se escuchaban bullicios de molestia por parte de los médicos forenses del Incifo, quienes estallaron al finalizar la ceremonia.

Afuera del auditorio el perito Iván Escartín Garrido acompañado de otros trabajadores y trabajadoras, dijo sentirse molesto “por lo que se llevó acabo en el lugar donde labora”, pues tenía “10 años de experiencia” y negó que dieran un trato irrespetuoso a los cuerpos que reciben.

A los reclamos de los médicos, la madre de Lesvy recordó que las negligencias que cometieron en el feminicidio de su hija están asentadas en la recomendación de la CDHDF, mientras Irinea Buendía señaló que la experiencia de una década en la lucha de justicia y acompañamiento a familias de feminicidio, le permiten sostener las acusaciones de las malas prácticas que se tienen en los servicios forenses.

Esta disculpa pública es la segunda que recibe la familia de Lesvy Berlín. El pasado 2 de mayo la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJDF), también pidió perdón a la familia por las negligencias y omisiones que cometió en el caso.

19/HZM/LGL