Inicio Incontinencia urinaria afecta más a las mujeres

Incontinencia urinaria afecta más a las mujeres

Existe un acuerdo entre las y los especialistas respecto a que la incontinencia urinaria (IU), pérdida involuntaria de orina, afecta a un gran número de personas, la mayoría de ellas son mujeres.

La IU se puede manifestar en diferentes circunstancias, con varios niveles de severidad y en relación con etiologías (origen de la enfermedad o el fenómeno) distintas. Y aún cuando uno de los riesgos mayores para ambos sexos es la edad, en el caso de las mujeres se puede presentar luego de un embarazo y/o en la menopausia.

El parto vaginal, uso de fórceps, una o un recién nacido de gran tamaño, la obesidad y el déficit estrogénico son varias de estas causas.

En la web se informa que el rango mayor de prevalencia de la IU en las mujeres es entre 5 y 45 por ciento, y en los hombres entre el 1 y 39 por ciento.

Tener IU altera la vida en al menos el 6 por ciento del total de las personas y la mitad oculta el problema. Es más frecuente a medida que se avanza en edad, entre los 60 y 79 años afecta a 23 por ciento de las mujeres y 19 por ciento de los hombres; a los 80 años el 46 por ciento de las mujeres y el de 34 por ciento de los hombres (www.fisterra.com).

Niñas con incontinencia podrían desarrollar vejiga hiperactiva. Las mujeres que tuvieron problemas urinarios durante la niñez son más propensas a desarrollar una vejiga hiperactiva, mostró un nuevo estudio realizado en Estados Unidos, se informa en www.incontinenciaurinaria.com.

Los resultados de la investigación sugieren que tratar los síntomas urinarios durante la infancia podría prevenir los trastornos en la edad adulta, sostuvo el equipo dirigido por la doctora Mary Pat Fitzgerald, del Centro Médico de Loyola University, en Maywood, Illinois.

Los investigadores encuestaron a 2 mil 109 mujeres de entre 40 y 69 años sobre sus problemas urinarios actuales y también les preguntaron si habían tenido este tipo de inconvenientes durante la infancia: 29 por ciento de las mujeres consultadas dijo sufrir IU o pérdida de orina, al menos una vez a la semana. En tanto, un 12 por ciento dijo que la padecía diariamente.

De acuerdo con el estudio, publicado en HealthDay y traducido por Hispanicare, las mujeres que han tenido una alta frecuencia urinaria en la niñez se mostraron dos veces más propensas a sufrir incontinencias por urgencia en la edad adulta, mientras que las que de niñas se hacían pis en la cama, resultaron dos veces más propensas a seguir haciéndolo en la edad adulta.

“Las participantes en la investigación con incontinencia infantil diurna y nocturna manifestaron más del doble de probabilidades de padecer incontinencia por urgencia en la adultez”. No se encontró, sin embargo, ninguna relación entre la IU por estrés en la edad adulta y los síntomas urinarios presentes durante la infancia.

Las y los especialistas hacen una clasificación de la UI por esfuerzo, urgencia, mixta (esfuerzo y urgencia), rebosamiento y urinaria transitoria. El artículo de HealthDay señala la UI por estrés con síntomas parecidos cuando es por esfuerzo.

La incontinencia por urgencia es la incapacidad de controlar la orina que viene acompañada por un deseo urgente de orinar, mientras que la incontinencia por estrés es la pérdida de orina al toser, sonarse la nariz, levantar objetos o hacer ejercicio físico, indica.

Los investigadores que realizaron el estudio también descubrieron que las mujeres que habían sufrido infecciones urinarias durante la infancia tenían más del doble de probabilidades de seguir padeciéndolas en la edad adulta.

La relación entre los síntomas urinarios infantiles y la vejiga hiperactiva adulta (VHA) aumenta la posibilidad de identificar de manera temprana a la población en riesgo de sufrir sus síntomas, exponen.

Si nuevos estudios confirman estas observaciones, sería posible la prevención y la intervención temprana, lo que reduciría la enorme carga de la VHA en la edad adulta, agregaron los especialistas de Loyola University (fuente: The Journal of Urology, marzo del 2006).

Acerca de cómo identificar la IU y su tratamiento médico, hablaremos en la próxima entrega.

[email protected]

* Periodista mexicana, narradora oral, facilitadora de grupos, terapeuta con Enfoque Centrado en la Persona y Gestalt e instructora asociada del Sistema Tao Curativo.

11/CV/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content