Inicio Índice de Desarrollo Humano relativo al Género evidencia rezagos en mujeres

Índice de Desarrollo Humano relativo al Género evidencia rezagos en mujeres

Por Kerstin Bognar

En México, las capacidades humanas básicas en las que se incluye una vida larga y saludable, educación, y un nivel de vida digno, están relativamente bien distribuidas entre hombres y mujeres, aunque con una ventaja para los hombres, sin embargo, la representación de mujeres en política y economía está lejos de llegar a un nivel de representación adecuado de la población femenina, según el Índice de Desarrollo Humano relativo al Género (IDG) de este año.

De acuerdo al Informe de Desarrollo Humano presentado esta semana por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en el cual se incluye el IDG y la Medida de Empoderamiento de Género (MEG) la discrepancia más significante entre mujeres y hombres mexicanos se muestra en los ingresos económicos, mientras una mujer ganó en promedio 8 mil 375 dólares en el año 2007, un hombre obtuvo, en promedio, un salario de 20 mil 107 dólares.

El informe refiere que aunque existe cierta equidad en la distribución de las capacidades humanas básicas entre mujeres y hombres en el país, los datos de la Medida del Empoderamiento de las Mujeres (MEG) demuestran que en el ámbito político y económico, el país sigue siendo dominado por los hombres.

Para la Medida de Empoderamiento de Género se consideran por ejemplo el porcentaje de los escaños parlamentarios ocupados por mujeres, la tasa de mujeres legisladoras, altas funcionarias y directivas, la cuota de mujeres profesionales y trabajadoras técnicas así como el porcentaje de posiciones ministeriales ocupadas por mujeres.

En ninguno de los componentes, dice el informe, hay una representación femenina adecuada. Casi el 80 por ciento de los escaños parlamentarios están ocupados por hombres, alrededor del 70 por ciento de los legisladores, altos funcionarios y directivos son masculinos.

A pesar de que la MEG indique “una mejora” en el empoderamiento de las mujeres mexicanas en comparación con los datos de 2005, cabe mencionar hechos recientes que demuestran lo contrario, como la renuncia de ocho diputadas federales, el 3 de septiembre de este año, a menos de 72 horas de iniciados los trabajos de la LXI legislatura, para ceder sus escaños a hombres.

El índice tampoco evalúa factores cualitativos, como los obstáculos que enfrentan las mujeres cuando quieren ser candidatas a algún puesto. Una investigación realizada durante las pasadas elecciones del 5 de julio por el Programa Interdisciplinario de Estudios de la Mujer (PIEM) y de El Colegio de México (COLMEX) destaca que las mujeres al interior de sus partidos todavía encuentran poco o nada de apoyo económico, guerra sucia, machismo, amiguismo y compadrazgo, ocultamiento de información, acoso sexual e incumplimiento de estatutos internos y cuotas.

El ranking en este rubro es encabezado por países escandinavos: Suecia, Noruega, Finlandia y Dinamarca ocupan los primeros cuatro lugares con puntajes entre 0.909 y 0.896. Esos países han adoptado la potenciación de la mujer como política nacional.

Los índices mencionados fueron elaborados por primera vez en el Reporte de Desarrollo Humano de 1995. Mientras que el IDG se focaliza en la expansión de capacidades, la MEG se refiere al uso y aprovecho de ellas.

A pesar de que falten varios factores difíciles de medir, los índices ubican el problema de la desigualdad de los géneros en el temario social, y representan medidas para evaluar el progreso hacia el tercer objetivo de desarrollo del Milenio proclamados por las Naciones Unidas (ONU): promover la equidad de género y el empoderamiento de las mujeres.

Cabe recordar que el IDG mide los adelantos generales logrados por uno y otro sexo en las siguientes variables: esperanza de vida al nacer, tasa de alfabetización de adultos, tasa de matriculación bruta combinada en educación y el ingreso percibido estimado.

Un valor de 1.0 refleja un adelanto máximo en la capacidad básica, con perfecta igualdad entre los sexos.

De acuerdo con el Informe sobre IDH-elaborado con datos de 2007- en el ranking de 155 países, México se sitúa en el lugar 48 con un IDG de 0.847, subiendo tres lugares en comparación al último publicado en el 2007-2008, el cual se elaboró con datos del 2005.

Cabe destacar que el índice refleja sólo lo que es mensurable y, por consiguiente, no abarca otras dimensiones importantes de la desigualdad en la condición de mujeres y hombres, como la participación en la vida comunitaria y en la adopción de decisiones, el consumo de recursos dentro de la familia, la dignidad y la seguridad personal.

El mejor resultado de este ranking lo obtuvo Australia, con un IDG de 0.966, mientras que Nigeria tiene el nivel de desarrollo humano relativo al género más bajo. El país del África occidental obtuvo un IDG de 0.308.

09/KB/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content