Inicio Indígenas no usan anticonceptivos en su primera relación sexual

Indígenas no usan anticonceptivos en su primera relación sexual

Por la Redacción

Las edades en que las mujeres de entornos rurales y urbanos inician su vida sexual y su maternidad están vinculadas con las desigualdades sociales y económicas que persisten en México, según la revista Estudios Demográficos y Urbanos, del Centro de Estudios Demográficos, Urbanos y Ambientales (CEDUA).
 
En el número 26 de la revista se publica el artículo “Género e iniciación sexual en México”, en el que se señala que existen dos patrones constantes entre las mexicanas con respecto a la edad y condiciones bajo las cuales inician su vida sexual.
 
Ambos patrones a la vez que están marcados por comportamientos distintos a los de los varones (que inician su vida sexual a más temprana edad y comúnmente fuera de una relación estable), están diferenciados por las condiciones sociales y económicas de las mujeres, se advierte en el texto con datos de la Encuesta Nacional de Salud Reproductiva (Ensar) 2003.
 
Realizado por Olga Rojas, doctora en Estudios de Población por El Colegio de México, y José Luis Castrejón, maestro en Antropología Física, en el artículo se define que el inicio de la vida sexual de las mujeres casi en su totalidad se presenta en contextos de relaciones amorosas (63 por ciento en una relación marital y 34 por ciento durante un noviazgo), condición que deriva en que apenas en un 14 por ciento de las primeras experiencias sexuales se utilice algún método anticonceptivo.
 
Para las mujeres de entornos rurales o indígenas, pertenecientes a estratos económicos bajos, la primera experiencia sexual se da antes de los 16 años con hombres que comúnmente son mayores que ellas, y dentro de la primera unión conyugal.
 
El 98 por ciento de las mujeres indígenas no utilizó algún método anticonceptivo durante su primera relación sexual y apenas el 4 por ciento de las mujeres de entornos rurales lo hizo, por lo cual el inicio de la maternidad está estrechamente vinculado con el inicio de la vida sexual.
 
De acuerdo con los especialistas, las mujeres de estos entornos viven esta experiencia “sin plena conciencia o voluntad y bajo la fuerte presión que ejerce sobre ellas el novio o el esposo”.
 
Por otro lado las mujeres jóvenes que habitan en los ámbitos urbanos, comúnmente de estrato social medio o alto, se caracterizan por la iniciación de la vida sexual después de los 16 años, aunque igualmente en su mayoría dentro del contexto del noviazgo.
 
El porcentaje del uso de algún método anticonceptivo también es bajo (asciende apenas al 20 por ciento), pero la primera unión conyugal se da entre uno o seis años después de la primera experiencia sexual.
 
Estas diferencias entre sectores pueden deberse, según los autores, a que en los ámbitos urbanos las mujeres tienen más posibilidades de trasladarse de un lugar a otro; así como acceso a mayores niveles de escolaridad, y diversidad de opciones de vida.
 
El CEDUA está adscrito al Colegio de México y tiene como propósito realizar y promover investigación y docencia en estudios sobre población y la urbanización en México y América Latina.
 
13/AZM/RMB/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content