Inicio » Agenda » Libres de Violencia » Indultan en Estados Unidos, a víctima de violencia sexual

Indultan en Estados Unidos, a víctima de violencia sexual

Por la Redacción
violencia_repdom_mujerquelucha_blogspot_mx

Cyntoia Brown, sobreviviente de comercio sexual en Estados Unidos y quien lleva 15 años en prisión por matar a quien pagó por tener sexo con ella, será liberada el 7 de agosto 2019 por orden del gobernador de Tennessee. Bill Haslam la indultó, después de años de campañas por parte de activistas sociales, y también famosas como Rihanna y Kim Kardashian quienes se pronunciaron a su favor.

Organizaciones sociales celebraron la decisión como una victoria, después de años de llamar la atención sobre su caso. Recién el 5 de enero, activistas protestaron enfrente de la oficina del gobernador de Tennessee para que la perdonara hasta que el lunes 7 de enero, Bill Haslam dio a conocer que conmutaría la pena de Brown.

El caso de la joven se volvió viral después de que salió un documental sobre ella en 2011. Varias personas famosas, entre ellas la cantante Rihanna, Kim Kardashian o el jugador de basquetbol LeBron James abogaron a su favor, preguntándose por qué Brown no había sido sentenciada como joven y con perspectiva de género, y si la sentencia era síntoma de un racismo sistemático que deja tasas desmedidas de personas afrodescendientes en reclusorios en Estados Unidos.

Cyntoia Brown tenía 16 años cuando fue víctima de comercio sexual. Su vida nunca había sido fácil, su madre biológica consumía drogas durante el embarazo, y la joven corrió de su casa adoptiva para vivir con su proxeneta, un hombre que se llamaba Cut Throat (“Cortagarganta” en inglés), en un motel en Tennessee.

Cut Throat abusaba de ella, la violaba a punta de arma, y la forzó a la prostitución, de acuerdo con el testimonio de Brown. En agosto de 2004, un agente de bienes raíces de 43 años de edad llamado Johnny Allen, acordó pagarle 150 dólares (aproximadamente 2 mil 800 pesos mexicanos) para tener sexo con ella en su casa, en la ciudad de Nashville, Tennessee.

El hombre era aficionado a las armas y le mostró su colección, lo que la intimidó. Brown narró en el documental que cuando Allen volteó para sacar algo debajo de la cama, pensó que buscaría un arma de fuego. Sacó la pistola que su proxeneta le había dado y le tiró. Después se dio la fuga con dos armas y el dinero de Allen.

Después de ser detenida, Brown confesó el crimen. Una corte la sentenció como adulta, a pesar de tener 16 años cuando cometió el delito, pero nunca se tomó en cuenta su historia como víctima de violencia sexual. Los magistrados la hallaron culpable de homicidio en primer grado y robo agravado. Fue sentenciada a prisión de por vida y sólo tendría la oportunidad de pedir su libertad condicional a los 69 años.

Después del caso de Cyntoia Brown, las leyes de Tennessee cambiaron. Las menores de 18 años de edad ya no pueden ser clasificadas como “prostitutas”, sino como víctimas de explotación sexual comercial. Bajo esta ley, Brown no habría sido sentenciada a cadena perpetua.

Las organizaciones sociales que lucharon por su liberación argumentaron que la sentencia contra la entonces menor de edad fue cruel  e inconstitucional. Llamaron la atención a las condiciones de vulnerabilidad que vivió, y a que muchas mujeres en Estados Unidos, como Brown, carecen de acceso a la justicia.

Refirieron también que tanto las audiencias iniciales como los procesos de apelación se hicieron sin perspectiva de género. Por ejemplo, el fiscal que logró la pena contra Brown, Jeff Burks, dijo en 2018 que ella era una persona peligrosa. “Es bonita, inteligente y elocuente, porque la gente ha decidido apoyar su causa. No olvidemos su crimen”, opinó.

Los medios describen a Brown como una mujer en reclusión ejemplar, quien terminó su educación escolar y empezó a estudiar. La joven emitió una declaración a través de sus abogados, en la que agradeció al gobernador por indultarla, y dijo que quería terminar su licenciatura antes de salir en agosto.

Prometió “justificar la fe que puso en mí”, y anunció que quería dedicar su vida a ayudar a personas jóvenes. “Espero poder ayudar a otras niñas para que no terminen donde yo estuve”, dijo.

Brown quedará bajo libertad condicional a partir del 7 de agosto, durante 10 años no podrá violar ninguna ley estatal ni federal, debe demostrar que tiene un trabajo y participar con regularidad en sesiones de consejería.

19/SG/LGL

 

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más