Inicio Inequidad social agudizó infancia en situación de calle

Inequidad social agudizó infancia en situación de calle

Por Román González

La inequidad social generó el incremento de la población de niñas, niños, adolescentes y jóvenes en situación de calle, ascendiendo a 14 mil 300 y con ello el desprecio a su condición y negación de sus derechos, aseveró la directora del Instituto de Asistencia e Integración Social (IASIS), Rosa Márquez.

Durante el Foro sobre Los Derechos de las Niñas y Niños en Situación de Calle, organizado por las comisiones unidas de Desarrollo Social y Atención a Grupos Vulnerables de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), Márquez dijo a su situación de calle se agudiza su consumo de drogas.

La funcionaria de esa instancia que depende de la Secretaría de Desarrollo Social del gobierno capitalino, destacó que la explotación y el trabajo infantil en sus formas más abusivas, junto con la pobreza, son la antesala de otra forma de existencia cruel que están en las grandes ciudades del país: Su condición de calle.

Lo anterior, según Márquez, son factores que han contribuido a que las y los menores huyan del hogar o de ambiente infernal donde impera la violencia, pero también y muy marcados el hambre, las privaciones y carencias de todo tipo, con su respectiva carga de frustración y rencor.

La directora del IASIS, explicó que en este segmento de la población, se deshumaniza y configura un contexto de aparente “libertad silvestre” en el que se sufre hambre, frío, desprecio y violencia, enfermedades, drogadicción, explotación y proclividad al delito.

Destacó que a varios años de distancia ya hay parejas que dieron lugar a una nueva generación de niñas y niños de la calle. “No siempre mantienen a sus críos en tales condiciones. En muchas ocasiones los entregan a sus familiares y sólo los visitan, en otros los han dejado en custodia de algunas instituciones de tipo asistencial”.

Además, la convivencia en calle de estos menores con adultos que los utilizan y explotan incluso sexualmente, es altamente nociva, pues dicha convivencia es de dominio y control, con inducción a conductas aberrantes.

2004/RG/GV/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content