Inicio Inicia en Brasil III Congreso Mundial contra la ESCI

Inicia en Brasil III Congreso Mundial contra la ESCI

Por Redaccion

Ayer inició el III Congreso Mundial contra la explotación sexual infantil en Río de Janeiro, Brasil, en el marco de la conmemoración de los 60 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, informó la organización Infancia Común en un comunicado.

Se trata del primer Congreso Mundial de este tipo que tiene lugar en un país latinoamericano, ya que los anteriores se realizaron en Estocolmo (1996) y en Yokohama (2001).

Al evento asistieron alrededor de 3 mil 400 participantes, representantes de 137 países, entre ellos México. También participarán 300 adolescentes y más de 90 jóvenes. Estuvieron también 70 ministras y ministros de Estado entre los que destacan: la Reina Silvia de Suecia y el presidente brasileño Luis Ignacio Lula da Silva.

A partir de considerar la explotación sexual infantil como una de las peores violaciones a los derechos humanos que debe erradicarse, las y los asistentes dedicarán esta semana a buscar soluciones con una visión integral y en un diálogo intergubernamental pero también con empresarios, grupos religiosos, organizaciones de la sociedad civil, etc.

Es de llamar la atención que la dinámica del evento permitirá la participación democrática de adolescentes y jóvenes, que en otras ocasiones no se habían considerado.

CIENTOS DE MILES DE VÍCTIMAS

Por su parte la directora ejecutiva del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), Kate Donovan, afirmó, dice un comunicado la agencia Cerigua, que cientos de miles de niñas y niños son víctimas cada año de explotación sexual comercial infantil. Los más vulnerables son niñas y niños pobres a quienes este delito deja cicatrices muy profundas, mentales y físicas sin posibilidades de ser recuperadas.

Igual la sufren niñas y niños; es muy frecuente que se contagien de VIH/SIDA; las menores de 15 años frecuentemente mueren al dar a luz. Es importante que haya leyes y castigos para detener este gravísimo problema. La Explotación sexual es una forma de control sobre niñas, niños, adolescentes y mujeres.

Reconoció los avances tecnológicos que se han desarrollado hasta ahora, que de manera paralela han servido para que las redes de delincuencia enganchen a niñas, niños y adolescentes en la explotación sexual; la cultura del consumo también ha sido un factor facilitador para alimentar este problema.

La explotación sexual constituye una grave violación a los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes, indicó Ann Veneman, pues causa daños psicológicos y físicos a miles de menores de edad en el mundo y disminuye sus esperanzas de tener una vida digna.

Según la funcionaria internacional, las agresiones sexuales son la manifestación máxima de un abuso de poder, las cuales deben ser erradicadas urgentemente.

ACABAR CON HIPOCRESÍA RELIGIOSA

En su intervención, el Presidente brasileño cuestionó a quienes se oponen a una educación sexual infantil que contribuya a la prevención y convocó a las familias a participar en esta labor: “Es preciso acabar con la hipocresía religiosa”, dijo.

Llamó también a abordar el problema tomando en consideración la pobreza y el papel de los medios de comunicación como promotores de sexo y violencia. Finalmente, anunció la firma de una nueva ley que incrementará las penas en casos de pornografía a través de Internet.

Además invitó a tener “un poco de radicalismo para que este mundo sea más humano y menos animal… Este problema es una vergüenza de la especie humana”, finalizó.
08/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más