Inicio Inician en Oaxaca homenajes a Dolores Castro

Inician en Oaxaca homenajes a Dolores Castro

Por Soledad Jarquín Edgar

Con un emotivo homenaje iniciaron esta semana en esta comunidad istmeña una serie de reconocimientos para la maestra Dolores Castro, al celebrarse este año el 80 aniversario de su natalicio, en el marco de la Semana Cultural “Por las Mujeres…”

Muy lejos de la tierra que la vio nacer, la maestra de muy diversas generaciones de poetas y periodistas, recibió este fin de semana un reconocimiento por su trabajo literario y su contribución a las letras mexicanas en las que siempre ha reflejado problemáticas humanas y los acontecimientos del corazón y la razón.

Con su voz clara y fortaleza física, Dolores Castro caminó por las calles de esta ciudad de casas blancas y tejas rojas, que contrastan con la alegría de los huipiles multicolores de las mujeres, hasta llegar al DIF Tehuantepec, que la esperaba adornado con papel picado y el correr de la gente para ultimar los detalles.

La presidenta del DIF Tehuantepec, Georgina Meneses García, se refirió al trabajo realizado por la poeta nacida en Aguascalientes en 1923, y quien como pocas mujeres de su tiempo estudió la licenciatura en Derecho y la maestría en Letras en la Universidad Nacional.

Además, Dolores Castro realizó estudios de Estilística e Historia del Arte en la Universidad de Madrid; de Lingüística y Literatura en la Asociación Nacional de Universidades e Institutos de Enseñanza Superior, y de Radio en el Instituto Latinoamericano de Comunicación Educativa.

Meneses García, quien junto con el alcalde tehuantepecano Martín Vásquez Villalobos, entregó reconocimientos a otras mujeres de la región, afirmó que la maestra Dolores Castro es ejemplo para las mujeres del mundo.

MUJER EJEMPLO DUEÑA DE SUS PALABRAS

Se trata de una mujer de espíritu libre, con alegría de vivir y comprometida con las nuevas generaciones, capaz de construir un nuevo acervo, mujer ejemplo y dueña de sus palabras que comparte con el mundo.

La presidenta del DIF resaltó la fortaleza de Dolores Castro, quien a sus 80 años puede hacer un largo recuento de su vida, de los obstáculos vencidos, para acuñar profundidad y sabiduría a cada uno de sus escritos.

En el patio de la vieja casona, ahora restaurada para albergar el DIF de Tehuantepec, Dolores Castro habló a través de sus poemas de su hermana, de la casa que la vio nacer y crecer en los primeros años en Zacatecas y del viejo Huisache, un árbol que entiende cuándo vivir y cuándo morir de sed en el desierto.

Dolores Castro es autora de diversas publicaciones como Evocación y Poesía; Rosario Castellanos, El Verso, la Palabra y el Recuerdo.

También ha escrito Novelas como La Ciudad y el Viento; y libros de poesía como El Corazón Transfigurado, Dos Nocturnos, La Tierra Está Sonando, Cantares de Vela, Soles, Sonar en el Silencio y algunas obras de teatro en colaboración con Efrén Hernández, Rosario Castellanos y Marco Antonio Millán: Dichas y Desdichas de Nicolás Méndez.

En su libro No es el Amor el Vuelo, una antología poética, se dice que la maestra Dolores Castro pertenece a una de las más nutridas generaciones de escritores que haya tenido México durante el siglo XX, los cuales se empezaron a escribir en los 50 pero que nacieron en la década de los años 20.

A esta novelista y poeta mexicana se le ha caracterizado como una “devota de la sencillez pero enemiga de las concesiones”, Su poesía es difícil en tanto que no desea perdurar en la memoria, mediante el efecto de sonoridad sino por la creación de una imagen…

El reto primero fue certificar, a través del verso, la intensidad de aquellos momentos en que el contacto con cosas mínimas despierta el asombro y dar fe de ello, pero con la conciencia plena de que tales emociones no se transmiten a través del lenguaje sino a pesar de él.

Después emocionada, escuchó a la juchiteca Marina Meneses la traducción al zapoteco de uno de sus poemas, caminó en el mercado para comprar su huipil y su “rabona” de color naranja y observó en el mar “las maravillosas cosas que nos da la vida”.

RECONOCIMIENTO A MUJERES

La presidenta del DIF Tehuantepec, Georgina Meneses, entregó además reconocimientos a la pintora oaxaqueña Justina Fuentes, a la enfermera militar Fernanda Sánchez Márquez y la periodista Sara Lovera.

Justina Fuentes la “Mujer Color” inauguró la exposición pictórica, Aquí Estoy, en la que plasma la imagen de mujeres mirando el horizonte, fue reconocida por su contribución a la plástica y su destacada generosidad a favor de la construcción de la casa de Las Abuelas y Los Abuelos, que el DIF de Tehuantepec construye en la agencia municipal de Tagolaba.

La pintura, dice Justina, es un camino largo que recorre el interior de las personas, en ella, las mujeres están serenas mirando el horizonte y lo que ella proyecta no son sino los momentos de serenidad que proyecta la artista.

Sus cuadros son mujeres istmeñas a quienes el viento les mueve la rabona o la enagua frente al mar, mujeres de alcatraces, de luna, mitad peces o sirenas, mundos absurdos y reales.

La “mujer color” y su diminuta figura confiesa graciosa que es recurrente la pregunta: “¿y tú Justina, tan chiquita, como le haces para pintar mujeres tan grandes?” Su rompe toda solemnidad: “pues me subo en un banquito”.

Justina Fuentes ha presentado su obra en diversos países como Francia, España, Alemania, Inglaterra, Holanda, Australia, Corea, Japón, Canadá, Estados Unidos, Argentina y México y ha sido compartido exposiciones unas 200 veces con otros artistas plásticos.

La exposición pictórica de Fuentes, presentada por primera vez en Tehuantepec, de donde ella siente ser parte de la cuna de sus mujeres, donde piensa que sus mujeres están felices de sentir y respirar el aire que da vida a sus faldas.

En el mismo acto fue reconocidas Fernanda Sánchez Márquez, enfermera militar y conocida en Tehuantepec como “la Coronela”, por romper con la costumbre de hacer lo mismo de siempre.

La Coronela afirmó que su deseo era superarse y encontró en la carrera militar el camino, un camino distinto “y por ello invisibilizado en las fuerzas armadas” completaría más tarde la periodista Sara Lovera.

Actualmente Sánchez Márquez realiza una amplia labor social en la tierra que la vio nacer y ha donde regresó para ayudar a sus paisanos y paisanas.

Georgina Meneses entregó un reconocimiento a la que llamó “la periodista de las mujeres istmeñas, en la persona de Martha Izquierdo, quien se ha distinguido por abrir los espacios de radio y prensa para plantear la problemática de las mujeres de la región.

La corresponsal del diario Noticias e integrante de la Red Nacional de Periodistas agradeció el reconocimiento “no esperado”, al tiempo de señalar la importancia de los medios de la región que además de difundir noticias deben contribuir a la formación de una sociedad más justa y equitativa para todos y todas.

SJ/MEL

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más