Iniciativa para evitar que prescriban delitos sexuales

VIOLENCIA
    Se busca proteger a la niñez
Iniciativa para evitar que prescriban delitos sexuales
Por: Soledad Jarquín Edgar
cimac | Oaxaca.- 29/01/2004

La violación o agresión sexual antes de los 12 años es un acto que marcará la vida de la víctima, por lo que es necesario ampliar el término de la prescripción de este delito de 10 a 16 años, aseguró en entrevista para Cimacnoticias el sexólogo Mario de Jesús Arias Cruz.

El especialista, quien espera respuesta de la Legislatura local a una iniciativa enviada hace seis meses, explicó que ésta propone modificaciones al Código Penal del Estado de Oaxaca y al Código de Procedimientos Penales del Estado Libre y Soberano de Oaxaca.

Arias Cruz indicó que el abuso sexual debe ser considerado tan grave como la violación sexual, pues ambos afectan el desarrollo psicosexual de las personas.

La agresión sexual, sostiene el entrevistado, es un mecanismo en cadena, por lo general los transgresores son personas que fueron victimas agredidas y repiten la misma conducta como una muestra de venganza.

En ese sentido, afirma que es necesario romper con esa cadena y que la sociedad tenga mecanismos para exigir que las niñas y los niños sean protegidos.

Sin embargo, "temas más importantes" han impedido que los diputados analicen la iniciativa después de seis meses de su presentación, lo que propicia que personas adultas agredidas sexualmente en su infancia no cuenten con una ley que los proteja o que el agresor sepa que siempre habrá algo pendiente con la justicia.

El sexólogo añadió que la iniciativa de reforma nació ante el alto número de pacientes, mujeres y hombres, que sufrieron violación sexual, abuso sexual o abuso psicológico sexual en la infancia y estimó que de cada 10 pacientes entre siete y ocho años tuvieron una experiencia de este tipo antes de cumplir los 12.

De acuerdo con información obtenida mediante estadísticas de la Procuraduría General de Justicia de Oaxaca, del total de delitos de abuso sexual perpetrados entre enero y agosto de 1992, un 41 por ciento se cometió en contra de un menor de edad.

Las personas que sufrieron algún tipo de abuso sexual durante su niñez, en la edad adulta enfrentan traumas intensos con consecuencias sumamente destructivas para la estructuración de su personalidad, generados por sentimientos de desvaloración que afectan todos los ámbitos de su vida, sobre todo influyen en la madurez de su vida sexual.

Es recomendable que la o el paciente presente una denuncia, sin embargo, existen casos en los que el delito es sentenciado después de 10 años de haber sido cometido, lo cual genera sentimientos de frustración y desprotección en las personas.

Las secuelas

Por lo general, las personas que han sido abusadas sexualmente durante la infancia enfrentan problemas al iniciar su actividad sexual, lo que provoca disfunciones sexuales en la fase adulta; mismas que se conocen como frigidez o ninfomanía en el caso de las mujeres, y como impotencia eréctil en los hombres.

Arias Cruz es contundente al señalar "los casos clínicos tratados me llevan a determinar que las consecuencias o daños psicológico-sexuales son irreparables". También aseguró que los agresores sexuales de menores no deben, bajo ninguna circunstancia, quedar sin castigo".

Por último, consideró necesario llevar a cabo estas reformas porque permitirían una prevención general, que genera la ley penal, es decir, la intimidación y la disuasión del delincuente al saber que su conducta puede ser castigada sin el obstáculo de la prescripción del delito.

04/SJE/GBG